Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Madrid VIERNES 14 4 2006 ABC SE DICE SE COMENTA ¿QUÉ OCURRE CON LA MADRID AL DÍA WARNER? PRUEBA DE FUEGO PARA LA T- 4 La nueva terminal de Barajas, la T- 4, se ha convertido en una auténtica pesadilla para muchos viajeros que han pasado por ella desde su inauguración, a primeros de febrero. Que se lo digan a las miles de personas que se quedaron sin maletas hace apenas 15 días por un error informático. La operación salida de esta Semana Santa era una gran prueba de fuego para esta infraestructura, ante el temor de un colapso generalizado. Pero todo ha ido bien. Ahora queda el retorno para comprobar que no ha sido una excepción. EL PAQUETE MANUEL DE LA FUENTE El Parque temático de la Warner Bros ha abierto sus puertas una temporada más sin que la Comunidad de Madrid, socio mayoritario, haya ejecutado su decisión de sanear la empresa y vender después las acciones. La intención anunciada del consejero de Presidencia, Francisco Granados, era realizar la operación antes de abril, para que el Parque estrenara la temporada con nuevos socios y libre de deudas. Pero el ejercicio ha comenzado ya y la situación, de momento, sigue siendo la misma que la que había. LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Asfaltar, atascar ¿El Ayuntamiento se ríe de nosotros? Su última idea brillante, por si no tuviéramos ya suficiente, es asfaltar la calle Reina Victoria en ambos sentidos, en plena hora punta de salida, 7 pm, el martes 11, dejando sólo un carril y con el consiguiente atasco. Una hora para atravesar dicho túnel, y conseguir salir a la A- 6. ¿Por qué no esperar al jueves o viernes una vez que medio Madrid este fuera, y hacerlo entonces? ¿Por qué no asfaltarlo, si hay que hacerlo el martes, por la noche? ¿Por qué no había ni un solo agente en todo el tramo, sólo un pobrecito agente de movilidad al final de la calle? ¿Están buscando votos para la oposición? Luis Rosillo Vallinas Renovar el permiso Por mi edad, me obliga Tráfico a renovar el carné anualmente. Si se comprueba por los accidente del último puente, los conductores de 20, 30 y 40 años y los jóvenes que acaban de obtener el permiso de circulación y por lo regular saben correr, pero no frenar, son los que los producen. Yo tengo permiso de conducir desde el año 1942, y desde esa fecha he conducido toda clase de vehículos y, a Dios Gracias, no he producido ningún accidente. ¿Porqué la renovación anual de personas mayores, con las consiguientes molestias y gastos, cuando por lógica, cuando van pasando los años, se viene desconfiando de uno mismo por prudencia y se limitan las velocidades? Silverio Aguirre Campano Florido y hermoso Madrid está desconocido estos últimos días. Han florecido la Cibeles, el paseo del Prado, el de Recoletos y la Castellana. En mis recorridos de madrileña ociosa, he visto petunias, begoñas y hasta crisantemos, de todos los colores y en todas las disposiciones: una ciudad humana. Por fin. Laura Marcos. DIMES Y DIRETES PITOL Y CERVANTES MIGUEL GARCÍA DE MORA Escritor ervantes murió el 23 de abril de 1616, y desde el 1976 se viene celebrando la entrega del premio que lleva su nombre. Como esta vez el 23 cae en domingo, sin duda a ello se deba que se haya anticipado la fecha y el acontecimiento va a ser el 21. Se han rebasado las treinta ediciones, y uno más de los años que han transcurrido, porque hubo uno en que el galardón fue partido por gala en dos y en favor conjunto de Gerardo Diego y Jorge Luis Borges, aunque ambos eran harto merecedores de recibirlo en solitario. Razones habría. En la presente ocasión, el elegido ha sido Sergio Pitol (Puebla, Méjico, 1933) que quizá no sea conocido demasiado, pero indudablemente un escritor magnífico en prosa y verso, amén de gran memorialista. Podemos añadirle al margen de lo literario su actividad diplomática y sus considerables traducciones. En resumen, un justo merecedor del premio. C Preparada está la ciudad de Alcalá de Henares, Patrimonio de la Humanidad, para un acto tan