Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 VIERNES 14 4 2006 ABC Internacional Berlusconi retira su denuncia de chanchullos y se prepara para admitir su derrota electoral Romano Prodi constata que la situación es ya más tranquila, y no hay de qué preocuparse b Si el Cavaliere halla 25.000 La dura ley de las matemáticas La nueva ley electoral italiana otorga una holgada mayoría en la Cámara al que obtenga más votos; Prodi sacó 25.000 más que Berlusconi y se llevará 340 escaños de los 630 De los 43.000 votos disputados de la Cámara baja, Berlusconi debería obtener al menos esos 25.000 válidos a su favor. Las probabilidades matemáticas de que ello ocurra son mínimas. Control de las mesas. Hubo interventores de las dos coaliciones en los 60.000 colegios electorales de Italia, por lo que la ausencia de denuncias en los casi 40 millones de votos no disputados es algo irrefutable. Las papeletas disputadas están siendo revisadas en su totalidad por el Tribunal de Apelación. El proceso es relativamente rápido y deberá concluir hoy o mañana. la ausencia de irregularidades en el voto e incluso añadió, en el comunicado oficial del Ministerio que el número de votos nulos se ha reducido en torno a un 60 por ciento en el Senado y en un 66 por ciento en la Cámara de Diputados con respecto a 2001 Pisanu se ha resistido a secundar las denuncias infundadas de Berlusconi hasta el punto de llegar a enfadarle según algunos diarios italianos. Ayer, cuando los periodistas le preguntaron si estaba de acuerdo con las acusaciones de fraude, el ministro respondió con un no comment mientras miraba hacia el cielo azul y añadía algunos comentarios meteorológicos sobre la belleza de la jornada. nuevas papeletas válidas a su favor entre los 43.000 votos disputados daría el vuelco a la situación, pero la probabilidad es casi nula JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Donde dije digo... no he dicho nada. A las pocas horas de la aparatosa denuncia de chanchullos electorales del centro izquierda cuya constatación deberá cambiar el resultado electoral Silvio Berlusconi dio orden de que se retirasen sus palabras, y una nota oficial de la Presidencia del Gobierno afirma que denunció errores y no chanchullos Como siempre, da lo mismo que toda Italia lo haya visto en televisión. Lo importante no es la realidad sino lo que Berlusconi diga. En Bolonia, Romano Prodi descansaba ya del tremendo esfuerzo de la campaña electoral practicando su deporte favorito, la bicicleta. Cuando le preguntaron por las acusaciones de fraude electoral masivo, Prodi respondió que la situación es ya más tranquila. Como no hay nada de qué preocuparse, se puede estar sereno. Hace falta un poco de paciencia pero al final... En la misma línea de rebajar tensión, Prodi aconsejó a los periodistas irse ya tranquilos de vacaciones: Estad serenos, y disfrutad unas felices Pascuas La marcha atrás del Gobierno se confirmó cuando el ministro de Relaciones con el Parlamento, Carlo Giovanardi, declaró con toda la cara dura que nadie ha hablado nunca de chanchullos y que Berlusconi nunca pensó en emitir un decreto para obligar a un recuento de votos. El pasado 6 de abril, el Cavaliere denunció el peligro de chanchullos de la izquierda que es uno de sus discos rayados, y en su fogosidad llegó a pedir el envío de observadores de Naciones Unidas y de la OSCE. Al día siguiente, los observadores de la OSCE, que llevaban dos semanas en Italia, constataron que había violado la ley de paridad televisiva acudiendo a entrevistas en sus cadenas, que han sido multadas. Más prudencia El único contraataque del bando de Prodi corrió a cargo del secretario general del partido de los Demócratas de Izquierda, Piero Fassino, quien pidió una actitud más prudente, no sólo de los aliados de Berlusconi sino también del primer ministro, cuyas declaraciones son incomprensibles después de que el presidente Ciampi haya subrayado la regularidad en el voto La nueva ley electoral italiana adjudica una holgada mayoría absoluta de 340 escaños sobre 630 en la Cámara de Diputados a la coalición más votada a nivel nacional, que en este caso ha sido la de Romano Prodi, pero con una exigua ventaja de tan sólo 25.000 votos sobre la de Berlusconi. Si el Cavaliere lograse encontrar 25.000 nuevas papeletas válidas a su favor entre los 43.000 votos disputados de la Cámara Baja, daría el vuelco a la situación, pero la probabilidad mate- Prodi respondía ayer sonriente a los periodistas mientras hacía deporte en Bolonia AFP Reparto a medias Los primeros recuentos de los 43.000 votos disputados para la Cámara Baja han repartido más o menos a medias las papeletas en disputa, y Lorenzo Cesa, secretario general de la UDC, uno de los partidos de la coalición de Berlusconi, afirma ya que los recuentos se han hecho siempre, pero no creo que vayan a cambiar los resultados Otro personaje que busca una salida airosa es el ministro del Interior, Giuseppe Pisanu, quien confirmó el lunes Una nota oficial de la Presidencia del Gobierno afirma que denunció solamente errores El ministro de Interior, Giuseppe Pisanu, se ha resistido a secundar las protestas infundadas del presidente mática de que suceda es casi nula. La ley incluye interventores de las dos coaliciones en los 60.000 colegios electorales, por lo que la ausencia de denuncias significa el acuerdo de ambas partes sobre los casi 40 millones de votos no disputados Primera decisión Cuando no hay acuerdo en el colegio electoral sobre la nulidad de una papeleta, el presidente la declara voto disputado pero al mismo tiempo toma una primera decisión de considerarla válida, e incluirla en el cómputo nacio-