Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 LUNES 17 4 2006 ABC Economía Ningún grupo español puede vender gas en Alemania, pero los alemanes sí en España El monopolio gasista de E. ON y la falta de regasificadoras cierran el mercado germano a los foráneos b Una fusión con Endesa permitiría al gigante alemán acceder al gas de Argelia para venderlo en España y Francia y llevarlo hasta Centroeuropa JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO MADRID. La asimetría de los mercados energéticos europeos y la escasa capacidad de las interconexiones, utilizadas por el Gobierno español para obstaculizar la opa de la alemana E. ON sobre Endesa, tienen un ejemplo muy claro en el sector gasista de Alemania, monopolizado en la práctica por E. ON tras su fusión en 2002 con Rurhgas. Alemania no tiene regasificadoras para descargar el gas que podría llegar en buques metaneros, como sucede en España. A cambio, posee una importante red de gasoductos que la conectan con todos los países vecinos. Hay que recordar que Alemania es el segundo mayor consumidor de gas de Europa, tras Gran Bretaña, y por delante de Francia, Italia y Países Bajos. España ocupó el año pasado la sexta posición, aunque a cambio registró el mayor incremento (16 Esto hace que ninguna empresa española pueda vender gas en Alemania, mientras que E. ON o cualquier otro grupo alemán o europeo sí pueden hacerlo en España. El Supremo verá el jueves la petición de Endesa La Sala Tercera del Supremo resolverá el próximo jueves sobre las medidas cautelares ordinarias solicitadas por Endesa contra la decisión del Consejo de Ministros de autorizar la opa de Gas Natural con veinte condiciones, informa Ep. El Alto Tribunal adoptará una decisión tras haber escuchado a la Administración y a las partes codemandadas, y después de rechazar el pasado 14 de febrero la adopción de las medidas provisionalísimas solicitadas por la eléctrica. Por otra parte, el miércoles vence el plazo de E. ON para entregar a la CNE la documentación que le ha requerido de su opa sobre Endesa. Gerhard Schröder AP Wulf Bernotat EPA Gasoductos hacia Centroeuropa El consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, dijo hace unos días que nuestro grupo lleva tiempo intentando vender gas en Alemania, pero es imposible, mientras que E. ON puede atracar un barco en España y descargarlo sin problemas Subrayó que el mercado gasista español es mucho más abierto que el germano, cuya red de gasoductos converge hacia el centro de Europa y acusó al grupo que preside Wulf Bernotat de ser el líder de los supuestos monopolios territoriales en Alemania Por otra parte, el proyecto del gasoducto del norte de Europa, en el que participa E. ON, se ha visto envuelto en varios escándalos durante los últimos meses, alguno de los cuales ha salpicado al propio ex canciller Gerhard Schröder. El 8 de septiembre de 2005, tres días después de que Gas Natural lanzara la opa sobre Endesa, los grupos alemanes E. ON y BASF (24,5 cada una) firmaron una joint- venture con el gigante ruso Gazprom (51 para construir una de las mayores obras de ingeniería en Europa. Se trata del gasoducto NEGP (North European Gas Pipeline Company) que llevará gas a Alemania y Gran Bretaña desde la región rusa de Kaliningrado a través del mar Báltico, para no pasar por las repúblicas ex soviéticas y evitar que se repitan conflictos como el reciente de Ucrania. Tendrá 1.200 kilómetros de longitud y unirá el puerto ruso de Viborg, cerca de San Petersburgo, con el alemán de Greifswald. Las obras, que empezaron en diciem- bre, acabarán en su primera fase en 2010. La inversión prevista es de 5.000 millones de euros. Schröder, a sueldo de E. ON y Gazprom La primera polémica surgió cuando Gerhard Schröder fue designado presidente del consejo de dirección de la compañía que operará el gasoducto. El ex canciller contó con el apoyo tanto de E. ON como de Gazprom. Del prime- ro, porque no hay que olvidar que el Gobierno de Schröder aprobó la fusión de E. ON con Rurhgas a pesar del dictamen en contra de la Oficina Alemana Antimonopolio. Del segundo, por su demostrada política de acercamiento al Gobierno de Vladimir Putin. El ex canciller cobrará 250.000 euros al año y su despacho estará en la sede de la compañía en la ciudad suiza de Zug. El segundo escándalo se produjo La CNE centrará el informe de la opa de E. ON en si se puede poner en peligro el suministro ABC BARCELONA. La Comisión Nacional de Energía (CNE) centrará su informe acerca de la opa de la multinacional alemana E. ON sobre Endesa en aspectos ajenos a la competencia de la UE, informa Efe. Estos aspectos son la garantía del suministro energético y la seguridad pública, ya que ambos asuntos, en el marco de la normativa comunitaria, son subsidiarios de los países miembros y por tanto la Comisión Europea (CE) no tiene competencias sobre los mismos. La CNE pretende así evitar futuros recursos en contra por parte de la CE, que ya se ha mostrado muy crítica Por ahora, la CNE ha solicitado a E. ON información adicional, algo que también hará con Endesa, lo que alargará el proceso de tramitación del expediente hasta finales de mayo, cuando está previsto que lo discuta el pleno de este organismo regulador, que preside Maite Costa. con la ampliación de competencias del organismo regulador español. En concreto, la CNE estudiará los compromisos que E. ON mantiene con el Estado alemán, y además analizará si podrían poner en peligro los suministros a España, en especial los de gas, en caso de una crisis energética como la que afectó este invierno a Rusia, y que repercutió en diversos países centroeuropeos, ya que E. ON mantiene una fuerte dependencia del gas ruso. Es previsible que el informe técnico imponga duras condiciones a E. ON en este aspecto, pero todo depende de la postura que tenga el ponente del informe. Reunión con inversores extranjeros Por otra parte, el secretario general de Energía, Antonio Fernández Segura, se ha reunido con varios inversores extranjeros para analizar los cambios en el sector eléctrico y los nuevos aspectos regulatorios introducidos por el Ejecutivo a lo largo de este año, informa Ep. Segura mantiene estos encuentros con carácter periódico, debido a la importancia que tiene el sector energético para los analistas internacionales. Además, tras las últimas reformas efectuadas, los inversores se mostraron algo escépticos con el nuevo escenario español.