Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 4 2006 Cultura 49 Los últimos meses han supuesto para la Orquesta Nacional de España un periodo de cambios. La desconvocatoria de la huelga, el regreso a RNE, su participación en la Semana Religiosa de Cuenca, la primera mujer concertino de su historia... La parte musical y la laboral parecen estar en sintonía La ONE, a velocidad de crucero TEXTO: SUSANA GAVIÑA FOTO: SIGEFREDO Teresa Nieto presenta en La Abadía Ni patrás ni palante b La verdadera danza contempo- MADRID. Durante los últimos años hablar de la Orquesta y Coro Nacionales de España ha sido sinónimo de problemas, y a no pocos se les erizaba el vello con sólo mencionar su nombre. Parecía un barco a la deriva, sin capitán y con rebelión a bordo, cuyo botín se disputaban abiertamente la Administración y los medios de comunicación. Sin embargo, en los últimos meses parece que su rumbo se ha corregido de manera importante. El primer giro de timón le correspondió a la ministra de Cultura Pilar del Castillo cuando eligió como patrón de barco, puesto vacante desde 1994, a uno de los grandes directores de orquesta y gestores del panorama español, Josep Pons. Mérito que se le puede subarrendar al director catalán, pues no muchos habrían optado por achicar agua en una nave que no cesa de hundirse. Se han cumplido ya tres años desde su nombramiento, y el barco parece estabilizarse y tener marcado un rumbo claro, y muy ambicioso. ránea en España es la que están haciendo ahora los jóvenes flamencos; son ellos los que innovan asegura la coreógrafa JULIO BRAVO MADRID. Teresa Nieto es una de las coreógrafas más respetadas en España. Superviviente de aquel grupo llamado Bocanada, que dirigían Blanca Calvo y María José Ribot, y que fue una de las grandes referencias de la danza contemporánea madrileña a mediados de los ochenta, lleva más de quince años con su compañía a cuestas. Su trabajo, volcado en más de una docena de coreografías para su compañía y en colaboraciones con otros conjuntos y artistas, ha tenido varias recompensas, como el premio Nacional de Danza, que obtuvo en 2004, o el premio de Cultura de la Comunidad de Madrid. Hoy presenta en el teatro de La Abadía (donde ya ha estado en más de una ocasión, y que considera un regalo su nueva coreografía, titulada Ni patrás ni palante Con el tiempo- -reconoce- me he dado cuenta de que esta frase no es cierta. Yo tenía esa sensación tanto en mi vida artística como en mi vida personal, pero luego he comprendido que siempre se avanza un pasito, aunque sea pequeño; que nunca estamos en el mismo lugar. Con el tiempo, el ser humano aprende a levantarse más rápidamente después de cada caída. Así que la visión pesimista que tiene el título se ha terminado convirtiendo en optimista al crear la coreografía Con más de veinticinco años de trayectoria como bailarina y coreógrafa, Teresa Nieto cree que en la danza contemporánea española se ha abusado a menudo de lo intelectual Ha habido mucha tontería, mucho esnobismo, hemos querido ser muy sesudos hasta hacer cosas que nada tienen que ver con la danza. ¿Por qué los bailarines no quieren bailar? No lo entiendo demasiado El flamenco es desde hace mucho tiempo una referencia inexcusable para Teresa Nieto, que trabaja frecuentemente con artistas de este estilo. Hemos mirado mucho al norte de Europa, cuando tenemos aquí una danza de una fuerza extraordinaria, con una posibilidades infinitas, y que además forma parte de nuestra idiosincrasia. A mí el contacto con el flamenco me ha enriquecido tanto, me ha abierto tantas puertas... Y puedo decir que la verdadera danza contemporánea en España es la que están haciendo los jóvenes flamencos; son ellos los que de verdad están innovando, con sinceridad y sin pretensiones A puerta cerrada El mérito no es sólo de Pons, que tuvo que enfrentarse a una huelga y a los recurrentes problemas laborales que un real decreto no pudo resolver. Con el cambio de partido en el Gobierno, llegaron también los nuevos nombramientos. El problema sin resolver volvía a caer en otras manos, quizá las que mejor lo conocían desde su fondo y su forma. José Antonio Campos se hacía cargo de la dirección del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem) y también de las conversaciones con los portavoces del conflicto laboral. La premisa de Campos fue resolver los problemas a puerta cerrada, evitando los ecos mediáticos. Se acusaba a la prensa de criminalizar a la orquesta y así era imposible alcanzar el entendimiento. Era preciso crear un clima de confianza. Paso a paso, las tensiones dejaron espacio al diálogo, y, en diciembre de 2005, se firmaba un armisticio que se tradujo en la desconvocatoria de la huelga. Parecía una señal, pero todavía quedaban muchos puntos por resolver. La meta siguiente será ver cómo se enmarca la OCNE dentro de la nueva Agencia, que sustituirá al Inaem, y que verá la luz en 2007. Pero, mientras esto sucede, poco a poco se resuelven algunos aspectos, como la suspensión de las retransmisiones de los conciertos en Radio Clásica (RNE) Cuatro años de silencio que por fin se rompieron, el último fin de semana de marzo, y que se irán normalizando paulatinamente hasta que vuelvan a ser emitidos todos los programas en directo. El primero, de momento, ha tenido lugar coincidiendo con la inauguración en la Semana Religiosa de La labor de Pons ha estado en el objetivo de melómanos y de la prensa Cuenca, evento en el que tampoco participaban desde hacía varias décadas. Si antes algunas de las principales citas musicales preferían prescindir de la agrupación por las complicaciones añadidas que suponía (horarios, dietas... parece que este punto también se está corrigiendo. La siguiente cita será en el próximo Festival Internacional de Música y Danza de Granada. La orquesta ya cuenta en la primera división del panorama internacional Los aires de cambio no sólo se aprecian en el aspecto laboral, sino también en el musical. Quienes se han acercado a los conciertos de las dos últimas temporadas habrán comprobado el empuje de su titular, quien ha dado cabida en su programación a un mayor eclecticismo, cediendo espacio a otras músicas como el jazz; invitando a los mejores compositores a gestionar la orquesta Carta abierta apostanto fuerte por la creación actual sin dar la espalda a la tradición, y diseñando programas con coherencia, enriquecidos con actividades paralelas. El mismo Pons no puede negar su satisfacción cuando afirma que la ONE empieza a contar en la primera división del panorama internacional La próxima temporada será otra muestra de ello al contar con la presencia de las mejores batutas- -Minkowski, RussellDavies, Hogwood, Herreweghe, Fedoseyev, Steinberg, McCreesh- -y solistas- -Jansen, los hermanos Gpuçon, Anderszewski, Chang, Leonskaja, Hann, Guillem, Thibaudet, Lugansky- Un curso que se centrará en la figura de Fausto, abordado a lo largo de la historia por compositores como Schumann, Berlioz, Liszt, Brahms, Chaikovski o Dvorak. La Carta blanca le corresponderá al compositor francés Henri Dutilleux. Además de continuar con el apartado Septiembre Sinfónico, Pons prestará mayor atención al repertorio iberoamericano, enmarcado dentro del nuevo Festival América- España. Y su compromiso con la nueva creación seguirá con cinco estrenos: Marco, Casablancas, Del Puerto, Sánchez- Verdú y Quadreny. El desafío continúa.