Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 LUNES 17 4 2006 ABC Internacional Una palestina recogía ayer la caja con ayuda de la Unión Europea que se distribuye en el campo de refugiados de Jabaliya, en la Franja de Gaza AP España, en cumplimiento del boicot de la UE, corta sus lazos con el Gobierno palestino Para salvar algunas ayudas, se buscará el contacto con funcionarios y técnicos de nivel medio b Miguel Ángel Moratinos viajará a Jerusalén los días 23 y 24 de abril para evaluar la ayuda española, muy importante en fondos y proyectos, a los palestinos JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. España, como miembro de la Unión Europea, se ha sumado al boicot político y económico al Gobierno de Hamás y, por ende, a la propia Autoridad Nacional Palestina (ANP) Los contactos directos con ministros, viceministros y altos funcionarios del Gabinete y de la ANP se han suspendido de raíz. Ni una palabra. Ni un fax. Ni una llamada telefónica... Por el qué dirán, ni una mirada furtiva. Nuestro propósito es incrementar en la medida de lo posible la ayuda de carácter humanitario al pueblo palestino, pero sin pasar por las vías habituales del Gobierno y de la ANP explica en su despacho el cónsul general de España en Jerusalén, José María Ferré. Hablar, por hablar, se puede hablar con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) con los alcaldes que no sean de Hamás; con los tradicionales negociadores palestinos (Saeb Erekat, Yaser Abed Rabbo, Hanan Ashrawi, Salam Fayyad, Mohamed Dahlán) hoy suplentes; y, por supuesto, con el presidente de la ANP, Mahmud Abbas. A los demás, ni hola ni adiós. Así, como señala Ferré, resultará muy complicado, no imposible, estamos a la busca de nuevas fórmulas sacar adelante la parte bilateral de las relaciones políticas y económicas de España con la ANP. Por ejemplo, queda aparcada hasta nueva orden, que puede tardar y mucho en llegar, la celebración de la comisión mixta que se había adelantado al mes de mayo (la última la presidieron en Madrid, en febrero de 2004, Ana Palacio y Nabil Shaath, entonces ministros de Asuntos Exteriores) Tampoco tiene fácil encaje el programa de microcréditos, tan importante para el propio Moratinos, que se estaba negociando con el anterior ministro de Finanzas, Salam Fayyad, y que ahora, al necesitar de una garantía soberana imposible con un Gobierno de Hamás, queda en suspenso. Al igual, por ejemplo, que el protocolo financiero entre ambas partes, que tiene su fecha de caducidad en el próximo mes de junio, y que los créditos FAD, siempre bajo firma política. Una de las opciones para salvar algunas de estas ayudas muy importantes para los palestinos pasa por mantener contactos, como se anticipó el lunes en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores europeos en Luxemburgo, con funcionarios de nivel medio y técnicos de los ministerios, pero ello choca con dos obstáculos muy complejos: el primero y más obvio, ¿quién firma los acuerdos? pues el funcionario de tur- no no tiene competencia para hacerlo; el segundo, muy realista, los cuadros medios de los ministerios palestinos no brillan precisamente por su buen hacer y entender, y sin la presencia en la negociación directa de los ministros o de los viceministros (el más cercano a España, Ahmed Soboh, miembro de Al Fatah, antiguo representante de la OLP en nuestro país y número dos de Asuntos Exteriores por ahora) será tarea casi imposible sacar adelante los acuerdos. Otro problema de peso tiene su escenario en Madrid y no en Ramala o Gaza. Se trata de la ayuda que ofrece el Gobierno español, también muchos europeos, para financiar la sede y residencias diplomáticas palestinas en el Los observadores europeos podrían abandonar el paso de Rafah J. C. S. B. JERUSALÉN MADRID. El pasado viernes por la noche, medios palestinos aseguraban que el presidente de la ANP, Mahmud Abbas, ha decidido transferir al Gobierno de Hamás el control del paso fronterizo de Rafah, entre Egipto y la Franja de Gaza. Desde el pasado 25 de noviembre, la única sali- da al exterior desde la Franja mediterránea, una vez cedido el control por parte de Israel, era controlada por efectivos de la ANP bajo la supervisión de la Eubam (despliegue de observadores europeos) en la que están integrados cinco guardias civiles y un policía nacional españoles. Si se confirma el traspaso del control al Gobierno de Hamás, al no mantener relación alguna con la UE, ello supondría la salida de las fuerzas de la Eubam. Julio de la Guardia, portavoz del despliegue de observadores, manifestó anoche a ABC que la Eubam no tiene, por el momento, confirmación oficial de esta cesión del control al Gobierno palestino En caso de confirmarse, añadía De la Guar- dia, este traspaso nos colocaría entre la espada y la pared... aplicando la lógica, el despliegue de observadores europeos debería ser retirado Si la toma del control por parte del Ministerio del Interior palestino se confirma, y se consuma la retirada de la Eubam, sería inevitable que el Ejército israelí ocupase de nuevo el paso de Rafah.