Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 18 4 2006 Nacional 23 Comienza el juicio a tres policías por la detención de dos militantes del PP La supuesta agresión a Bono en una manifestación de AVT provocó los hechos no considera delito el traslado de los militantes a Comisaría, pero el PP, como acusación particular, pide diez años de cárcel para uno de los implicados AGENCIAS MADRID. La Audiencia Provincial de Madrid juzgará a partir de hoy a tres policías acusados de la presunta detención ilegal de dos militantes del PP tras una manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) el 22 de enero de 2005, en la que el ex ministro de Defensa José Bono fue increpado. En el banquillo se sentarán por este caso el jefe de la Brigada de Información de Madrid, Rodolfo Ruiz, y otros dos agentes. La Fiscalía de Madrid no acusa a ninguno de los tres imputados al considerar que los hechos que ocurrieron en el transcurso de la manifestación no son constitutivos de delito. Sin embargo, el PP ejerce la acusación en nombre de los dos militantes de Las Rozas agredidos, Isidoro Barrios y Antonia de la Cruz, y del secretario general del b El fiscal Un turbio incidente partido en Madrid, Francisco Granados, y pide 10 años menos un día de cárcel para el comisario acusado de detención ilegal, falsedad en documento público y coacciones, así como su inhabilitación especial durante ocho años. Para los otros dos policías, solicita penas de entre cuatro y ocho años por detención ilegal y falsedad en documento público. Además, reclama que los acusados indemnicen a los dos militantes del PP con 24.000 euros, 12.000 para cada uno, que se destinarán a la AVT por deseo expreso de los supuestamente perjudicados. Increpados y zarandeados Según el escrito del fiscal, el 22 de enero de 2005, con motivo de la manifestación convocada por la AVT se estableció el correspondiente dispositivo y en el transcurso de la marcha, los policías observaron que Bono y la eurodiputada socialista Rosa Díez estaban siendo increpados por alguno de sus asistentes, incluso llegando en algunos momentos a ser zarandeados El fiscal añade también que diversos policías manifestaron que escucharon insultos hacia el ministro y ob- servaron empujones y zarandeos contra el círculo de seguridad, así como gestos y actitudes agresivas hacia las personalidades que protegían por parte de un grupo de personas que se encontraban junto a ellos Además, el escrito fiscal recuerda que en las imágenes de la manifestación ofrecidas por varios medios de comunicación se observó a un grupo numeroso de personas rodeando a Bono e increpándole. A escasos metros del entonces ministro se vio a Isidoro Barrios y Antonia de la Cruz, participando en la situación antes reseñada según el fiscal, quien precisa que el primero aparecía alzando el palo de una bandera de España. A raíz de esto, indica el escrito, el instructor del caso dispuso que se les trasladase a las dependencias policiales para delimitar su presunta vinculación con los hechos. Sin embargo, el PP en su escrito de acusación señala que el 24 de enero, mientras en comisaría se veían las imágenes grabadas por las televisiones, el jefe de sección dijo al comisario jefe: Jefe, no se ve nada a lo que éste respondió: Si el ministro dice que le han pegado, le han pegado Isidoro Barrios ABC Los militantes del PP Isidoro Barrios y Antonia de la Cruz fueron detenidos el 22 de enero de 2005 tras la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) en Madrid, por una supuesta agresión al entonces ministro de Defensa José Bono. Tras estos hechos, tanto Barrios como De la Cruz presentaron denuncia contra los policías por una supuesta detención ilegal, iniciativa en la que están siendo respaldados por el PP, que ejerce la acusación en el juicio. El fiscal no considera delito lo sucedido, pero la acusación particular pide diez años menos un día para el jefe de la Brigada de Información de Madrid, Rodolfo Ruiz por detención ilegal, falsedad en documento público y coacciones, y entre cuatro y ocho años para otros dos policías por detención ilegal y falsedad en documento público.