Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional LUNES 17 4 2006 ABC Nikola Marjanovic, hidrólogo: Todo está sucediendo de manera diferente, peor de lo que esperábamos No debemos dejar que se repita la pesadilla del año pasado dice Vasili Blaga, ministro del Interior rumano daños río abajo en las próximas dos semanas, tiempo que tardará la riada en llegar al delta. Las centrales hidroeléctricas Puertas de Hierro I y Puertas de Hierro II han cerrado sus esclusas para embalsar el exceso del agua. No debemos dejar que se repita la pesadilla del año pasado declaró el ministro del Interior rumano, Vasili Blaga. Pero no es seguro que las medidas den los resultados esperados pues el caudal se acerca al máximo histórico de 1895, que fue de 15.900 metros cúbicos por segundo. Habitantes de Serbia y Montenegro conducen un cadáver al cementerio de Slankanen, inundado por el Danubio EPA Diques rotos La zona más afectada es la región de Calarasi, donde el Danubio ha roto los diques de contención en un tramo de 300 metros, anegando alrededor de 12.000 hectáreas de cultivos e inundando el pueblo de Rast. Durante la noche del sábado hubo que evacuar a 110 personas y otras 600 más el resto del día. En toda el área ribereña se ha declarado el estado de emergencia para permitir la evacuación forzada de la población si las condiciones lo requiriesen. El tramo búlgaro del Danubio continúa creciendo y se espera el máximo para el miércoles. Ejercito y protección civil siguen trabajando para reforzar los diques de contención y aumentar su altura. Ayer el nivel alcanzó los 9,66 metros en Vidin, donde equipos de protección civil intentaban salvar el polígono industrial por segundo día consecutivo. Ciudades y pueblos como Simeonovo, Botevo, el puerto fluvial de Ruse, Silistra, Nikopol y otros se encuentran completamente inundados. El Danubio alcanza en Rumanía su nivel más alto de los últimos 111 años El río roza el caudal histórico de los 15.900 metros cúbicos por segundo b Bucarest ha tenido que inundar de forma controlada 92.000 hectáreas para reducir el caudal, y las centrales hidroeléctricas retienen el agua en los embalses SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. Serbia sufre una de las peores inundaciones de su historia. El aluvión provocado por el deshielo junto con el aumento de las lluvias, ha hecho que el caudal de los ríos Danubio, Sava, Tisa y Tamis haya alcanzado su máximo histórico. El Gobierno serbio no ha podido más que declarar el estado de emergencia en diez regiones para hacer frente a las inundaciones. Y la situación se vuelve cada vez más preocupante río abajo, en Bulgaria y Rumanía, donde el Danubio ha alcanzado este fin de semana su nivel más alto desde 1895. El curso de este río, el más largo y caudaloso de Europa, tendía ayer a estabilizarse a su paso por Serbia, pero las aguas bajaban aún amenazantes para las localidades del tramo que va desde Belgrado hasta la frontera con Rumanía y Bulgaria. En concreto se temía por Golubac y Veliko Gradiste, donde el río ha inundado muchas casas, calles, edificios públicos y plantas industriales. También se hallaban en peligro, entre otras, las ciudades de Pozarevac, Smederevo y Negotin (en la frontera con Bulgaria) En Belgrado, el Sava y el Danubio han inundado las zonas bajas de la ciu- dad. Al norte, los ríos Tisa y Tamis, afluentes del primero, se han desbordado en varios puntos y han anegado miles de hectáreas de cultivo. El hidrólogo Nikola Marjanovic comentó ayer que hasta ahora nunca se habían registrado niveles tan altos. No tenemos experiencia en estas situaciones y todo está sucediendo de manera diferente, peor de lo que esperábamos dijo a una emisora de Belgrado. Estamos todos movilizados y sólo nos queda confiar en Dios mientras esperamos a que todo termine bien declaró la ministra serbia de Agricultura, Ivana Dulic. En Rumanía, donde aún no ha llegado el máximo de la riada, que se espera para mediados de esta semana, las autoridades han decidido inundar de manera controlada 92.000 hectáreas de terreno, la mayor parte de cultivo, para reducir el cauce del Danubio, o al menos, limitar los daños. El vertido de unos 2.000 millones de metros cúbicos de agua por cinco brechas artificiales debería disminuir los Berlusconi pide a los delegados de Forza Italia que sigan peleando hasta el último voto ABC ROMA. El domingo de Resurrección no ha interrumpido los litigios entre vencedores y vencidos en las elecciones italianas, un conflicto que podría continuar hasta que la Corte de Casación valide esta semana los resultados y se publiquen los datos oficiales definitivos de los comicios. La prensa dominical recogía ayer las afirmaciones del entorno de Silvio Berlusconi, según las cuales el jefe del Gobierno saliente aún tiene esperanzas y ha pedido a todos los delegados de su partido, Forza Italia, que sigan combatiendo hasta que se verifi- que el último voto Según su portavoz, Paolo Bonaiuti, la tesis del presidente del Consejo es que el país quedó dividido en dos desde los comicios y que en esta situación de foto finish la prueba por la fuerza (de Romano Prodi) no pasará aseguró al diario Corriere della Sera. Prodi, que ha reivindicado en nombre de la Unión de Izquierda la formación de un gobierno y a quien el Ministerio del Interior señala como ganador por un ajustado margen, reclamó excusas de Berlusconi por haber insinuado que su victoria estaba salpicada de fraudes. Berlusconi debe acep- tar las cosas tal como son y, a raíz de lo que dijo sobre manipulaciones (de los resultados) debe disculparse. Si Italia está dividida, es porque él la ha dividido. Primero tiene que admitir la derrota y luego veremos si cabe dialogar señaló Prodi en referencia a la propuesta de formar un Gobierno de unión nacional por el bien del país que hizo Silvio Berlusconi al conocer los desfavorables resultados electorales de su formación. Sobre ese rechazo, el primer ministro en funciones comentó el sábado que, ante mi gesto de apertura, respondió con una bofetada al tiempo que su portavoz acusaba a Prodi de echar sal sobre la herida de Italia. Para complicar más la situación, el ex ministro Roberto Calderoli, de la Liga del Norte, encendió una nueva polémica al afirmar que 45.000 votos había sido atribuidos erróneamente a la coalición de centro izquierda.