Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 17 4 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Y DALE CON LOS DERECHOS HISTÓRICOS I BARRETXE, cuyo partido, el PNV, obtuvo 420.980 votos en las elecciones de marzo de 2004 dijo ayer en la celebración del Día de la patria vasca que la única Constitución del pueblo vasco es la Constitución formada por los derechos históricos del pueblo vasco Debería saber a estas alturas que el pueblo vasco, compuesto por 2,1 millones de ciudadanos no tiene derechos históricos siLUIS IGNACIO no que éstos PARADA corresponden a Vizcaya, Guipúzcoa y Álava. Todos los materiales ideológicos del nacionalismo vasco proceden del pasado fuerista. Sabino Arana cambió de nombre a los Fueros y los llamó lagi- zarrak leyes viejas. Y no es lo mismo. Porque los fueros no son expresión de independencia ni testimonio de la capacidad de autolegislación, sino concesiones. El propio nombre, de raíz castellana, designa los privilegios otorgados por los reyes desde la Edad Media a la provincia de Guipúzcoa y al Señorío de Vizcaya, recogidos en un pacto solemne para cuya modificación era siempre necesaria la firma real. Los derechos históricos están reconocidos en la Disposición Adicional Primera de la Constitución, aprobada en referéndum, por cierto, pese a la recomendación de abstención que hizo el PNV y que dio lugar no como se dice a que en el País Vasco fuera mayoritario el voto negativo, sino a que la abstención fuese quince puntos más alta. El Tribunal Constitucional ha establecido que, dado su carácter excepcional, esos derechos deben ser interpretados restrictivamente, ceñidos sólo a algunas peculiaridades. No son, pues, fuente de derecho: son una fórmula para establecer las relaciones tributarias y financieras entre el Estado y el País Vasco. Los titulares de los derechos históricos son las antiguas provincias, no la comunidad autónoma. Y la competencia tributaria de Euskadi reside en las Instituciones de sus tres territorios históricos, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, no en el pueblo vasco ni en los ciudadanos vascos. Sostener lo contrario es falsificar la Historia. Los apologistas de la República Tenemos unos políticos que por ignorancia o maldad, o ambas cosas al tiempo, defienden a la Segunda República, con el mayor descaro. Todo el mundo conoce cómo se proclamó aquel Régimen. Fue a raíz de unas elecciones municipales que no ganaron los republicanos, salvo en las grandes ciudades. Frente a los 5.775 concejales republicanos, los monárquicos obtuvieron 22.150. Los ambiciosos y descontentos con los borboneos del Rey, atropellaron a los auténticos reformistas de buena voluntad, los unamunos, ortegas, marañones, menéndez pidales, pérez de ayala, y gentes bien intencionadas que leían a Galdós, Blasco Ibáñez o Baroja. Aquellos segundones, junto a algunos ex ministros monárquicos y generales resentidos y traidores, se alzaron con el santo y la limosna. Los lamentos, unos meses después del no es esto, no es esto anticiparon lo que vino a no más tardar, cuando el propio Alcalá Zamora declaró que la Constitución Republicana de 1931 contenía el germen de la Guerra Civil. Convendría que todos estos apologistas leyeran los libros referentes a aquella época como Las memorias de Azaña la Historia de la República Española de Fernández Almagro; Una historia anecdótica de la segunda República de Joaquín Arrarás o Historia de la Segunda República Española de José Pla. Estos neo republicanos se empeñan en volver a enfrentar a una mitad de españoles enrabietados a través de los teléfonos móviles, con la otra mitad, que respeta el status constitucional vigente. Antonio Fernández de Córdoba Madrid Capitán Trueno en el asfalto La igualación de la media de accidentes mortales en esta Semana Santa con la anterior- -en el momento en que escribo estas líneas- -circunscribe el fracaso de la reprimenda a las conciencias ciudadanas de la DGT, así como el fracaso de los dispositivos y líneas de actuación sancionadoras (o penalizadoras en curso) En un país donde las leyes sobre educación no se consensúan, la educación vial no parece ser una de las asignaturas fuertes para nuestros hijos. Después del trágico accidente gallego de un conductor de 18 años sin carné, llevando a su madre que murió, no