Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE ramente al ritmo de la canción de El Koala, la de Opá, yo vi hacé un corrá (pa esos dinerillos) Pero se me va el santo al corral. La presentadora no se siente culpable de su riqueza. Viva la ética protestante en su tercera vía (cuando se olvida de la austeridad) Y recordemos las sabias palabras de Elisabeth Taylor: Si alguien es lo suficientemente estúpido como para pagarme un millón de dólares por hacer una película, no seré yo tan tonta como para disuadirle Y a Oprah le pagan por (un, dos, tres, responda otra vez) dejar que Tom Cruise salte en su sofá, recomendar libros, vender deuvedés y revistas, hacer publicidad, tener una rentable productora de televisión (llamada Harpo, Oprah al revés, y también el nombre del tonto de su hijo en El color púrpura Pero la gran señora del talk show revierte su riqueza a los pobres. En Baltimore contó que hace poco se fue a África con una amiga también rica y que ésta, al volver a casa, le preguntaba si no se sentía terriblemente mal. Pues no, chica. Que yo fuera indigente no iba ayudar a esa gente. Y ahora me voy a dormir en mis sábanas de Pratesi, lo cual me hace sentir muy bien Mientras duerme sin culpa en las cursis y espantosas sábanas de Pratesi construye una gran escuela para niñas en Suráfrica. Yo, si ella es la maestra, estoy por matricularme. La vía Zsa Zsa Gabor (la de ganar millones casándose con ellos) no me convence. Prefiero la de self made woman La de Oprah (que nunca se ha casado) la de Martha Stewart (que sí pero no importa) Martha Stewart, otra del club de las millonetis, estuvo en la cárcel cinco meses por haber vendido sus acciones de InClone gracias a un soplo indebido y por mentir a los investigadores. A la Campa le han montado un circo (con gente haciendo punto a los pies del patíbulo de Jerez) por dizque intentar comprar una pensión de invalidez. Un 28 de diciembre se publicó que Stephen King había escrito un ensayo titulado: Paris Hilton: un desperdicio de moléculas donde el escritor sostenía la teoría de que Paris habría sido engendrada sólo como elemento de promoción de la cadena Hilton. En lo del fraude a la Seguridad Social, y aun no siendo 28 de diciembre, me da la impresión de que hay una conspiración gubernamental. Hay crisis de Gobierno, pero espera, que vamos a soltar un notición para despistar. Lo peor de todo es que a mí las conspiraciones me hacen el efecto contrario. Monté un club de fans de Kate Moss y ahora están consiguiendo que me haga fan de la Campa. Y, lo que me da más miedo, también de Encarna Sánchez. María José Campanario junto a su esposo, Jesulín de Ubrique. La Campa está en libertad bajo fianza VALERIO MERINO Campanario busca refugio en Ambiciones Gente BEATRIZ CORTÁZAR I siquiera se atreve a descolgar su teléfono cuando suena. La última vez que intenté hablar con ella respondió la voz de un hombre, juraría que era Jesulín de Ubrique, y su respuesta fue decir que María José (Campanario) no estaba. Y colgó. En Ambiciones nadie quiere responder a las mil preguntas que buscan saber hasta dónde está implicada la esposa del torero en la Operación Karlos por la que fue detenida la semana pasada y puesta en libertad con cargos tras haber pagado una fianza de doce mil euros. Han pasado siete días desde aquella detención y parece que los Janeiro hubieran enmudecido. María José entró a declarar con media sonrisa en los labios, un gesto desafiante y hasta chulesco, cuando se encontró con los reporteros, y salió del juzgado de Jerez de la Frontera semiescondida en la parte trasera de uno de los muchos coches que tiene la familia y con el rostro oculto tras la mano. Ya no había sonrisas. Sólo se veían lágrimas. Lo que pasó dentro de ese juzgado se sabrá en cuanto se levante el secreto del sumario- -que podría ser la semana que viene- -y cuando se conozcan las acusaciones que pesan sobre Campanario, a quien, según se comenta por Ubrique, el asunto le salpica porque podría estar intentando arreglar una pensión para su madre. La Justicia seguirá su curso, y para eso ya hay dos abogados trabajando en la defensa de María José, que se ha recluido en la finca Ambiciones la misma donde no quiso vivir una vez que se convirtió en la esposa del diestro. Campanario debió de tomar buena nota de cómo fue el tiempo de convivencia de su marido con Belén Esteban en Ambiciones N Entró a declarar con media sonrisa en los labios, un gesto desafiante y hasta chulesco, cuando se encontró con los reporteros, y salió semi escondida en un coche donde compartieron techo con el resto de la familia. Ahora Ambiciones se ha convertido en su mejor refugio. Allí no llega el ojo de la prensa y puede vivir estos momentos sin tener que responder a los reporteros cada vez que quiere dar un paseo con su hija. María José no habla, pero proclama su inocencia a través de terceros. La presunción la tiene como cualquier ciudadano. A estas alturas aún hay quien se pregunta cómo llegó María José Campanario a la vida del torero más conquistador. Cuando en septiembre de 2001 Jesulín sufrió un terrible accidente de coche, cuentan sus cercanos que la primera que apareció en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla fue la Campa Se presentó como la novia y la dejaron entrar. Desde ese momento no se separó de Jesulín. UN FEO ASUNTO J esulín se apoyó en María José tras una agitada vida sentimental y muchos escándalos en los platós con las declaraciones que de su familia hizo Belén Esteban. Se casaron, tuvieron a su hija y aguantaron mil y un chaparrones de las muchas cosas que siempre se han dicho sobre ellos. Pero la detención no se va a quedar en un cotilleo de tertulia. Actualmente María José está en libertad con cargos, pero el asunto se podría poner todavía más feo si se demostraran esas imputaciones.