Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 4 2006 53 Toros OTRAS PLAZAS Arles (Francia) Importante tarde de Sebastián Castella MUNDOTORO. El viernes, en la primera de feria, se lidiaron toros de Garcigrande. El Juli, oreja y silencio. Sebastián Castella, dos orejas y oreja. Perera, ovación tras aviso y silencio tras aviso. Ayer, por la mañana, novillos de Gallon. El Moronta, que sufrió traumatismo en una costilla, silencio y oreja. David Esteve, saludos en ambos. Joselito Adame, silencio y ovación. Por la tarde: toros de Antonio Bañuelos, blandos y sin clase, y un sobrero de Alcurrucén. Morante, bronca en los dos. Juan Bautista, ovación en ambos. Salvador Cortés, ovación tras aviso y palmas tras aviso. La Real Maestranza abre hoy la temporada sevillana con la tradicional corrida del Domingo de Resurrección Llega la cita más esperada del calendario hispalense: el Domingo de Resurrección. El coso sevillano colgará un año más el cartel de no hay billetes en un festejo que ha suscitado la máxima expectación entre la afición de toda España y que prologa la Feria de Abril Marbella (Málaga) Rincón, Morante de la Puebla y El Cid se miden hoy en la Maestranza TEXTO: FERNANDO CARRASCO FOTO: REUTERS Cayetano corta un rabo y sale a hombros con Ponce y Julio Benítez ABC. Dos toros y cuatro novillos de Hermanos Tornay, de buen juego. Enrique Ponce, ovación y dos orejas. Julio Benítez El Cordobés tres orejas. Cayetano, dos orejas y rabo y oreja. SEVILLA. Los clarines volverán a oírse y traspasará su sonido el tejado de la Real Maestranza para instalarse en toda la ciudad. Resurrección de grana y oro en Sevilla. Seis y media de la tarde, y el golpe seco al abrirse la puerta de cuadrillas anunciará que comienza el paseíllo más universal del orbe taurino. Más de doce mil almas pendientes de tres hombres que, vestidos de luces, parecen pedir la venia para que la temporada taurina sea una realidad palpable. Como cada Domingo de Resurrección, la Maestranza aguarda acicalada, con su albero refulgiendo en una tarde de primavera en el Arenal. Comienza la grandeza de la Fiesta a adueñarse de Sevilla. Rito que se repite cada año cuando Jesucristo ha resucitado. El cartel de este Domingo de Resurrección ha despertado la máxima expectación. Morante y El Cid- -con César Rincón abriendo plaza y toros de Núñez del Cuvillo- -conforman el tándem más esperado por los aficionados sevillanos. Han conseguido convertirse en el referente no sólo para Sevilla, sino en las principales ferias de la temporada taurina. Y nadie les ha regalado nada. Morante- El Cid, El Cid- Morante, inician hoy, y durante sus restantes tardes en el coso del Baratillo, la escalada para ocupar el cetro del toreo sevillano. Dentro de la amplia nómina de matadores que se anuncian para esta Feria de Abril, estos dos sevillanos han hecho que se concentren en ellos todas las miradas. Pura filigrana en el de La Puebla del Río, su concepción ha servido para que, desde pequeño, diese los toques de atención precisos. Sevilla lo aupó y se rindió a su toreo cuando, después de haberse ido a tomar la alternativa a Burgos, entrase con el mejor de los pies por el barrio del Arenal. Arabescos en su capote y seda en su muleta, la inspiración puede con todo. Las dos salidas por la Puerta del Príncipe en 2005 de El Cid han consolidado su toreo y su posición privilegiada, algo fundamental para seguir en esa línea de ascenso. La afición espera su izquierda. Y el maestro colombiano César Rincón no será convidado de piedra. Toreros y toros fundiéndose en un solo cuerpo a partir de hoy, de este Domingo de Resurrección que da paso a la Feria de Abril. Carteles que se sucederán hasta el próximo 1 de mayo de manera ininterrumpida. Cuarenta nombres, cuarenta hombres en el paseíllo más universal de la Fiesta. Bargas (Toledo) Manzanares y El Capea triunfan mano a mano ABC. Toros de Santa María. José María Manzanares hijo, oreja, oreja y ovación. El Capea, oreja, dos orejas y dos orejas. Málaga PRÍNCIPE DE SEVILLA ZABALA DE LA SERNA S er príncipe de Sevilla. Ese es el reto. El trono que espera a Morante el de La Puebla y a este Cid que es de Salteras. Ese es el duelo. Domingo de Resurrección de cera. La Maestranza se despereza. Bajo los clarines del miedo, los rayos del sol flirtean. Que eres blanca y bonita, Maestranza, primavera Ensayan el paseíllo los vencejos desde las tejas. Las calles aún tiemblan, de noches y tinieblas, de negras llamas de luto. Y al fondo los farolillos que alumbran como luciérnagas. Las casetas y los bailes, ya se apagan las saetas. Suenan las sevillanas, las mulillas se inquietan. El toro escarba en la dehesa. El torero resopla sus miedos. El gentío sueña. ¿Habrá naturales hondos? ¿Y verónicas de seda? Ser príncipe de Sevilla. Ese es el reto. El trono que espera, El Cid que lo ostenta. Un par de salidas a hombros en su ausencia. ¿La ausencia de Romero, la del Curro que aún esperas? Curro Romero se fue, con toda la esencia a cuestas. Pero, ¡ay! la ciudad insatisfecha, que siempre quiere lo que no tiene, lo que desea. Ese es Morante, Morante el de La Puebla. Qué justicia caprichosa reparte el toro. Rara avis de sentencias. Séneca de la pradera. Con dos embestidas ásperas te quiebra, con dos dulces te entierra. Sevilla es seria. O al menos lo era. Esto es trigo, esto paja, ¡no me mientas! Y a la verdad del toreo se la ensalza, a la verdad trianera. Belmonte desde el puente mira que no se pierda. Aún resuena su nombre entre la historia de piedra. Para azuzar el duelo vino el César. Desde la Colombia austera, Bogotá serena. Los años no son los mismos, pero también dan solera. La raza que nace en aquella tierra. Tres balas de plata para quien las quiera. Pepe Luis en la ribera. Pepe Luis qué grande era. Y Chicuelo en la Alameda. Chicuelo va a tener estatua, una deuda. Chicuelo, eslabón vital de la cadena. La ligazón de su mano dio otro golpe de tijera. Cortó con los viejos modos, el toreo sobre las piernas. Belmonte desde el puente mira que no se pierda. Andy Cartagena, por la puerta grande ABC. Toros de Benítez Cubero. Joao Moura, silencio y vuelta. Hermoso de Mendoza, oreja y ovación. Andy Cartagena, tres orejas. En Hellín (Albacete) toros de Tornay. Finito de Córdoba, oreja y ovación. Javier Conde oreja y oreja. El Fandi, tres orejas.