Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad MARTES 18 4 2006 ABC La tragedia de Chernobil deja nueve mil muertes por cáncer en veinte años Cinco mil personas han desarrollado un tumor, según un informe de la OMS ABC MADRID. La tragedia de Chernobil sigue cobrándose víctimas, dos décadas después del peor accidente nuclear de la historia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó ayer en Nueva York un amplio informe donde evalúa el impacto que la explosión del reactor nuclear tuvo en la salud de los Jong Wook Lee, director de la OMS habitantes de Bielorrusia, Rusia y Ucrania, las zonas directamente afectadas por el desastre. El informe calcula que en estos años el cáncer ya se ha cobrado más de 9. 000 muertes entre las personas que participaron en las operaciones de evacuación y limpieza de la planta nuclear. También documenta que unas 5. 000 personas, niños y adolescentes en el momento de la explosión, han desarrollado en este tiempo un cáncer de tiroides y se esperan nuevos casos durante las próximas décadas. El tiroides es uno de los tejidos más sensibles al tipo de radiación a la que estuvieron expuestas las poblaciones cercanas a Chernobil, aunque no se descarta la aparición de otras enfermedades cancerígenas como la leucemia. La experiencia de Hiroshima y Nagasaki, donde se incrementaron claramente los casos de leucemia por los efectos de la bomba atómica, hacía temer la aparición de cánceres de la sangre en Bielorrusia, Rusia y Ucrania. Sin embargo, en el informe que presentó ayer la OMS se asegura que no hay evidencias directas entre el accidente de Chernobil y un aumento del número de leucemias y otros tumores sólidos, como el cáncer de mama. No obstante, los investigadores que han realizado este estudio no descartan totalmente que la población expuesta a esta radiación tenga un mayor riesgo de padecer alguna enfermedad oncológica y aconseja seguir de cerca a los afectados. También se apunta la relación entre la tragedia de hace veinte años y un mayor riesgo de padecer otros problemas de salud como cataratas, enfermedades cardiovasculares, malformaciones congénitas y un deterioro de la salud mental. Apoyo a los supervivientes El informe de la agencia de Naciones Unidas sí pone cifras al impacto en salud que la tragedia tuvo en las personas que colaboraron en las labores de limpieza y evacuación de los residentes en las zonas próximas al lugar del siniestro. Además de los fallecidos en el momento de la explosión, el documento asegura que 9.000 de los trabajadores que participaron en las tareas de rescate han fallecido a consecuencia de un cáncer por la exposición a la radiación. Tras el accidente, fueron evacuadas 116. 000 personas y 230. 000 más fueron trasladadas de las áreas más contaminadas en los años siguientes. Más de cinco millones de personas viven todavía hoy en zonas contaminadas por los materiales radiactivos y muchas de ellas padecen altos niveles de ansiedad y trastornos inexplicables, además de una salud débil. Tras presentar el documento, el director de la OMS, Jong- Wook Lee, recordó la necesidad de apoyar a los supervivientes que siguen sufriendo los efectos del accidente: Mientras trabajamos para reconstruir el futuro, no debemos olvidarnos de las familias de quienes murieron como resultado del accidente, ni de quienes continúan sufriendo las consecuencias de la exposición a las radiaciones El nuevo informe suministra información útil para que los países afectados tomen las decisiones de salud pública pertinentes.