Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MARTES 18 4 2006 ABC AD LIBITUM POR OTRA PARTE LA SUCESIÓN DE RAJOY UNQUE en el Génesis no se dice que el árbol del conocimiento del bien y del mal fuera un manzano, en manzana se ha quedado la fruta prohibida y, como motor de discordias, a ella suelen acudir todos los hambrientos de notoriedad, poder o gloria. Así, por ejemplo, Eduardo Zaplana, uno de los grandes camorristas del PP y, por ello, vivo contraste con la serena actitud de Mariano Rajoy, ha cogido el canasto de la fruta y se ha puesto a repartir manzanas entre todos los dirigentes del partido que puedan, o crean, llevar en su macuto el bastón de mariscal que Napoleón sospechabaen el de todos los soldados de su ejército. La partitocracia, en la que estaM. MARTÍN mos instalados, tampoco FERRAND deja otras vías abiertas a las legítimas aspiraciones de quienes quieren vivir en y de la política. Piensa Zaplana, o cuando menos afirma, que son varios los notables populares que se preparan por si, llegado el caso, pueden apuntarse a la sucesión de Rajoy, de quien no consta que quiera ser sucedido. Ante tan natural ambición, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso sentencia que tales aspirantes, platónicos en lo que se nos alcanza, incurren en un ejercicio de deslealtad extraordinario Más todavía, se deduce de las declaraciones de Zaplana a Europa Press, si en esa desleal aspiración agitan la bandera de la moderación. Es natural que a alguien tan exaltado como es el cartaginés le resulte pecaminosa e indeseable la moderación; pero, desde posiciones conservadoras y o liberales, ¿cabe alguna otra actitud? Resulta raro, y si no sospechoso cuando menos exótico, que en pleno paso del ecuador del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero uno de los primeros nombres del PP, lejos de abundar en la crítica sensata de los dos años transcurridos, empiece a mover los hilos de unas intrigas que, si buscan su tiempo, aún deben aguardar otros dos años. A no ser que Zaplana sepa que Rajoy quiere tirar la toalla, y tampoco parece que sea su confidente, no tiene mucho sentido ese señalamiento que es el cohete con el que anuncia su regreso de las vacaciones. Los aficionados al western sabemos muy bien, porque nos lo ha enseñado John Ford, que no es prudente cambiar de caballo cuando se está vadeando un río. ¿Serán tantos los notables del PP que nunca han visto una película de John Wayne? Zaplana, cuyos gustos cinematográficos parecen más cercanos a Cine de barrio ha entrado en la comedia de enredo y, salvo que esté hablando de sí mismo, debiera aclararnos quiénes son los que, con el antifaz de la moderación, le mueven la silla a quien, por otra parte, parece que está en la cama. Del mismo modo que para Astérix todos los romanos estaban locos, para un observador neutral de política española los romanos son los instalados en el centro- derecha. ¡Como cabras! BUROCRACIA CATALANA exacta no invalida, sin embargo, la afirmación de que en NTES de publicarse o emitirse, cualquier anunCataluña hay cada vez más funcionarios públicos, en tércio de cualquier entidad financiera debe ser minos absolutos y relativos, lo cual supone una amenaaprobado por el Banco de España. Una medida za para el futuro de la cuasi nación. que trata de proteger a los ignorantes, o a los codiciosos, Hace algo menos de cien años, Josep Pla escribió que de los caraduras que ofrecen espectaculares e imposiMadrid era una ciudad de aristócratas y funcionarios. bles rentabilidades financieras. Aunque no lo parezca, El maestro tenía razón, aunque ahora a los dos grupos abundan los consumidores pardillos incapaces de adverentonces predominantes habría que añadir los tir que el único secreto que esconde una rentabilide empresarios y profesionales. Sin embargo, endad asegurada del 20 por ciento anual es una estatonces y hasta ahora, Barcelona y Cataluña hafa, cuya víctima es él mismo. bían fundamentado su modelo de vida sobre una Como es lógico, el visto de bueno del Banco de preferente y casi exclusiva dedicación empresaEspaña permite que un anuncio se publique o rial. Los pocos funcionarios que allí vivían, soemita en cualquier medio del territorio nacional. bre todo los adscritos a la Inspección de HacienAhora, sin embargo, han surgido algunas dificulda, eran percibidos como un mal inevitable. Y a tades en Cataluña: como los anuncios deben diJOSÉ M la hora de esbozar su futuro profesional, la cabefundirse en catalán, la Generalitat ha decidido GARCÍA- HOZ za de los muchachos catalanes casi nunca consique ella debe ser la autoridad supervisora que deraba la posibilidad de hacer oposiciones a la Adminisimpida anuncios para incautos. De momento, los bantración Pública. El hijo de la burguesía descontaba que cos y cajas anunciantes han conseguido un acuerdo en la empresa familiar era su destino natural, mientras virtud del cual la supervisión de la publicidad sólo afecque el menestral no dejaba de especular con la posibilitará a la pureza del lenguaje, aunque nadie está en condidad de establecerse por su cuenta, con un pequeño cociones de desmentir que la ambición última sea contromercio o un tallercito. lar fondo y forma de cualquier anuncio financiero. Ahora las cosas han cambiado mucho. De una parte, Sea cual sea ese futuro, la situación actual de revisión la famosa globalización ha abierto el mercado nacional lingüística, que obliga a presentar textos certificados a los competidores de todo el mundo, colocando a los empor parte de traductores jurados, ya ha permitido o justipresarios catalanes en un punto ingrato, pues no tienen ficado, porque alguno lo considerará una ventaja, la la superior tecnología europea, ni tampoco la más baracreación de una nueva oficina burocrática, donde prota mano de obra asiática. Por otro lado, la oferta de trabavectos funcionarios malgastarán su tiempo en determijo público creciente permitirá que los jóvenes catalanes nar la exactitud de la traslación del castellano, o del inse planteen la función pública como destino profesional glés, o del alemán, al catalán, porque en Cataluña, como que no les obligue a vagabundear por el territorio nacioen el resto de España, funcionan bancos de diferentes nal. Siendo, como soy, hijo, hermano y tío de funcionanacionalidades. rios, no saldrá de mi pluma una palabra crítica sobre tan Para mí tengo que la consecuencia más relevante de noble dedicación, pero tal compromiso no me impide adesta anécdota burocrática estriba precisamente en eso: vertir que los funcionarios no crean riqueza, que la riel crecimiento imparable, y puede que deseado, de la buqueza- -y Cataluña es la mejor prueba de lo que digo- -rocracia. Con el barullo de competencias transferidas, la crean las empresas y los empresarios. Una Cataluña no transferibles o en vísperas de transferencia no resuldedicada a supervisar anuncios financieros es, con gran ta fácil saber el número de personas que trabajan como pesar de todos, una Cataluña que va cuesta abajo. funcionarios públicos en Cataluña, probablemente más josmaria garcia- hoz. com cerca de 300.000 que de 200.000. La ignorancia de la cifra A A -Ahora el problema está en que ETA, que está sin fondos, exige dinero a los empresarios para poder comprar los sellos de las cartas con chantaje que seguirá enviando