Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 4 2006 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA EL PAPEL DEL PNV 15 EA, en pleno proceso de aproximación a Batasuna, decidirá en verano si abandona su alianza con el PNV Las elecciones forales y municipales de 2007 serán la prueba de fuego y determinarán futuros acuerdos de Ajuria Enea. EA cosechó un importante resultado, con 181.175 votos y 13 escaños. Al año siguiente, en las municipales del 87, alcanza su techo electoral y arrebata, entre otras, la alcaldía de Vitoria al PNV, gracias al carismático José Ángel Cuerda, que más tarde regresaría a las filas peneuvistas. A partir de ahí, empieza su descenso, hasta que, en los últimos años, forma coalición con el PNV. Tras doce años de gobiernos de coalición- -con la interrupción del gobierno PNV- EA- EE, que duró los primeros siete meses de 1991- los socialistas abandonan el gobierno en 1998 al sentirse traicionados Meses antes de la ruptura, el líder del PNV, Xabier Arzalluz, afirmó que para gobernar con los socialistas había tenido que taparse los ojos, la boca y hasta la nariz. El PSE mantuvo este binomio con Ramón Jáuregui, primero, y después con Nicolás Redondo Terreros, hasta que no pudo más, a pesar de que destacadas voces, como la del dirigente socialistas alavés Fernando Buesa, asesinado por ETA, dudaban de que el papel de los socialistas fuera el de moderar al PNV, mientras perdían cada vez más votos. Tras su salida del Ejecutivo vasco, el PSE descendió, en las elecciones de 1998, del segundo al cuarto puesto en el mapa político vasco, y no volvió a ocupar el segundo lugar hasta 2005. El PNV y EA habían iniciado, a espaldas del PSE, una senda de pactos con Herri Batasuna que terminó, tras la convulsión social por el asesinato del edil del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco, con la firma del pacto de Estella el 12 de septiembre, y el alto el fuego de ETA cuatro días después, en vísperas de las autonómicas de 1998. Carlos Garaikoetxea, protagonista de la escisión de 1986, ayer- -en el centro- -en la celebración del Aberri Eguna de EA sufragios, el PNV superó su techo electoral, logró 33 escaños, seis más que en 1998, y se quedó a cinco escaños de la mayoría absoluta, gracias al desplome de EH, que perdió unos 80.000 votos, y al estancamiento de los constitucionalistas. El PNV comparó estos resultados con los del 84, el momento de su mayor auge, y la voz de Ibarretxe se impuso en el partido. No obstante, los nacionalistas se impusieron sólo por un escaño de diferencia a la alternativa constitucional que impulsaron el PP y el PSE. El resultado fue de 33 escaños frente a 32. En las municipales de 2003, los únicos comicios sin presencia real de Batasuna, el PNV- EA se vio otra vez beneficiado por el relativo trasvase de votos, que se concretó en un crecimiento de más de 100.000 papeletas. La coalición nacionalista pasó de 418.477 votos (29,1 por ciento) en 1999, a obtener 534.143 (34,5 por ciento) Además, logró la mayoría absoluta en Vizcaya y Guipúzcoa y recuperó la primera posición en Álava. Frente a este triunfalismo, lo cierto es que volvió a bajar el bloque nacionalista, pues el PNV y EA subieron a costa de la descomposición de Batasuna. A través de la vía del voto nulo, la izquierda radical se adjudicó una bolsa de 120.000 papeletas. EFE A por la Diputación de Álava Pese a ser la primera fuerza en Álava, los peneuvistas, -que habían tratado de modificar la ley electoral para primar el voto rural nacionalista frente al voto constitucional- -no lograron desalojar al popular Ramón Rabanera de la Diputación de Álava, gracias al apoyo in extremis del PSE al PP. Con la excusa estratégica de rentabilizar el no del Congreso al plan Ibarretxe, el PNV adelantó las elecciones autonómicas de 2005, lo que acortó el plazo de tiempo a Batasuna para burlar la ley, aunque consiguió presentar a un partido satélite. El PNV volvió a ganar las elecciones de 2005, pero la presencia del Partido Comunista de las Tierras Vascas hizo que fracasara su objetivo de lograr la mayoría absoluta. Ibarretxe perdió cuatro escaños y 140.349 votos. Estos resultados supusieron un serio frenazo a su propuesta de libre asociación y también que comenzara a ser cuestionado dentro del partido. En la actualidad, el PSE y el PP suman 33 escaños, uno más que los 32 del tripartito en el gobierno PNV, EA y EB, la filial vasca de IU. El PNV achacó este retroceso, puertas adentro, a la presencia del PCTV, que obtuvo nueve escaños. Pasado el mal trago, Imaz hizo una lectura positiva, al ser esta la segunda vez en veinte años que el PNV ganaba en los tres territorios. Participación del 70 por ciento La tregua de ETA hizo que los vascos acudieran de forma masiva a las urnas, con una participación superior al 70 por ciento. Esto no favoreció en mayor medida al PNV, que volvió a ganar las elecciones con el 36,6 por ciento de los votos, pero perdió uno de sus 22 escaños y vio cómo el PP se convertía en la segunda fuerza política. EA también perdió dos de sus ocho escaños. Sin duda, la más beneficiada fue Euskal Herritarrok, que alcanzó 224.001 votos, 60.000 papeletas más que en 1994. La vuelta de ETA a las armas abocó a Ibarretxe, que había firmado un pacto de gobierno con Euskal Herritarrok (la nueva marca de HB) al adelanto de los comicios. El PNV y EA concurrieron coaligados a las elecciones de 2001 y su victoria fue rotunda. Con casi 600.000 votos, el 42,7 por ciento de los Zapatero cierra esta semana su primera ronda de contactos con los partidos sobre el alto el fuego G. L. A. MADRID. El presidente del Gobierno reanudará mañana, con el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, la ronda de conversaciones con los partidos políticos para analizar las expectativas de desaparición de ETA, que comenzó el 28 de marzo con Mariano Rajoy. El miércoles recibirá al portavoz de Coalición Canaria, Paulino Rivero, y el jueves, al coordinador de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, con quien, en principio, ce- rrará esta primera ronda, ya que no está previsto que dé igual trato personalizado a los distintos partidos que integran el Grupo Mixto. Rodríguez Zapatero se reincorporará hoy a la actividad política presidiendo la reunión de la ejecutiva del PSOE, que aprobará la puesta en marcha de una campaña explicativa de sus primeros dos años de Gobierno, con el lema Hacia una España mejor Esta campaña, que se desarrollará durante un mes con la participa- ción de todos los miembros del Gobierno y de la dirección del partido, tendrá su acto principal el próximo domingo, día 23, en la madrileña plaza de Vista Alegre, con la presencia del jefe del Ejecutivo y secretario general del PSOE. En el marco de esta campaña, se distribuirán por toda España un millón de folletos, en los que se desarrollan las iniciativas del Gobierno en cuatro grandes capítulos: más empleo y mejor gestión más bienestar y solidaridad más derechos humanos y paz y seguridad En mayo, viaje al País Vasco Por otra parte, el presidente del Gobierno viajará al País Vasco el 21 de mayo, para participar en la tradicional fiesta de la rosa que anualmente organizada el PSE.