Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional DOMINGO 16 4 2006 ABC Bush defiende a Rumsfeld ante las críticas de los generales b Entrevistado por la cadena de EE. UU. pedirá a la ONU que congele los fondos de Irán y limite los visados Washington da un nuevo paso en pro del acoso al régimen de Teherán b McCormack, portavoz del Depar- televisión Al Arabiya, el secretario de Defensa de los Estados Unidos niega que haya pensado en dimitir por las presiones M. GALLEGO NUEVA YORK. El presidente George Bush interrumpió su retiro de Semana Santa en Camp David para emitir un inusual comunicado de apoyo al secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, acosado por las críticas que han hecho públicas seis generales retirados, de los que dos comandaron tropas durante la invasión de Irak. El liderazgo enérgico y firme del secretario Rumsfeld es exactamente lo que se necesita en este crítico período escribió el mandatario de la Casa Blanca. Tiene todo mi apoyo y mi más profundo aprecio Fuentes de la Administración dijeron al diario The New York Times que Bush había sido muy activo en la elaboración del texto con el que espera zanjar las peticiones de dimisión de Rumsfeld, que proliferan a medida que empeora la situación en Irak. Según estas fuentes, el presidente consideró que la relevancia de los generales críticos podía enviar señales confusas al campo de batalla. Bush parece haber unido su reputación a Rumsfeld. Muchos analistas leían ayer en su comunicado un aviso de que cualquier crítica sobre su actuación en Irak será considerada como una crítica a él mismo. tamento de Estado, condena los pronunciamientos antisemitas del presidente Ahmadineyad, sin ocultar cierta complacencia MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, adelantó el viernes el siguiente paso que va a tomar en la estrategia de presión a Irán, que pasa por obtener del Consejo de Seguridad de la ONU una resolución de condena en la que se ordene la congelación de sus divisas internacionales y se limite la emisión de visados para su Gobierno. Washington negocia ya estas medidas con los otros cuatro miembros permanentes con derecho a veto- -Rusia, China, Gran Bretaña y Francia- pero planea una ofensiva diplomática el martes en Moscú. Allí, en casa del mayor opositor para su política de acoso global a Irán, el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Nick Burns, intentará allanar el camino para la adopción de lo llama acciones reales de condena al enriquecimiento de uranio que persigue Irán. El Gobierno de Teherán dice no tener la intención de utilizar esa energía para armas nucleares, e incluso Estados Unidos admite que le faltan al menos cinco años para desarrollar la tecnología necesaria. En ese contexto, Moscú se resiste a desatar las iras de su aliado comercial mientras no haya evidencias de que no estén cumpliendo con el tratado de no proliferación dijo el embajador ruso en la ONU Andrei Denisov esta semana. El portavoz del Departamento de Estado Sean McCormack admitió que su Gobierno cuenta con que los rusos Condoleezza Rice REUTERS Peres dice que Ahmadineyad terminará como Sadam ABC JERUSALÉN. El veterano político laborista israelí Simón Peres afirmó ayer que las declaraciones del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, recuerdan a las que hacía Sadam y predijo que terminará de la misma manera en que terminó Husein Ahmadineyad representa a Satán, no a Dios, y todos los que han actuado de esta manera han visto terminar sus carreras como correspondía afirmó el número dos del partido Kadima. tengan su propio punto de vista y llegará a la reunión con ánimos de escucharlo. En esta oposición al frente anglosajón, al que se ha unido Francia y Alemania, Rusia cuenta con el apoyo de China, también unida a Irán por intereses comerciales. La adopción de sanciones contra el Gobierno de Irán que no pasen por el embargo coincide con el ánimo del exilio iraní en EE. UU. que sólo en California se acerca al millón de personas. Pese a su oposición al régimen actual, los iraníes no apoyan la adopción de medidas que hagan sufrir a su pueblo. Washington cuenta con