Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14 4 2006 23 Otro general norteamericano retirado con experiencia en Irak pide la dimisión del secretario de Defensa El Baradei no consigue que las autoridades de Teherán cedan un milímetro en sus planes nucleares El Cavaliere podría regalar las televisiones a sus hijos J. V. B. ROMA. Como sucede periódicamente, los rumores sobre un proyecto de Berlusconi para traspasar sus cadenas televisivas afloran de nuevo estos días en que el centro izquierda reitera su intención de elaborar una ley sobre conflictos de intereses que separe mejor los campos de la política y del interés económico privado. Aunque Prodi insiste en que haremos una ley para nosotros en el sentido de hacer incompatible que un miembro del nuevo Gobierno tenga capacidad de tomar decisiones que afecten a sus intereses económicos, la ley podría incluir también a cargos en el Parlamento. Para librarse de esa espada de Damocles, Silvio Berlusconi podría donar sus tres cadenas de televisión a sus hijos, según el periodista Giuliano Ferrara, director de un periódico político propiedad de la esposa de Berlusconi. La fórmula de la donación ha funcionado con el diario Il Giornale. Cuando se declaró incompatible ser propietario de cadenas de televisión nacionales y de periódicos, Silvio lo traspasó a su hermano Paolo, sin que por eso el diario milanés haya dejado de ser un altavoz de propaganda del Cavaliere Alguna vez Berlusconi sondeó la posibilidad de vender parte de su imperio televisivo a Rupert Murdoch, pero las tres cadenas de Mediaset son inseparables de su maquinaria de poder. Bush y Blair evitan llamar todavía a Prodi para felicitarle por su victoria La Casa Blanca confía en una relación amistosa por encima de las personas en Washington que Prodi piense en retirar los soldados italianos de Irak antes de la fecha ya anunciada por Berlusconi, finales de este año MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Los jefes de Estado de todo el mundo empezaron el martes a felicitar al nuevo primer ministro electo en Italia tan pronto como el ministro de Interior de ese país anunció el resultado. El estrecho margen de victoria, apenas 25.000 votos, y los 43.000 que Silvio Berlusconi quiere revisar, no han interferido en la llamada de cortesía de mandatarios como Jacques Chirac, pero dos poderosos brillan por su ausencia: el presidente de EE. UU. George W. Bush, y su socio británico, Tony Blair. El portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, se negó el martes a reconocer al ganador mientras haya preguntas abiertas sobre el proceso electoral Aún así, prometió que EE. UU. trabajará amistosamente con cualquiera que encabece el nuevo Gobierno por considerar que los lazos que unen a los dos países van más allá de las relaciones personales. Peper Culpepper, profesor de Ciencias Políticas de la Escuela de Gobierno John Kennedy de la Universidad de Harvard, admitió ayer que la negativa de EE. UU. a reconocer los resultados me resulta un poco inusual, b Nadie cree dado que el presidente italiano Carlo Azeglio Ciampi ha reconocido los resultados como producto de unas elecciones justas En su opinión, el Gobierno de Bush le está otorgando a Berlusconi la cortesía de no pronunciarse hasta que haya agotado los intentos de lograr un recuento La propia experiencia de Bush en las elecciones de 2000 debe pesar. Desde que José María Aznar dejase el poder, Berlusconi ha sido el más fiel aliado que EE. UU. y Gran Bretaña han tenido en Europa. Tanto, que su sumisión ha generado bromas maliciosas. Mientras Prodi criticaba abiertamente la postura de Blair en la Unión Europea durante su Presidencia, su rival le permitía parecer menos aislado. Por contra, el professore ha hecho votos de poner los intereses de Europa por delante de los de Washing- ton. Durante la campaña electoral prometió que cuando forme gobierno optaré por una rápida salida de las tropas en condiciones seguras y en concertación con las autoridades iraquíes pero los analistas consultados por este periódico no creen que eso altere los planes ya anunciados por Berlusconi de retirar a los 2.600 soldados italianos que quedan en Irak para final de año. Demasiadas bajas El contingente militar italiano fue el más numeroso que EE. UU. y Gran Bretaña lograron unir a su coalición internacional, pese a que nunca llegó a los 5.000 hombres. De las cuatro docenas de países que la compusieron, 16 han abandonado ya Irak, y sólo Corea del Sur, que necesita el apoyo de EE. UU. para defenderse de su rival del norte, tiene más de mil hombres. Muchos no pasan del centenar. Prodi ha dicho que los 27 soldados que su país ha perdido en Irak son demasiados para una guerra equivocada y promete la retirada total tan pronto como sea posible según afirmó en su segundo y último debate electoral. En ese contexto, el experto de Harvard cree que la perspectiva del Gobierno norteamericano frente a esta prórroga que está concediendo a Berlusconi probablemente sea: ¿Para qué me voy a apresurar a tener un aliado menos en Europa? incluso si el cambio de Berlusconi a Prodi resulta más de tono que de verdadera sustancia El portavoz del Departamento de Estado afirmó que hay aún preguntas abiertas sobre el escrutinio De las cuatro docenas de países que formaron la alianza contra Sadam, 16 ya han abandonado Irak nal, o bien inválida y, por lo tanto, contarla entre los votos nulos. El acta de cada colegio indica en detalle el número de votos válidos para cada una de las dos coaliciones, el de votos nulos y el de votos disputados especificando los que se han considerado válidos y los que se han considerado nulos. En dos sobres Las papeletas en disputa no se destruyen sino que se meten en dos sobres, uno de votos considerados válidos y otro de votos considerados nulos. Ambos se envían junto con las actas al respectivo Tribunal de Apelación, encargado de revisar cada papeleta, de emitir un juicio definitivo sobre su validez y de trasladar todos los documentos al Tribunal Constitucional en Roma. El proceso es relativamente rápido y podría concluir hoy o mañana, para tranquilidad de todos los ciudadanos, excepto de quienes hayan decidido mantenerse en pie de guerra contra Romano Prodi. El número dos de Al Qaida, Aymán al Zawahri, apareció ayer de nuevo en un vídeo difundido por internet para elogiar la lucha de los insurgentes en Irak AP