Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 4 2006 73 Gente Rocío Jurado, animada en su lucha. El hermano y representante de la chipionera, Amador Mohedano, aseguró ayer que la cantante sigue bien y muy animada en su domicilio madrileño, donde come normal y camina Los pequeños- -sus hijos y nietos- -le han dado mucha energía y ánimo confesó Mohedano. Victoria Beckham y su hijo mayor, Brooklyn, siguieron las instrucciones del restaurador José María para cumplir la tradición segoviana Victoria se resiste al cochinillo La esposa de David Beckham, sus padres y sus tres hijos comieron ayer en un conocido restaurante de Segovia. El cochinillo fue la estrella del menú para todos menos para la ex Spice Girl que sólo se acercó al manjar para hacerse la foto nestra de verduras al vapor, rape a la plancha y piña natural. El almuerzo ultra- ligh que degustó Victoria Beckham en el restaurante José María de Segovia confirma que sigue sin hacer suyas las costumbres más nuestras. El Viernes Santo hubiera tenido pase (la abstinencia, ya saben) pero ayer... ¿Cómo no sucumbir a un cochinillo? Con la reserva apalabrada desde el pasado martes, la comitiva Beckham (esposa, tres Me TEXTO: GABRIELA GIMÉNEZ FOTO: EFE niños, los padres de ella, dos acompañantes y cuatro guardaespaldas) no pudo evitar el revuelo de miradas y flashes a la entrada y la salida del mesón, en el interior del cual pasaron una escasa hora y media. Se ve que lo de las largas sobremesas tampoco lo dominan, y eso que el entorno era propicio: sala reservada, cuidada atención y los niños portándose como niños (el más revoltoso, Romeo, el rubito mediano según el hostelero Jo- sé María Ruiz Benito, propietario del restaurante) Comer, cumplir con el tipismo y salir pitando en los todoterreno de rigor fue todo uno. Emulando a los Príncipes A falta de prensa, los señores Adams usaron su propia cámara de fotos para inmortalizar a su hija ejecutando el rito del plato y el cochinillo, el mismo que no probó pero que se animó a partir cuando Jose María le mostró una fotogra- fía de los Príncipes de Asturias en idéntico trance. Ahí Victoria debió comprenderlo todo, que ya es más de lo que el personal del restaurante pudo entenderla a ella. Pensé que hablaría algo más de castellano confesó a ABC el afamado hostelero, que descubrió que los Beckham- -a falta de conocer a David- -se comportan como una familia normal Como normal fue que el resto de comensales, incluso Bro- oklyn (que lucía para la ocasión sudadera del Real Madrid) el citado Romeo y el pequeño Cruz, sí se aplicaran con gusto al crujiente manjar segoviano. Mientras, Victoria resistía. Sus órdenes, precisas: nada de aceite ni mantequilla. José María ya había pensado que el rape era lo más adecuado para ella. La visita de David a Segovia ahora es casi obligada. La próxima vez prometió su mujer. ¿Lo probará él?