Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE NUESTROS CORRESPONSALES Por lo tanto, hacer recaer la responsabilidad de las medidas impopulares e inevitables en la Comunidad y en los alemanes (que, entre 1965 y 1978, redujeron en 100.000 los efectivos de la siderurgia) es una falacia, indigna además de un hombre de Estado. Los pueblos son demasiado proclives a buscar en el exterior el origen de sus desgracias. En período de crisis, los franceses tienden a volverse hacia el Estado, al que odian de palabra y en el que depositan todas sus esperanzas. El puñado de medidas de inspiración liberal se convierte, bajo la pluma o en la voz de Chirac, en el liberalismo conservador imitación del modelo alemán; la voluntad, el impulso y el entusiasmo, en un plan nacional. Semejante fraseología vacía de sentido gusta a una categoría de franceses que denuncian la abdicación del Estado cada vez que los poderes públicos no sustituyen a las empresas y a los franceses. Aligerar el peso de la burocracia, liberalizar la economía, planificación democrática: todo esta retórica muestra las mismas virtudes milagreras y la misma nulidad intelectual que los discursos dominicales de subprefectura. Por Chirac, el hombre, que no se parece al actor de la política, no siento ninguna antipatía. Al contrario. En 1977, sus adversarios le acusaban de apostar por la derrota de la mayoría para convertirse en el salvador. Contribuyó lealmente a la victoria de la mayoría, aunque fuese la del presidente, no la suya. Actualmente se le acusa de apostar por el agravamiento de la crisis y la derrota de Giscard en 1981. Dejo a los demás este tipo de conjeturas funestas; bastante enemistad hay ya entre ambos presidentes. Es fácil poner a una parte de los franceses contra una política ingrata que mantiene el nivel de vida del conjunto de la población, utiliza el lenguaje de la realidad económica y desprecia el verbalismo ideológico, transfigurado en remedios milagrosos. Bajo el reinado de Jacques Chirac, el RPR se aproxima al populismo, hostil a la vez al socialismo y al mercantilismo Un populismo que no se confunde ni con el fascismo ni con el poujadismo pero que uno duda en tildar de gaullismo. Patriotero Francia es la mayor de entre todas las naciones fomenta unos prejuicios, unos resentimientos y unas nostalgias que la crisis despierta o aviva. Pero no abre la vía ni a la conquista ni al ejercicio del poder. Roma B. Aires Pasión viviente El Calvario era una pirámide azteca Los arqueólogos han descubierto un centro ceremonial prehispánico en el cerro donde se escenifica, desde hace 163 años, la más popular representación de la Semana Santa en México Bruselas París Rabat Nueva York E Jerusalén México Manuel M. Cascante Washington Berlín Atenas Londres Moscú Pekín Viena Era Jacques Chirac. Pierre Poujade, sindicalista conservador, es identificado con una actitud reivindicativa de cortas miras. Estocolmo l montículo donde cada Semana Santa se crucifica a Jesús ya era un templo ceremonial azteca mil quinientos años atrás. Investigaciones arqueológicas en el Cerro de la Estrella, en Iztapalapa, a las afueras de la capital mexicana, han revelado que el promontorio donde se representa desde hace 163 años la Pasión de Cristo es una plataforma piramidal del siglo VI, con un perímetro similar al del templo de la Luna en Teotihuacan, pero de menor altura: 18 metros, frente a los más de 30 que alcanza el monumento de la Ciudad de los Dioses. La pirámide está dividida en tres cuerpos, con taludes y plataformas. Todo el cerro era, en realidad, una gran ciudad teotihuacana con áreas ceremoniales, habitacionales y de cultivo bien delimitadas, y en la que se asentaron posteriormente grupos coyatlatelcos, culhuas y mexicas. Sobre la plataforma de la pirámide existía un templo, en el lugar exacto en el que hoy se sitúan tres enormes cruces de metal junto a las que se escenifica el sacrificio de Jesucristo, en la Pasión viviente más antigua y popular de las que se celebran en México. Debido a la popularidad de esta tradición cristiana, que reúne a decenas de miles de personas, la antigua pirámide no será excavada de manera intensiva, ni consolidada, ni tampoco abierta al público. El arqueólogo Jesús Evaristo Sánchez, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, aseguró que este basamento no se va a explorar, debido a que se encuentra en un espacio ceremonial religioso actual Para Christian Ramsés Reyes, de 24 años, el joven que interpretará al Mesías esta semana, saber que la Pasión se representa sobre un vestigio precolombino dota a la ceremonia de un mayor misticismo. Será la primera vez que se escenifique también la Resurrección de Jesús de Nazaret, por lo que el presupuesto de la liturgia asciende ya a un millón de euros. Además de la pirámide, otros edificios han sido descubiertos en las ruinas de esta ciudadela, entre los que destaca el templo del Fuego Nuevo, donde la llama se renovaba cada 52 años, en el cierre de un siglo del calendario azteca. Asimismo se han hallado dos zonas habitacionales, un área ceremonial y residencial, un sistema de cuevas- plataformas- terrazas y un grupo de petroglifos. La pirámide no será excavada para no perjudicar la tradicional celebración. En la imagen, trabajadores instalan las cruces donde se escenifica la Pasión AFP