Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Deportes BALONCESTO NBA MIÉRCOLES 12 4 2006 ABC PAU GASOL Jugador franquicia de los Memphis Grizzlies, All Star de la NBA e internacional español Quiero ganar el oro con la selección Llegó como promesa y se ha convertido en estrella. Pero su ilusión sigue siendo progresar, ganar un partido de playoff formar en el mejor quinteto y triunfar con el equipo nacional TEXTO JOSÉ LUIS GONZÁLEZ MEMPHIS. Partido, vuelo, sesión de tiro, unas horas de descanso, partido y vuelta a empezar. Esta es la dinámica de la NBA, una de las competiciones deportivas más exigentes del mundo y en la que sobresale Pau Gasol, que hace historia en los Memphis Grizzlies. El ala- pívot español, que se encuentra en el mejor momento de su carrera, nos recibe a pie de cancha en el FEDEX Forum de Memphis. -Su progresión en los últimos meses ha sido espectacular. ¿Considera que está en el mejor momento de su carrera deportiva? -Creo que sí, que he conseguido llegar al nivel más alto. Estoy jugando bien, con confianza y agresividad, tomando buenas decisiones en el juego. Cada día trabajo para progresar y no se exactamente dónde están mis límites. Yo siempre pienso que los límites están donde tú te los pones y donde te propones llegar cada día. Quiero seguir mejorando porque todavía hay aspectos en los que puedo progresar y estoy trabajando en eso. -El objetivo de su equipo era repetir presencia en los play- off y que no sea meramente testimonial. -Sí, debemos ser ambiciosos, no podemos quedarnos con el pensamiento de que llegar a los play- off está bien o en ganar un partido, que es lo máximo a lo que hemos llegado. Hay que pensar en más cosas. Habrá que ver qué rival nos toca y hacerlo lo mejor posible porque tenemos capacidad para ello. ¿Quieren algún equipo en especial para la primera ronda? -Pues la verdad es que no, porque en los dos últimos años queríamos un equipo en concreto y luego nos metieron 4- 0, así que será mejor pensar sólo en nosotros y ser duros física y mentalmente en el momento de la verdad. -Su progresión y los momentos dulces pasan a ritmo de vértigo: rookie del año, All Star, récords constantes en su franquicia... ¿Qué sensaciones personales tuvo cuando consiguió esa máxima anotación de 44 puntos contra los Sonics o con el triple- doble logrado también contra el equipo de Seattle? -El triple- doble me sentó muy bien porque había estado cerca de lograrlo muchas veces y me hacía ilusión conseguirlo. La verdad es que lo buscaba desde hace tiempo. En cuanto a los 44 puntos contra Seattle, nunca me vinieron No descarto acabar en el Barcelona ¿Echa de menos Barcelona? -No tiene nada que ver esto con aquello; Memphis es como un pueblo grande, todo el mundo se conoce y Barcelona es mi ciudad, a la que espero volver algún día. ¿Cómo jugador? -No descarto esa posibilidad al final de mi carrera, regresar, pero con el ánimo de ganar títulos con el Barça. -Además de Calderón, ¿espera más españoles en la NBA en un futuro próximo? -Hay gente con calidad para ello, caso de Garbajosa, Sergio Rodríguez o Rudy Fernández. El baloncesto español va hacia arriba y seguro que más pronto que tarde otros darán el salto, como lo hicimos Raúl López, Calderón o yo, sin olvidar al primero: Fernando Martín. -Otros se quedaron muy cerca, como Fran Vázquez. -Son decisiones personales que hay que respetar, pero en su caso yo hubiera optado por jugar en la mejor Liga del mundo, con los mejores jugadores. a hacer dos contra uno, ellos tenían la idea de que si perdían el partido fuera porque yo metiera muchos puntos, no porque me dedicase a distribuir el juego y les rompiese la defensa pasando. Fue un día de acierto; la lástima es que en lo colectivo no hubo demasiada suerte ese día y perdimos el partido. -Aunque los Knicks estén en horas bajas, ¿se siente algo especial al jugar en el Madison y, además, arrollando? -Es especial porque es una cancha que tiene mucho significado dentro del baloncesto. Sólo jugamos una vez al año en Nueva York y es uno de esos partidos que esperas que llegue, que gusta jugar porque ciertamente hay algo especial en el ambiente. Este año además tuvimos la suerte de hacerlo bien y las cosas me salieron a pedir de boca. También es especial porque mu- cha gente española viene a estos partidos y te sientes muy arropado. -Su entrenador Mike Fratello le da poco descanso, el ritmo de competición es elevadísimo y las defensas sobre usted son cada vez más férreas. ¿Cómo lleva tanta presión? -Mantener la regularidad en estas condiciones es complicado. La clave está en ser mentalmente duro, pero es cierto que este tipo de defensas son cada vez más habituales y dependes de la habilidad de tus compañeros para que aprovechen situaciones claras de tiro y también para que consigan dejarme a mí un poco más tranquilo y pueda maniobrar con cierta libertad. -Dice Pepu Hernández que Pau Gasol y Calderón le transmiten la ilusión que tiene la afición entorno a la selección española y las próximas citas internacionales: Mundial de Japón y Europeo de España. ¿Es eso cierto, está ilusionado Pau Gasol con volver a jugar con España? -Tengo muchísima ilusión por jugar y ganar con España. En el Europeo de Serbia eché de menos jugar con España, pero ahora tengo ganas de volver, tenemos un buen equipo y seguro que se puede hacer algo grande. ¿Algo grande es el oro? -Quiero ganar el oro con la selección. Es uno de mis retos, como también lo es mejorar en mi equipo y llegar algún día a jugar una final de Conferencia. -El Mundial de Japón va a ser duro, los americanos se lo están tomando en serio, los serbios pueden contar hasta con ocho NBA... -Va a ser un torneo muy duro, pero no sólo por los americanos o los serbios. No debemos olvidarnos de Lituania, de Argentina, de Francia, con un equipo joven, o de Alemania. De todas maneras, nosotros no somos inferiores a ninguno de ellos. -Descansará desde que termine la NBA hasta la concentración con la selección en julio... -Eso querría, pero la verdad es que no. Tengo muchos compromisos adquiridos que vienen dados por el buen año que estoy teniendo. Se trata de compromisos publicitarios, también un nuevo libro que voy a sacar ahora y cuestiones de este tipo que me van a tener muy atado a Estados Unidos varios meses. De todos modos, sí es cierto que me gustaría desconectar del baloncesto algunos días... si fuera posible.