Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 4 2006 41 Sociedad San Francisco, cien años después, recuerda el terremoto que destruyó la ciudad el 18 de abril de 1906 El Gobierno fomentará la incorporación de investigadores a los hospitales públicos Toda la investigación biomédica quedará bajo el control del Instituto de Salud Carlos III b El objetivo de Sanidad es reducir la brecha que separa a médicos y científicos y agilizar la transferencia de resultados de la investigación a la práctica clínica N. R. C. MADRID. El Ministerio de Sanidad quiere abrir los hospitales públicos a la investigación científica. La nueva ley de Biomedicina, que acaba de hacer pública el Gobierno, fomentará la investigación en áreas de salud desde los propios centros sanitarios para reducir la brecha que separa a médicos y científicos. Los hospitales serán los núcleos vertebradores de la investigación en forma cooperativa y de red. Pero también se fomentará la participación de otros organismos públicos, aunque no pertenezcan al sistema nacional de salud, como universidades y empresas e instituciones implicadas en labores de investigación y desarrollo tecnológico. Todo con un único objetivo: agilizar la transferencia de resultados de investigación a la práctica clínica. Cuando se apruebe la ley, las comunidades autónomas deberán propiciar la incorporación con carácter permanente de personal investigador. Los hospitales podrán contratar investigadores y éstos podrán hacer carrera en los centros sanitarios. Se fichará a investigadores en formación- -licenciados o ingenieros- -para completar su educación investigadora o a investigadores en perfeccionamiento- -doctores y especialistas- -que hayan superado la formación especializada. Los médicos que quieran compatiblizar la asistencia a los pacientes con trabajos de investigación también contarán con apoyo institucional, según el espíritu de la norma. Habrá institutos de investigación dentro de los hospitales para fomentar la colaboración con otras instituciones, una figura creada por el anterior equipo de Gobierno del Partido Popular, que ahora retoma y desarrolla la nueva ley de investigación. Aunque el impulso final a estas medidas dependerá del apoyo de las comunidades autónomas. La ley, en este caso, se limita a marcar el camino. pio sistema de salud y establecerán entornos propicios para el desarrollo de iniciativas emprendedoras detalla el texto del anteproyecto. Para la financiación de estas actuaciones se cuenta con las partidas presupuestarias del Ministerio de Sanidad y de los acuerdos de cofinanciación que se establezcan en el futuro con entidades públicas y privadas. Toda la investigación biomédica queda bajo el control del Instituto de Salud Carlos III, un organismo dependiente del Ministerio de Sanidad. En sus manos quedan tanto la coordinación como el fomento de este tipo de investigación, según establece el anteproyecto. Tendrá como misión principal ofrecer servicios científicos técnicos e investigación de la más alta calidad, e incluso podrá cobrar por su asesoramiento. La nueva norma considera al Instituto de Salud Carlos III como un medio instrumental y servicio técnico de la Administración del Estado y de sus organismos. Podrá realizar trabajos, servicios, estudios, proyectos, asistencias técnicas y obras por las que podrá recibir una compensación económica. Creación de un comité científico Entre otras funciones, evaluará el coste- beneficio de las nuevas tecnologías sanitarias y contratará con las universidades, organismos de investigación y empresas la promoción de la explotación comercial de las técnicas desarrolladas por ellas. Asimismo, desarrollará programas propios de investigación y promoverá la creación de un comité científico asesor. El instituto se convertirá también en una ventanilla única para los científicos. Proporcionará asistencia a los centros e investigadores para acceder a ayudas y subvenciones, y actuará de enlace con organizaciones internacionales y la Unión Europea. Una investigadora del Instituto de Biología y Genética Molecular de Valladolid P. HERAS Científicos españoles hallan una mutación genética en tumores ABC MADRID. Científicos españoles del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han descubierto la primera mutación de un gen epigenético en cáncer humano, según publica hoy Nature Genetics En concreto, se trata de la mutación de un gen denominado histona deacetilasa 2 (HDAC 2) presente en uno de cada cuatro tumores de colon, estóma- 0 portunidades empresariales La nueva norma también propiciará la movilidad y el intercambio de investigadores vinculados a la investigación en salud, tanto en España como en la Unión Europea. Y favorece la entrada del sector privado en las investigaciones del Sistema Nacional de Salud. Las administraciones públicas fomentarán la creación de nuevas oportunidades empresariales que surjan del pro- go y útero. Este hallazgo podría ser de gran utilidad para predecir qué tipos de tumores van a ser más sensibles a unos nuevos fármacos de próximo uso en la quimioterapia del cáncer, denominados inhibidores de histona deacetilasa. La presencia de la mutación en el gen HDAC 2 predice cierta resistencia a estos agentes y quizá señale mayor sensibilidad a otros fármacos afirmó Manel Esteller, uno de los autores del trabajo. Los inhibidores de histona deacetilasa aún no han sido aprobados en Estados Unidos ni en Europa, pero los estudios iniciales previos a su posible autorización se están mostrando ya eficaces en el tratamiento de linfomas cutáneos. Esteller afirmó que es la primera vez que se demuestra la existencia de alteraciones en un gen epigenético estudiando un número elevado de tumores humanos La mutación descubierta inactiva el gen HDAC 2 y se produce tanto en casos hereditarios de la enfermedad como en cánceres esporádicos.