Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional LUNES 17 4 2006 ABC La Familia Real, al completo, posó ante los fotógrafos y cámaras de televisión a su llegada a la catedral de Palma de Mallorca REUTERS La Familia Real, en la Misa de Pascua en Palma Los Reyes, sus hijos y sus nietos cumplieron, un año más, con la tradición de acudir al oficio religioso b Cientos de personas, congrega- das junto a la catedral mallorquina, aclamaron a los miembros de la Familia Real, con especial atención en la Infanta Doña Leonor ABC PALMA DE MALLORCA. Cientos de personas, entre vecinos y turistas, aclamaron ayer a los miembros de la Familia Real a su llegada a la catedral de Palma de Mallorca para asistir a la Misa de Pascua. Era la primera vez que se podía ver a la Familia Real al completo desde que, el pasado 14 de enro, tuvo lugar el bautizo de la Infanta Doña Leonor, hija de los Príncipes de Asturias. Poco después del mediodía, Sus Majestades los Reyes llegaron a la puerta principal de la catedral mallorquina, la puerta de la Almudaina, en un vehículo conducido por Don Juan Carlos. Detrás, en otro automóvil, viajaban Don Felipe y Doña Letizia con su hija. En un tercer coche llegaron los Duques de Lugo- -la infanta Doña Elena y don Jaime de Marichalar- junto con sus hijos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica. Cerraba la comitiva otro vehículo ocupado por los Duques de Palma- -la Infanta Doña Cristina y don Iñaki Urdangarín- -y sus cuatro hijos: Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel y la pequeña Irene. asistir a la Misa de Resurrección. Los informadores gráficos pudieron recoger numerosas instantáneas de la Familia Real y especialmente centraron sus objetivos en la Infanta Doña Leonor, a quien llevaba en brazos su madre, aunque en algunos momentos también posó con ella su padre, Don Felipe. La niña permaneció siempre muy atenta a todo lo que sucedía a su alrededor, de la misma manera que, a su vez, suscitaba el interés de las personas congregadas en torno a la catedral. Aplausos y vítores Tras el posado, los miembros de la Familia Real, entre vítores y saludos de los vecinos y turistas que allí se encontraban, se dirigieron hacia la puerta del templo. A la entrada, les esperaba el obispo de Mallorca, Jesús Murgui, y los integrantes del cabildo catedralicio, a quienes saludaron. Ya en el interior de la seo, que se encontraba abarrotada, los Reyes, sus hijos y sus nietos siguieron el oficio religioso desde unos reclinatorios situados frente al altar mayor. Concluida la misa, salieron al exterior del templo, donde se despidieron del obispo y el cabildo y saludaron a las personas que se encontraban en el lugar, que continuaron aclamando calurosamente a los miembros de la Familia Real. Como en años anteriores, los Reyes se trasladaron al Palacio de Marivent, en Mallorca, para pasar en él los días de Semana Santa. Tradicionalmente, Don Juan Carlos y Doña Sofía, acompañados de sus hijos y, en los últimos años, también de sus nietos, han asistido a la Misa de Pascua oficiada por el obispo en la catedral de Palma. Posado ante las cámaras Tras descender de los automóviles, los miembros de la Familia Real posaron durante unos minutos ante los numerosos fotógrafos y cámaras de televisión que esperaban su llegada para La Princesa de Asturias sostiene en brazos a su hija, la Infanta Doña Leonor REUTERS