excepcional. Como ya dijo uno de los primeros galardonados, no habría lugar tan apropiado para este acontecer que el Paraninfo de la Universidad cisneriana. Y en él tendrá efecto, con la presencia de los Reyes de España y la asistencia de los selectos invitados, siempre con buena representación de académicos y hombres de letras. Por toda Alcalá, y especialmente por la plaza Mayor o de Cervantes y la contigua plaza de San Diego, sobrevuelan las benditas cigüeñas blancas, que incluso tienen sus hábitats sobre las torres de monumentos nacionales. Acaso, su crotoreo tiene notas de la lengua cervantina, tan cercano el recuerdo físico del autor del Quijote, cuya casa natal dista pocs varas de estos parajes de la cultura. En la ilustre Alcalá se conserva, por supuesto, la partida bautismal de don Miguel, que reza así: En domingo, nueve días del mes de octubre, año del Señor de mil e quinientos e cuarenta e siete, fue bautizado Miguel, hijo de Rodrigo Cervantes e su mujer doña Leonor; fueron sus compadres Juan Pardo bautizole el Reverendo Señor Bachiller Serrano, Cura de Nuestra Señora; testigos, Baltasar Vázquez, Sacristán, e yo que le bauticé e firmé de mi nombre, Bachiller Serrano Como nadie nos habla de la fecha exacta del nacimiento de Miguel de Cervantes y Saavedra, la ignoramos, aunque parece que pudo ser el 29 de septiembre, festividad de San Miguel Arcángel. En Alcalá, el día en que se conmemora la efemérides es el 9 de octubre y desde tiempo lejano. Esto es, el de su bautismo. En la expresada plaza de San Diego, colmada de flores, y junto a la primorosa fachada de la Universidad, vese una estatua del Cardenal Cisneros, y en el centro de la plaza Mayor, otra, muy estilizada, del propio Príncipe de los Ingenios, que motiva, tan gloriosamente, este ambicionado premio para escritores españoles e hispanoamericanos. andar o recibir (sobre todo recibir) paquetes postales o de mensajería es siempre un auténtico placer, una sorpresa (bueno, también puede ser la Agencia Tributaria o la Dirección General de Tráfico, para qué vamos a engañarnos) un pequeño vaivén en nuestra vida cotidiana. Por carta o por paquete nos pueden llegar discos, libros, casitas de muñecas, declaraciones de amor, el borrador de la renta y que uno haya visto hasta galletería diversa, bombones (derretidos) lacas, avon llama, camisones de venta por catálogo, ropa interior, ropa exterior, muñecas hinchables, maquetas, moquetas, alfombras, alfombras mágicas y hasta pedruscos del derruido Muro de la Vergüenza de Berlín. Pero alguien que anda por ahí ha rizado el rizo y le ha mandado a otro alguien que también anda por ahí una cría de cocodrilo, que es de ese tipo de animales que por muy cría que parezca tiene así como mala faz, mala jeta, mal rollito, por no decir mala leche y parece siempre y además que viene con hambre atrasada. Y a punta pala. Antiguamente, el caimán se iba, incluso ahora se va, se va para Barranquilla, menos éste de más de medio metro que ha hecho el viaje (seguro que es iniciático) entre Málaga y Getafe, un trayecto que para el animalillo ha debido ser como para los hippies pirárselas para Katmandú. Miren que como ya hemos reseñado unas cuantas líneas más arriba se pueden mandar cosas y cosas por correo, pero un cocodrilo, que encima pertenece a una especie incluida en el Convenio Internacional de Especies Amenazadas, por lo que no cabe ni hacerse unos mocasines con su protegido (y bien protegido) pellejo, es de nota. Aunque si uno se pone a darle al magín todavía se le ocurren cosas peores que remitir. Por ejemplo, mandar a tomar viento a unos cuantos. O mandar, urgente y certificado, un sobre con unas cuantas rayas de parquímetro, o los propios parquímetros, o un trozo de la M- 30 bien pasadito por la tuneladora de rigor. O, por qué no, en un paquete postal debidamente acondicionado unas caquitas o mondongas del lince fantasma de la M- 501. Por cierto, lo de las caquitas puede tener su gracia, pero lo de desaparición de este bellísimo animal no tiene ninguna. Ni maldita la gracia. M