Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 4 2006 Nacional 21 El responsable del siniestro pidió seguir en el lugar de los hechos en vez de ser trasladado a un hospital La colisión fronto- lateral se produjo, al parecer, por una incorrecta maniobra de adelantamiento cicleta Suzuki GSX 1300. La quinta persona fallecida era la ocupante del turismo implicado, un Hyundai Coupé, identificada como M. G. R. de 38 años de edad y vecina de Marín. Hasta el lugar del accidente, el servicio de emergencias desplazó dos ambulancias, al médico de Atención Primaria de Cambados y el helicóptero conbase en Santiago. El facultativo certificó el fallecimiento de las cinco víctimas al llegar al punto del siniestro. Por su parte, el joven herido leve permaneció en el lugar de los hechos, a petición propia, en lugar de ser evacuado a un centro hospitalario. Horas más tarde se produjo otro accidente en Carballo, que le costó la vida a un joven de 26 años. El siniestro sucedió sobre las 6.15 horas en el kilómetro 3,700 de la carretera CP- 1902, en el término municipal de Carballo (La Coruña) cuando el turismo conducido por el joven se salió de la vía y colisionó contra un muro. Como consecuencia del impacto murió el conductor del turismo siniestrado, un Peugeot 206, y único ocupante del vehículo, identificado como Roberto B. V. y vecino de la localidad de Carballo. Con esta víctima son ya trece las personas fallecidas en la red viaria gallega desde el viernes 7, día en el que comenzó la Operación Especial de Tráfico Semana Santa, dos más que en todo este periodo vacacional en el 2005. Tráfico pide prudencia a los conductores. Los médicos no pudieron salvar a ninguna de las víctimas; el único superviviente es el conductor sin carné EFE El conductor que provocó en Pontevedra un accidente con cinco muertos no tiene carné El joven de 18 años, que circulaba a 140 kilómetros hora, resultó herido leve b Su madre, que viajaba en el asiento del copiloto, perdió la vida en el acto al empotrarse una de las dos motocicletas siniestradas en la puerta del turismo A. M. PONTEVEDRA. El conductor del turismo Hyundai Coupé que provocó el viernes en Pontevedra un trágico accidente en el que perdieron la vida cinco personas carece de permiso de conducir y, en el momento en el que chocó frontalmente contra las dos motocicletas tras invadir el carril contrario, circulaba a 140 kilómetros por hora, según las informaciones facilitadas por la Dirección General de Tráfico a Ep. El siniestro, el más grave de los últimos días, acabó con cinco personas fallecidas, cuatro mujeres de entre 33 y 50 años y un hombre de 44. El conductor del turismo, H. P. G. un joven de 18 años que no tiene carné de conducir, resultó sólo herido leve con un traumatismo costal. La otra ocupante del coche era su madre, M. G. R. de 38 años y vecina de Marín, que falleció en el acto. El siniestro tuvo lugar poco antes de las tres de la tarde del viernes, en el kilómetro 1 de la Vía Rápida de Salnés (Pontevedra) en dirección a Sangenjo, y en él se vieron implicados dos motocicletas y un turismo, según fuentes del 061 y de la Guardia Civil de Tráfico. Sobre las 14.40 horas se produjo la colisión fronto- lateral, al parecer, por una maniobra de adelantamiento incorrecta del conductor del turismo que llegó a invadir el carril contrario. Las víctimas mortales son los cuatro ocupantes de las dos motos, una Suzuki GSX 1300 y una Suzuki GSX 750 F, y la madre del joven que conducía el turismo Hyundai Coupé. Los cuatro fallecidos que viajaban en las dos motos accidentadas son tres mujeres, identificadas como M. C. S. P. de 41 años y vecina de Vigo, y R. B. H. de 33 años y vecina de Orense, que viajaban en la Suzuki GSX 750 F, y R. E. S. de 50 años, y vecina de Poio, que circulaba con el hombre fallecido C. J. C. C. de 44 años y vecino de Meis, en la moto- La Semana Santa se ha cobrado ya 77 víctimas mortales en accidentes de tráfico ABC MADRID. Miles de conductores retrasaron su salida de vacaciones al Jueves Santo, siguiendo las recomendaciones de la DGT, y muchos han optado por adelantar la vuelta ante el mal tiempo en los destinos tradicionales de Semana Santa. Pero ni una circunstancia ni la otra han evitado las retenciones kilométricas y, lo que es peor, las elevadas cifras de muertos. Hasta las ocho de la tarde de ayer, setenta y siete personas habían perdido la vida en los sesenta y seis accidentes con víctimas mortales registrados en las carreteras desde el inicio de las vacaciones. El retorno comenzó ayer y se caracterizó, desde primeras hora de la tar- de, por las ya tradicionales retenciones en la carretera de Valencia, la A- 3, y en la A- 6, la de La Coruña, a la altura de El Espinar, con atascos entre el kilómetro 58 y el 73. Según informaron a Efe fuentes de la Dirección General de Tráfico, en esos siniestros, ocurridos desde las 15.00 horas del pasado viernes hasta las 20.00 horas de ayer, otras 31 personas han resultado heridas graves, y 35 han sufrido lesiones leves. A las ocho de la tarde, las principales retenciones afectaban a la carretera de Valencia, la A- 3, a su paso por la provincia de Cuenca en dirección a Madrid. Así, había circulación lenta con paradas esporádicas en veintinueve kilómetros en la localidad de La Almarcha (Cuenca) diez en Belinchón; y otros cinco kilómetros en Honrubia (Cuenca) En Madrid, a las ocho de la tarde, la carretera de Burgos (A- 1) tenía problemas circulatorios a su paso por la localidad de San Sebastián de los Reyes y la de Extremadura registraba varios kilómetros de tráfico lento. En todos estos puntos se habilitaron carriles adicionales. Como se ha informado, el accidente más trágico se produjo el Viernes Santo en Pontevedra y costó la vida a cinco personas. Las cifras no dan tregua y la DGT sigue pidiendo máxima prudencia. El grueso de los retornos está por llegar y se producirá entre hoy (en la mayoría de las comunidades) y mañana, lunes de Pascua, que es festivo en Cataluña, Comunidad Valenciana, La Rioja, Navarra y País Vasco. El año pasado fue precisamente el último día, el lunes de Pascua, el que registró mayor siniestralidad con 19 muertos de los 105 que se produjeron durante la Semana Santa.