Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 4 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR MICHEL ROCARD GUERRAS POR EL AGUA Mientras Iberoamérica parece bien provista, la situación es muy diferente en otras zonas. Europa se acerca a sus límites y la escasez de agua ya es cuestión urgente en África, Asia central y China UÉ es más decisivo para el futuro de la Humanidad- -y de la vida en general- -que el agua? El agua abunda en la naturaleza y la mayoría de la Humanidad ha vivido más de diez milenios sin preocuparse ni una sola vez por ella. La obtenemos, la usamos, la tiramos, la mayoría de las veces de nuevo a los ríos y los océanos, pero podría ser que muy pronto resultara que no tuviéramos bastante agua potable, que representa tan sólo el 3 por ciento de toda el agua disponible en nuestro planeta. Cuando pensamos en las luchas que podemos tener por el petróleo, nos estremecemos al imaginar adónde podría conducir una falta de agua. Mientras que América Latina parece bien provista, la situación es muy diferente en otras zonas. Europa está acercándose a sus límites y la escasez de agua ya es una cuestión urgente en África, el Asia central y China. Durante los veinte o treinta últimos años, hemos empezado a entender lo que está en juego, gracias a iniciativas como el Foro Mundial del Agua, que celebró en marzo su cuarta reunión anual. Lamentablemente, el Foro no es aún un organismo oficial y no tiene capacidad para adoptar decisiones, pero la existencia de un foro para el pensamiento y el debate ha aportado al menos un beneficio: un mejor conocimiento de las cuestiones relativas al agua entre el público y los encargados de la adopción de decisiones. La gestión del agua es un imperativo difícil por naturaleza y la experiencia al respecto cuenta mucho. La práctica muestra que las administraciones locales cuentan con la gestión más eficaz del agua, aun cuando las reglamentaciones deban ser de carácter nacional, pero se trata de una división del trabajo que pocos gobiernos están dispuestos a aceptar. Tampoco parecen la mayoría de los Estados dispuestos a iniciar un diálogo de verdad sobre la política del agua con los grupos de la sociedad civil. En un extremo de exclusión, por ejemplo, téngase en cuenta que las decisiones sobre la gestión del agua son adoptadas en gran medida por hombres, aunque en la mayoría del mundo son las mujeres las que usan el agua. Además, la interferencia entre los sectores público y privado es constante e inevitable. Es necesaria una combinación sutil de reglamentación oficial y contratación privada, pero no todas las jurisdicciones responden del mismo modo. La multiplicidad de interlocutores crea inevitablemente una multiplicidad de sistemas hídricos con niveles de eficiencia en muy gran medida desiguales. Así, pues, iniciativas como los foros mundiales del agua ponen de relieve inevitablemente los debates sobre lo que constituye una buena gestión del agua, además de elaborar conceptos útiles. Una víctima de esos debates ha sido el mito de que el agua es gratuita. El agua tiene un costo y alguien- -ya sean los usuarios finales o los contribuyentes- -tiene que pagarla. Naturalmente, es po- ¿Q sible pensar en el reparto de los costos, pero ya no es posible no cobrar el agua. En el más reciente Foro Mundial del Agua se debatieron dos cuestiones que los políticos habrán de afrontar en los próximos años. La primera se refiere al llamado derecho al agua La urgencia de las necesidades, en vista de que mil millones de personas carecen de acceso al agua potable y dos mil millones carecen de sistemas adecuados de alcantarillado, junto con la gran cantidad de enfermedades resultantes, pone de relieve la necesidad de reconocer dicho derecho humano fundamental. En el Foro se logró un consenso en cuanto a que dicho derecho sólo tiene sentido si se plantea de tal modo que las entidades encargadas de la formulación de políticas- -ya sean empresas de suministro de agua o administraciones locales- -afrontan el deber afirmativo de respetarlo. A ese respecto sólo se puede considerar responsable al Estado, pero la responsabilidad reconocida de