Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Sociedad LUNES 17 4 2006 ABC Medio Ambiente El parque nacional de Timanfaya, en Lanzarote, es el de mayor densidad de visitantes, casi dos millones al año ABC El 10 por ciento del territorio español cuenta ya con alguna figura de protección para su conservación La Comunidad de Andalucía aporta el 32 por ciento del total de superficie protegida b Canarias, con cuatro parques nacionales, es la comunidad autónoma que mayor porcentaje de su territorio tiene protegido, concretamente un 41,58 por ciento A. A. L. MADRID. En España, los espacios protegidos han experimentado un fuerte desarrollo en las dos últimas décadas. Si a mediados de los ochenta no superaban la cincuentena, en 2005 el número total de espacios protegidos es de 1.115, según el Anuario 2005 del estado de los espacios naturales protegidos, realizado por Europarc con la colaboración de la Fundación BBVA. Estos espacios ocupan una superficie terrestre de 5.171.050 hectáreas, lo que supone el 10,24 por ciento del territorio español, mientras que la superficie marina protegida se eleva a 155.804 hectáreas. Por comunidades autónomas, es Canarias la que mayor porcentaje de su territorio tiene protegido, concretamente un 41,58 por ciento, si bien es Andalucía la que más aporta al conjunto del territorio del Estado, con cerca de 1,7 millones de hectáreas, un 32,75 por ciento del total de la superficie protegida. Le siguen Cataluña, con un 13,37 de su territorio protegido con respecto al total estatal, y Castilla y León, con un 11 por ciento. Por el contrario, Baleares y Cantabria, son las regiones que menos aportan al conjunto del Estado, un 0,24 y 1,10 por ciento respectivamente, aunque la superficie protegida en ésta última supone el 10 por ciento de su territorio. No ocurre lo mismo con Baleares, que en el porcentaje de protección dentro de la región es la segun- da por la cola, sólo después de Aragón. En los dos últimos años se han declarado 162 espacios naturales protegidos nuevos, que suman una superficie de 577.593 hectáreas. Las comunidades autónomas que más han aumentando su superficie protegida en los dos últimos años son Galicia y La Rioja. Tanto es así que ésta última tiene bajo protec- ción más del 36 por ciento de su territorio, lo que la sitúa tras Canarias a la cabeza de España, mientras que Galicia se sitúa la quinta, con un 11,82 por ciento de su región protegida. Parques naturales y nacionales En cuanto a las formas de protección, es la figura de parque, con un total de 154 espacios, la que más superficie protegida aporta: más de 3,6 millones de hectáreas, que suponen el 70 por ciento de la superficie protegida. Además, hay un total de 1.040 municipios que aportan su territorio, de forma total o parcial, a la figura de parque, ya sea natural o nacional. Esos municipios suman una población que supera los 17 millones de habitantes, un 38 por ciento del total de España, y ocupan una superficie de 10.359.086 hectáreas, es decir, una quinta parte del territorio español. El mayor número de municipios incluidos en parques se encuentra en Andalucía. Además, el número de visitantes a estos parques durante 2004 alcanzó la cifra de 49,4 millones, de los cuales más de 11 millones visitaron los trece parques nacionales que hay en nuestro país. Entre los parques donde la densidad de visitantes es mayor, cabe destacar Timanfaya (Lanzarote) que, con 5.107 hectáreas, acoge 1,8 millones de visitas al año. ACTUALIDAD NATURAL MÓNICA FERNÁNDEZ- ACEYTUNO EL POLEN ES ETERNO D e todos los pólenes que flotan en el aire, uno de los más hermosos, es el polen del humilde diente de león, esa flor amarilla que nace en los céspedes y que cuando da semillas llamamos soplamocos, o molinillos de viento. Su polen es mucho más pequeño que su semilla, y tiene ventanas, y por eso se dice que está fenestrado. Al palinólogo Burjachs, que es profesor de investigación Icrea, le admira la belleza de un polen ante el que sólo pueden maravillarse los ojos de los científicos. Porque todos los pólenes son microscópicos. Se miden en micras. Uno de los más grandes y que vuela más lejos porque tiene sacos aeríferos, es el polen de cedro, el cual, desde Marruecos, alcanza por el aire la Península. También vuela el polen en el tiempo, a través de los millones de años. Si fosiliza bien, el polen es eterno. Por el polen deduce Burjachs que la vegetación del hombre de Atapuerca conformaba un paisaje mediterráneo muy adehesado, donde flotaba en el aire, igual que en este día y esta noche, el polen de las encinas. De todo lo que vemos y no vemos, lo que más ha cambiado, hemos sido nosotros.