Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional DOS AÑOS DE LEGISLATURA MARTES 18 4 2006 ABC El Gobierno cifra en la negociación con ETA su apuesta de la legislatura para ganar en 2008 Zapatero estudia llevar al debate sobre la Nación el diálogo con la banda principales compromisos estancados y después de dar por arreglado el Estatuto catalán, el PSOE se prepara para administrar la paz ÁNGEL COLLADO MADRID. Cumplido su primer año en el poder, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero era el Ejecutivo que menos leyes había sacado adelante en las Cortes en toda la historia de la democracia. En el debate sobre el estado b Con el grueso de sus de la Nación celebrado en mayo de 2005 se presentó con ese balance- -su principal hito seguía siendo la retirada de las tropas de Irak- -pero sorprendió al Congreso con una resolución- oferta de negociación a ETA que significaba el entierro del Pacto Antiterrorista y a la que la banda ha respondido ahora con un alto el fuego permanente Zapatero, que ayer cumplió dos años en Moncloa, puso en ese debate los fundamentos de lo que se ha convertido en su principal apuesta para esta legislatura y, más allá, para consolidarse en el poder y abrir una etapa de hegemonía política de mayorías amplias o, en el peor de los casos, de apoyos sólidos con el conjunto de los grupos nacionalistas de todo signo, incluido el que pueda resultar heredero de ETA- Batasuna. El Gobierno, lejos de disimular su objetivo con nuevas ofensivas sobre leyes tan teóricas como la de dependencia o de igualdad lanzadas en los últimos meses, trabaja ya con la hipótesis de fundir en mayo próximo el debate sobre el estado de la nación- -en el que le tocaba hacer balance sobre el ecuador de la legislatura- -con la anunciada comparecencia del jefe del Ejecutivo para explicar la apertura de conversaciones con la banda terrorista. Dependerá de la marcha de las conversaciones con En sólo dos años, se han celebrado cinco macromanifestaciones contra la política de Zapatero El Estatuto catalán sigue sin cumplir los requisitos que fijó el presidente como el amplio consenso ETA. Si se producen las condiciones adecuadas para un final dialogado de la violencia, fundamentadas en una clara voluntad para poner fin a la misma y en actitudes inequívocas que puedan conducir a esa convicción, apoyamos procesos de diálogo entre los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la violencia Así reza la resolución aprobada por socialistas, nacionalistas, independentistas e IU, y sólo rechazada por el PP, que Zapatero se propone desarrollar en la segunda parte de la legislatura. De los principales compromisos adquiridos por el jefe del Ejecutivo en su investidura, sólo el proceso de reforma de los estatutos de Autonomía está en marcha. El catalán es casi un hecho, aunque no se han cumplido los requisitos que en 2004 fijó el propio Zapatero: La legitimidad de las propuestas tiene dos condiciones: el respeto a la Constitución y su aprobación mediante mayorías que supongan un amplio consenso político y social Aunque limado en parte en el Congreso, el texto que tramita el Senado sigue cuajado de causas de inconstitucionalidad y sólo fue apoyado por el 54 por ciento de la Cámara Baja. El nuevo Estatuto catalán- -que el PP considera la ruptura del consenso porque afecta a la arquitectura del Estado y se hace sin el acuerdo entre las dos grandes fuerzas políticas- -ha servido para favorecer el llamado proceso de paz en el País Vasco, según nacionalistas catalanes y vascos- -también ETA- -porque desborda el marco político de 1978. Pero ha tenido un coste de imagen para el PSOE que le ha supuesto un empate técnico con el PP que las últimas encuestas dan por roto en beneficio de los socialistas gracias al alto el fuego de la banda. Capítulo económico al margen, en el que se mantiene el ciclo de crecimiento y superávit, aunque sea por inercia como sostiene la oposición, el panorama de cumplimiento de compromisos políticos se presenta oscuro para el Gobierno. Reformas paradas La reforma de la Constitución está estancada- -el PP sólo considera necesaria la parte de sucesión de la Corona- el cambio en el reglamento del Congreso paralizado, la promesa de liberar del control del Gobierno a RTVE sigue el mismo camino que la de anteriores Ejecutivos y de las 180.000 viviendas baratas que habló Zapatero en su La injerencia en el mundo de la empresa enturbia la labor económica ABC MADRID. La injerencia del poder político en la toma de decisiones empresariales ha enturbiado la labor económica del Ejecutivo en estos dos primeros años de legislatura. El apoyo explícito del Gobierno al intento de Sacyr por entrar en el BBVA y desbancar de la presidencia de la entidad financiera a Francisco González, y más tarde el impulso claro a la opa hostil de Gas Natural sobre Endesa, a la vez que se ponen todos los obstáculos posibles, incluso cambiar las reglas del juego a mitad de partido, a la oferta de la alemana E. ON, han puesto de manifiesto un fuerte intervencionismo gubernamental, pese al compromiso asumido hace ahora dos años de no intervenir en decisiones empresariales. Los resultados en materia económica, sin embargo, han sido más que aceptables. El crecimiento español se ha acelerado notablemente en estos dos ejercicios, con una fuerte creación de empleo. La tasa de paro bajó el pasado año del 9 por primera vez en la historia de la democracia. El equipo económico, con Pedro Solbes a la cabeza, ha apostado también por la estabilidad presupuestaria, y ha logrado cerrar 2005 con superávit en las cuentas públicas. El déficit exterior y la inflación son, sin embargo, los puntos negros de la economía española.