los estados en la aplicación del derecho al agua no puede convertirlos en la única autoridad que pague. Se debe encargar al Estado que garantice un sistema hídrico eficaz, que atienda las necesidades de todos, pero aún no se ha determinado el equilibrio de dicho sistema. De hecho, esas incertidumbres movieron al Foro a no reconocer un derecho formal al agua en su resolución final. La segunda cuestión se refería al papel de las administraciones locales. Pese a la centralización política y administrativa de la mayoría de los países representados en el Foro, hubo una coincidencia generalizada en que los sistemas hídricos más eficientes son los gestionados lo más cerca posible de ese recurso y de sus usuarios. El acuerdo a ese respecto constituyó un gran avance para el futuro de la política hídrica. Naturalmente, volvieron a surgir los conflictos entre gobiernos u organismos locales y empresas privadas. Inevitablemente, se señaló una y otra vez la cruel falta de medios y, como era de esperar, se vio con claridad en el Foro la falta de solidaridad entre quienes tienen y quienes no. Mientras luchamos con nuestro futuro hídrico común, afrontaremos una época de prueba y error con vistas a encontrar soluciones viables, pero la Humanidad parece estar ya logrando más avances en los asuntos relacionados con el agua potable que con otras amenazas mundiales, como el cambio climático. Todos debemos brindar por eso. Ex primer ministro de Francia, dirigente del Partido Socialista y diputado al Parlamento Europeo. Project Syndicate, 2006 REVISTA DE PRENSA POR JUAN VICENTE BOO EL PAPA ABRE EN LA PRENSA MUNDIAL Probablemente al viejo Stalin, que preguntaba despectivamente ¿cuántas divisiones tiene el Papa? le sorprendería ver que Benedicto XVI abre las ediciones electrónicas de periódicos de todo el mundo con una propuesta de paz para la crisis nuclear en Irán. Frente a las amenazas locas de Ahmadineyah, y las contra amenazas locas de otros, el Papa pide una solución honrosa para todos a través de negociaciones serias y leales Desde la CNN y la BBC, pasando por Le Monde, Le Figaro, el New York Times, el Wall Street Journal, la Frankfurter Allgemeine Zeitung o el diario Reforma de México, los principales medios de cada país abren con la propuesta del Papa. Resulta curioso ver las noticias que vienen al lado. El diario mexicano Reforma publica una gran fotografía de los Príncipes de Asturias sonrientes con su hija, quien resulta ser la protagonista del titular: Acude la Infanta Leonor a Misa de Pascua Para la Frankfurter Allgemeine Zeitung, la segunda noticia internacional es la resaca de la guerra de Irak con forma de críticas de generales americanos al secretario de Defensa Donald Rumsfeld. La guerra entre los generales y Rumsfeld domina también en el New York Times, que añade un par de reportajes sobre Irak. Los diarios franceses, en cambio, prestan mayor atención al conflicto en Chad y la escalada de tensión en Sudán. Le Monde informa de que N Djamena recupera una calma precaria, mientras que Le Figaro se centra en la tragedia de los refugiados de Darfur, a cuyos problemas se añade la tensión entre ambos países. La prensa francesa se ocupa también del primer trasplante de rostro en China, a un hombre desfigurado por un oso hace un par de años. Se trata de la segunda gran operación quirúrgica de este tipo, después de la realizada en Francia a una mujer que había sido agredida por un perro. En la prensa británica del domingo había muchos restos de serie de la semana. Con el título El político infravalorado el Financial Times presenta su redescubrimiento de Romano Prodi, el hombre que ha derrotado por segunda vez a Berlusconi- -prácticamente con las manos desarmadas frente a su rival- que consiguió como primer ministro la entrada de Italia en el euro y que pilotó serenamente desde Bruselas la ampliación de la UE a 25. El diario financiero propone revalorizar un poco a Prodi, que, desde luego, no es un político que suscite entusiasmo ni siquiera en Italia. El Sunday Times, en cambio, prefiere temas más coloristas, y cuenta el arresto del capo dei capi de Cosa Nostra, Bernardo Provenzano.