que esto facilite la adhesión de las potencias reticentes para poder obtener su apoyo tan pronto como Mohamed el- Baradei, jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) presente su informe el próximo 28 de abril. Yo esperaría que poco después, a principios de mayo, el Consejo de Seguridad tome ese informe así como la pregunta de qué acciones va a adoptar Contra el antisemitismo McCormack condenó los nuevos pronunciamientos antisemitas del presidente Mahmoud Ahmadineyad, sin ocultar cierta complacencia. Esta clase de retórica, que sólo podemos asumir, representa las verdaderas intenciones políticas del régimen iraní, proveerán de ímpetu a la comunidad internacional para actuar enérgicamente, de manera diplomática, para forzar a Irán a cambiar de actitud observó. Ni los rumores de un ataque militar quirúrgico contra las instalaciones nucleares de Irán, que Washington estaría considerando según la revista New Yorker, han amedrentado al régimen islámico. Tenemos a las fuerzas americanas en la región bajo vigilancia total dijo el general iraní Rahim Safavi, jefe de la Guardia revolucionaria. Grave precedente Los altos mandos consultados por The Washington Times consideraron que los disidentes tienen dos opciones: pueden seguir órdenes o dimitir como protesta, pero es un grave precedente que los generales retirados intenten dictar la política que deben seguir los líderes militares civiles En entrevista con Al- Arabiya, Rumsfeld negó que vaya dimitir, ya que hay miles y miles de generales y almirantes dijo, por lo que si cada vez que dos o tres personas están en desacuerdo cambiamos de secretario de Defensa, esto sería un carrusel Rumsfeld ofreció su dimisión al presidente en dos ocasiones durante el escándalo de Abu Ghraib, pero Bush no la aceptó, y mostró públicamente su apoyo. Quienes se han atrevido a romper el silencio- -seis hasta el momento- dicen haberlo hecho de forma espontánea y sin haber hablado los unos con los otros. Éstos acusan a Rumsfeld de no haber tenido en cuenta la opinión de los comandantes al planificar la invasión, y de empujarles al desastre con menos hombres de los que requiere la operación. Tropas norteamericanas y británicas ensayaron hace dos años una ficticia invasión de Irán E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Tropas de EE. UU. y del Reino Unido ensayaron en julio de 2004 una supuesta invasión de Irán, durante unos ejercicios conjuntos desarrollados en la base estadounidense de Fort Belvoir, en Virginia. Esta información, publicada ayer por el diario británico The Guardian, ha sido confirmada por Londres, advirtiendo de que se trata de uno de tantos juegos militares que tienen lugar sobre escenarios ficticios, con nombres de países imaginarios, aunque utilizando mapas reales. Las maniobras se realizaron bajo el código de Operación Hotspur y se centraron en una intervención en el mar Caspio, en un supuesto escenario mundial de 2015. Aunque el plan daba al país invadido el nombre de Korona, sus fronteras coincidían con las de Irán; también las características del enemigo eran las propias de ese país. Un portavoz del Ministerio de Defensa británico recordó que este tipo de simulaciones son habituales y que incluso también se planifican, a modo de test sobre el comportamiento de las tropas, en el cuartel general de la OTAN. Para restar importancia al caso de los ejercicios sobre una invasión de Irán, citó el caso de una operación similar ensayada la pasada semana que tenía por objetivo una invasión en el sureste de Inglaterra, así como otra en enero con Escocia como escenario. Por su parte, el Foreign Office insistió en que el titular de Exteriores, Jack Straw, ha dejado clara la posición de Londres en el sentido de que una acción militar contra Irán es inconcebible. El Ministerio ve cualquier especulación sobre una guerra, sobre todo implicando al Reino Unido, como nada beneficiosa en un tiempo en el que la ruta diplomática aún sigue ejecutándose indicó un portavoz. En cualquier caso, la filtración de los ejercicios se produce en una semana en la que la tensión sobre la situación en Irán ha sufrido una grave escalada.