Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14 4 2006 81 La Liga regresa hoy con un Barcelona- Villarreal preludio de lo que puede ser la final de la Champions El atletismo europeo retrocede ante el empuje africano y se plantea renunciar a las pruebas de fondo Tamudo y Lopo saludan a los aficionados del Español desde el balcón de la Generalitat EFE Seis mil periquitos celebraron la Copa al grito de ¡Lotina, quédate! Niubó, de la Generalitat: Pido excusas al Español por el trato recibido ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Mil seguidores en la plaza de Sant Jaume y seis mil en las fuentes de Montjuic pasearon a lo largo y a lo ancho de Barcelona el orgullo de ser periquitos en una ciudad donde lo fácil es ser azulgrana. Los hinchas del Español vivieron uno de los días que pasarán a los anales de su historia. Celebraban la consecución de la cuarta Copa del club y la segunda en un periodo, seis años, que ha desarrollado al españolismo después de medio siglo de ayuno, pues los dos anteriores trofeos se disfrutaron en 1940 y en 1929. Ayer, la Ciudad Condal volvió a recuperar el colorido blanquiazul. El estado Olímpico de Montjuic fue el punto de partida del paseo triunfal, un viaje en el que también estuvieron el equipo femenino españolista (campeón de la Superliga) Dos autobuses descubiertos trasladaron a los campeones y a las campeonas. Entre los recuerdos al eterno rival destacó el de Corominas: Aquí volveremos a celebrar la Supercopa que le ganaremos al Barça prendió al público, al presidente del club (Sánchez Llibre) y al alcalde de la ciudad (Joan Clos) al sumarse al apoyo popular al técnico: ¡Míster, quédate! Pero fue Tamudo quien provocó la mayor explosión, Copa en mano. zón una frase que sonaba a despedida. Se presume que tiene una propuesta del Deportivo. Lotina no habló de su porvenir y cantó el campeolones, campeolones que en su día protagonizó el barcelonista Amunike. Tenéis un presidente, Maragall, que me dio su bendición cuando subimos al palco a por la Copa añadió el preparador. Un jugador, Ferrán Corominas, sor- Aimar sufre un meningitis vírica que no le dejará secuelas físicas El medio punta argentino del Valencia, que fue hospitalizado el miércoles, permanecerá ingresado un mínimo de una semana, pero su presencia en el Mundial no peligra J. DOMÉNECH VALENCIA. El susto fue grande cuando ayer el jefe clínico del servicio de neurología del hospital 9 de Octubre de Valencia, el doctor José Tatay, comunicó que Pablo César Aimar, medio punta argentino del Valencia, sufría una meningitis linfocitaria aguda de origen vírico. Afortunadamente los médicos desvelaron que, aunque la enfermedad es importante, al jugador no le deben quedar secuelas físicas cuando supere completamente esta patología. Mucho peor hubiera sido si la meningitis fuera bacteriana y no vírica. Tamudo, fractura en un dedo del pie Muchas gracias por vuestro apoyo durante estos años, espero que este título no sea el último señaló el goleador. Es duda, por cierto, para el partido del domingo, pues sufre una fractura en un dedo del pie izquierdo. Hubo ovación para la capitana femenina, Miriam Diéguez, que se felicitó por los dos éxitos del club. Los recuerdos al eterno rival adornaban la fiesta. Dicen que la afición del Barcelona es la mejor y es una grandísima mentira subrayó Juanfran. Corominas indicó que en el verano volveremos aquí a celebrar la Supercopa, que le ganaremos al Barça Rafsel Niubó, secretario general de deportes de la Generalitat, dejó a todos con la boca abierta: Muy sinceramente, al Español no se le ha dado históricamente el trato que merece y pido excusas. Espero que sea tratado con la dignidad que merece La visita a las fuentes de Montjuic vivió la repetición de esos cánticos de apoyo a Lotina y a Lopo, así como el envío de postales al Barcelona. Una jornada inolvidable. ¡Lopo, quédate! ¡Kameni, quédate! Mil aficionados les recibieron en la plaza de Sant Jaume y lo primero que destacó fueron los cánticos: ¡Lotina quédate! ¡Lopo quédate! y ¡Kameni quédate! El ambiente desvelaba que el entrenador, Lotina, y el central, Lopo, no continuarán. El portero también estudia varias ofertas. El defensa respondió así: Pase lo que pase os llevaré siempre en el cora- Aimar deberá permanecer un período que oscila entre una y dos semanas ingresado en el hospital para recuperarse por completo, aunque ayer ya mostraba una buena evolución según explicó el doctor Tatay. Aimar está estable y ha mejorado respecto de su estado inicial, pero ha de permanecer ingresado dijo. La fiebre había disminuido y el dolor de cabeza y la rigidez de la nuca, casi desaparecido por completo. Si no hay complicaciones, cuando el futbolista argentino reciba el alta hospitalaria quedará ya a disposición del cuerpo técnico del equipo valencianista. Lógicamente después de dos semanas enfermo su vuelta a los entrenamientos no podrá ser inmediata tras el alta, aunque en cuanto recupere el tono físico estará en condiciones de jugar, por lo que su presencia en el Mundial no peligra.