parece ser que hayan surtido efectos las recomendaciones y análisis de la DGT: Descansar y detener el vehículo en caso de somnolencia adaptar la velocidad a las condiciones de la vía utilizar el cinturón de seguridad No parecen malos consejos, pero el ejemplo no se practica con la sanción al conductor, cuyo objetivo notorio alcanza patéticos casos como bajas en guardias civiles (se dice que por depresión) por tener que llevar un determinado número de denuncias de tráfico. El respeto a la vida de los demás y a la propia es principio básico sobre el que no se reflexiona en la enseñanza. Nada más democrático subsumido en los derechos del hombre, que puede y debe ser insertado en la formación de los menores en los colegios e institutos. Sin olvidarnos de la educación en la propia familia, que es la que realmente vigila a los hijos y debe ser el punto de mira con su ejemplo. De poco vale la sanción o pena cuando el mal está hecho. Como diría el mítico grupo hispano: Ven Capitán Trueno haz que gane el bueno Que triunfe el bueno y el bien, también en el asfalto. José Carlos Navarro Muñoz. Badajoz nos sorprende inesperadamente cada 10 años. John Hillegas Garay Madrid Terror a la carta ETA sigue operativa, no ha cambiado, continua con métodos mafiosos y no ha renunciado a ninguno de sus objetivos. En su último boletín interno, Zutabe, los etarras explicaban a sus militantes que el grupo terrorista sigue exigiendo la entrega de Navarra, la retirada de las Fuerzas Armadas y de Seguridad y la autodeterminación, todo esto precedido de la excarcelación de los criminales detenidos y de la legalización de Batasuna. Es decir, que no observamos ningún cambio en las pretensiones de la banda. Además, los empresarios vascos y navarros están recibiendo cartas amenazantes de ETA en las que los terroristas exigen dinero para financiar el proceso de paz (o sea el tristemente conocido como impuesto revolucionario Cambian la terminología pero todo sigue siendo igual. Rafael Mesonero Reina Sevilla Robando a los pobres rable de color ocre. Pero es precisamente el bienestar que proporcionan los espacios verdes lo que nos recuerda haber superado etapas pasadas en las que nos teníamos que conformar con cubrir las necesidades básicas. Sin embargo, a medida que progresamos las reservas de agua siguen siendo las mismas de hace treinta años aunque la población ha aumentado en más de un millón de habitantes. Mientras el Ebro vierte al mar el agua equivalente a varios trasvases cada día, la ministra Narbona no sólo no autorizara un solo trasvase, tampoco levantará la prohibición de regar, aunque las reservas de agua sean mayores que las del año pasado por estas fechas. Y mucho menos construirá un pantano. No vaya a ser que la relacionen con la época preconstitucional de la que datan todos los pantanos y en la que ya se hablaba tanto de la pertinaz sequía (expresión que tanta risa nos causa ahora) que Ocurre que vivimos en el país de Kafka. Ocurre que, según la Administración Tributaria española, los asalariados españoles declaran a Hacienda una media de 17.624 euros, mientras que la media declarada por las rentas de actividades económicas- -excluidas las rentas agrarias- -es de más o menos la mitad. Ocurre que, lógicamente, a empresarios y profesionales liberales la Administración Tributaria lesdevolverá este año lo correspondiente a lo declarado. Pero a mí, que soy asalariado, nadie me devolverá nada. Me parece, por tanto, que este año Hacienda sacará dinero de mi bolsillo para dárselo a alguno de esos empresarios, que por cierto no parecen vivir peor que yo. Creo que vivo en un Sistema que con toda naturalidad roba a lo pobres para dárselo a los ricos. Y ocurre que estoy harto. Así que díganme dónde hay que borrarse de esto, de este tinglado, queyo me bajo. Considéreseme, desde ahora, un insumiso. Miguel Argaya Toledo Sorprendente sequía Cuesta creer que en el Madrid del siglo XXI la sequía nos sorprenda y nos vaya a obligar a dejar morir las praderas de césped, los árboles y las plantas por segunda vez en una década. España, un país de la Unión Europea, presume de la ayuda que destina al Tercer Mundo y ni siquiera tiene agua para abastecer a su capital. Algunos piensan que preocuparse de los jardines es una frivolidad y que debemos resignarnos a un paisaje mise-