Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Cultura DOMINGO 16 4 2006 ABC La escritora escocesa Muriel Spark muere en la Toscana a los 88 años Su última obra, The Finishing School es de 2004 EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Muriel Spark, considerada una de las escritoras de mayor talento de la literatura británica en la segunda mitad del siglo XX, falleció el jueves en la Toscana italiana, donde vivió ca- Spark, en Londres en 1997 tras recibir el premio de literatura David Cohen REUTERS si la mitad de sus 88 años de vida. Con obras también de poesía y de crítica literaria, fueron sobre todo sus novelas las que le dieron la fama entre el gran público, especialmente a partir de su éxito The Prime of Miss Jean Brodie Escribió una veintena de libros y recibió numerosos galardones, entre ellos el Premio T. S. Elliot (1992) y el premio de la Literatura Británica (1997) Spark nació en febrero de 1918 en Edimburgo. En 1937 emigró a Suráfrica, donde trabajó como secretaria y contrajo un matrimonio de corta duración. Tras una estancia en Rodesia volvió al Reino Unido, y en el Londres de la Segunda Guerra Mundial se dedicó a escribir propaganda para el Gobierno, determinada a ser una escritora profesional. Al término de la guerra comenzó a escribir historias cortas, novelas y poesía. Dirigió durante dos años The Poetry Review En 1954 se convirtió al catolicismo, con el apoyo público de otros escritores católicos británicos como Graham Greene y Evelyn Waugh. Su camino en el mundo de la literatura quedó abierto gracias a sus estudios biográficos sobre Emily Bronte, Mary MÁS QUE GRAN DAMA VALENTÍ PUIG ujer de mirada húmeda y grande, también fría como el iceberg que choca con la realidad y la convierte en ficción, la escritora Muriel Spark tuvo la suerte de no ponerse demasiado de moda. Practicaba el arte de la novela con una fineza oblicua y maléfica, horadando túneles hacia alguna forma de trascendencia. Se había ido a vivir a Italia. Le gustaban los coches bellos, la jardinería a la medida de lo humano, lo cual significa morirse- -como ha hecho- -en la Toscana. Sus novelas tratan el problema de qué clase de verdad puede narrarse en una novela. En todo, una intensa presión estilizadora, hasta reducir la dimensión de la novela con una maestría incomparable. En España ha sido traducida de forma irregular: por ejemplo, Merodeando con aviesa intención El único problema Una mujer al volante La imagen pública e, inevitablemente, El punto dulce de la señorita Brodie encarnada en el cine por la gran Maggie Smith. Sobre Muriel Spark logró cierta preferen- M