Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Espectáculos VIERNES 14 4 2006 ABC VIERNES DE ESTRENO Se ha estrenado en Alemania La vida de los demás que lleva por primera vez a la pantalla la vida intestina de la policía secreta socialista Stasi: la escucha o la vida TEXTO: RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Registrar la vida de otros, ¿no lo hacen escritores y cineastas? De cuántos vicios normales del ser humano- -voyeurismo, coacción, traición, adulterio, debilidad, genialidad salpicada de mezquindad- -no se alimenta el hígado de toda dictadura y qué poco han tenido realmente que inventar, incluso siendo ésta una de las más obsesivas: la de la República Democrática Alemana. Pero los vicios mencionados se operan mejor desde los hilos del miedo y esto lo vio la Stasi y lo ha atrapado con ojos curiosos de occidental, y mano tersa pero singularmente maestra, el debutante realizador Florian Henckel von Donnersmarck en Das Leben der Anderen (La vida de los demás) que ha sobrecogido a la crítica. Un sistema que empieza por aclararle al ciudadano que para el poder, no hay nada privado como advierte a sus agentes un instructor. Podía haber resbalado en cine hacia el thriller la denuncia o la moralización, y estrellarse; pero está rodada con un guión, una cámara y un corazón fríos hasta entumecer las entrañas: al extremo del hilo de la mezquina maquinaria del miedo humano, sigue habiendo vida. El resultado es, según los comentarios, la película que desentierra y a la vez entierra a la temida Seguridad del Estado del régimen socialista alemán. Ésta no sólo inspira cada segundo de cinta, sino que es la película que se merecía la RDA y nunca había sido rodada, según el Frankfurter Allgemeine. las dosis de temible ingenuidad, brillante talento y cicatera ruindad que a veces preñan al artista tocado por la política. Pero un hálito de humanidad llega por sus cascos y lo transforma, a medida que descubre cómo los artistas en la RDA se suicidaban de desesperación y aún son capaces de interpretar la Sonata de un hombre bueno Das Leben der Anderen demuestra algo que, en otro extremo, mucho seguidor de la prensa rosa podría admitir: que hay quien preLa película fiere vivir la vida de entierra y otros antes que la prodesentierra a pia. De pulsiones tan humanas se nutren la temida las dictaduras. Pero Seguridad también de cosas del Estado de grandes como la Sonata del hombre buela RDA no de Gabriel Yared, se nutre el heroísmo del ser humano: Que es al final quien elige. Y, como dice en el último plano el purgado agente de la Stasi, sé que ésta es para mí El actor Ulrich Mühe es un oficial de la Stasi prendido del sonido de la vida Salvaje Quien ruge primero... EE. UU. 94 m. Director: Steve Spaz Williams Voces V. O. Kiefer Sutherland, James Belushi JAVIER CORTIJO Un secundario La Stasi ha sido un extra, incluso un secundario en el cine, sea en los últimos éxitos de Good Bye Lenin o Sonnenallee o en las anteriores La promesa de Von Trotta, o Helden wiewir Este primer filme dedicado en cuerpo y alma al patológico funcionamiento de la Stasi- -dice la crítica- -sólo la podía haber hecho un occidental y, aún, uno joven: Un oriental habría sido demasiado poco inocente o curioso Donnersmarck, de 33 años, la ha estado elaborando en su cabeza desde la escuela de cine, a partir de la frase de Lenin sobre la sonata Appassionata de Beethoven, de la que dijo que, de escucharla demasiado, abandonaría su revolución. La música amansa a las fieras y al hombre lo humaniza; y, en un mundo de vigilancia y escucha del otro como el creado por el régimen socialista, un circunspecto agente- -que carece de otra vida que espiar y controlar al otro- -se va humanizando al vivir vicariamente, por sus auriculares, la vida de una pareja teatral; por el hilo capta elículas como ésta nos traen a la memoria aquella época reciente en la que Hollywood nos cascaba sus mandarinas como si fueran cerezas: que si un tándem de P meteoritos cabreados, que si un dúplex de volcanes con estómago revuelto, que si otro sándwich doble de hormigas 3 D... Aunque, por otra parte, uno caería en un error fácil al emparentar Salvaje con Madagascar en realidad, es Buscando a Nemo versión selvática y bosquimana. Así que el nudo de corbata es también doble: ni puede superar la calidad del filme de Mano de hierro Pixar ni, lógicamente, el efecto sorpresa del de DreamWorks (y eso que, en ocasiones, sobre todo en el segundo tramo africano Salvaje le saca varios hocicos, y hasta cuello jirafero, de ventaja) Una escena de Salvaje la nueva propuesta de Disney El argumento, como es tradición, parece un interminable codazo a la pirámide de sopas de lata en oferta de unos grandes almacenes: un león peluchero estrella del zoo de Nueva York, pierde a su cachorro y, al seguirle el rastro junto a sus colegas de fatigas (una jirafa, una anaconda, una ardilla y un koala) acaban todos empaquetados en un barco hacia África. Con una animación cartoon y chiclera según la tendencia El argumento en boga del munparece un dillo 3 D, seguiinterminable mos las evoluciones, trastadas y codazo a la torpezas paterpirámide de nofiliales de la sopas de lata tropa, sobre todo en oferta de de su miembro unos grandes más inspirado, ese koala con naalmacenes riz y modales de W. C. Fields que nos descubre que hasta ser estrella del marketing infantil tiene sus sacrificios y sufrimientos. De brillantes escenarios, tanto urbanos como selváticos, el filme da un acelerón de calidad final con la inclusión de unos ñus bailarines (gentileza de Eric Idle) mucho más carismáticos que los lemures de la competencia y que, de paso, engarzan un mensaje también muy de la casa: si tienes alma de presa, nunca serás depredador. Aunque endiñes el rugido el primero. La ley de la selva, ya se sabe.