Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12 4 2006 79 Cinco heridos durante una concentración de trabajadores de Volkswagen en Navarra La tensión entre EE. UU. e Irán dispara el precio del crudo a máximos históricos y arrastra a las Bolsas Sólo un 15 de los contribuyentes declara a Hacienda que gana más de 30.000 euros al año Los ingresos del trabajo, una media de 17.624 euros, casi duplican a los de actividades económicas una media de 2.600 euros por IRPF en 2003, un 3 menos que el año anterior, por la aplicación de la segunda reforma fiscal del PP YOLANDA GÓMEZ MADRID. Los contribuyentes declaramos a Hacienda haber obtenido en 2003 una renta media de 19.639 euros, según la última memoria de la Administración Tributaria, hecha pública ayer. Según estos datos, casi la mitad de los contribuyentes, un 47,78 declaró haber obtenido ingresos inferiores a los 15.000 euros brutos al año, 2,5 millones de las antiguas pesetas. El 85 %l e dijo a Hacienda haber ganado menos de 30.000 euros, y sólo un 3 declara obtener ingresos superiores a los 60.000 euros. En cuanto a las fuentes de renta, los trabajadores por cuenta ajena, los que tienen una nómina, son los que declaran mayores ingresos, una media de 17.624 euros, casi el doble que los que dicen obtener autónomos y profesionales, con una media de 9.177 euros. Dentro de este segundo grupo, el de quienes declaran rentas de actividab Los ciudadanos pagamos Datos del IRPF 2003 Estructura de las rentas declaradas Capital inmobiliario 1,95 Resto 1,94 Plusvalías 3,92 Capital mobiliario 3,62 Actividades económicas 8,68 Lo que declaran los contribuyentes de contribuyentes Rentas declaradas en euros 100 90 80 2,91 %12,49 %36,82 Más de 60.000 euros Entre 30.000 y 60.000 euros Trabajo 79,89 70 60 Entre 15.000 y 30.000 euros Rentas medias declaradas des económicas, hay que distinguir entre los que se acogen al régimen de estimación directa, que dicen ganar una media de 11.978 euros, y los que tributan por el régimen de módulos, en el que no se tienen en cuenta los beneficios, y declaran unas rentas medias de 6.527 euros. En este segundo grupo también hay que distinguir entre los agricultores, con unas rentas de 3.193 euros, y el resto de actividades económicas, donde las rentas medias declaradas ascienden a 11.702 euros. Es decir, que incluso excluyendo a los agricultores, el resto de autónomos Origen de las rentas En euros 17.624 9.177 11.978 6.527 3.193 11.702 50 40 30 20 10 0 Infografía ABC Trabajo Actividades económicas: Estimación directa Módulos: Agricultores Resto de actividades 47,78 Menos de 15.000 euros La renta media de los agricultores asciende a 3.193 euros y la del resto de empresarios no llega a los 12.000 euros Los ingresos del trabajo por cuenta ajena suponen casi el 80 del total de las rentas declaradas y profesionales declaran unas rentas casi un 50 %i nferiores a las de los trabajadores por cuenta ajena. Según los datos de la Administración Tributaria, los contribuyentes declaramos haber obtenido en 2003 rentas por un importe total de casi 314.000 millones de euros, de las que el 79,8 provenían del trabajo, un porcentaje casi idéntico que en el ejercicio anterior. El segundo lugar lo ocuparon los rendimientos de actividades económicas, cuyo peso se situó en el 8,68 seguidos de las ganancias patrimoniales, un 3,9 los rendimientos del capital mobiliario, un 3,6 y los del capital inmobiliario, un 2 De la comparación con el ejercicio anterior se puede concluir que ha habido un aumento significativo, de casi un punto, en el peso relativo de las ganancias y pérdidas patrimoniales, que se explica por el buen comportamiento de los mercados bursátiles. Estas cifras recogen los efectos de la segunda reforma fiscal llevada a cabo por los gobiernos del PP. Como consecuencia de la misma, la cuota media que pagaron los contribuyentes por IRPF en 2003, una vez aplicadas todas las deducciones, se situó en 2.600 euros, lo que supone una reducción del 3,13 respecto al año anterior. El resultado final para el contribuyente fue que su tipo efectivo se situó en el 13,1 de media, frente al 14,3 del ejercicio precedente. Respecto al Impuesto de Sociedades, sólo 129 empresas declararon ingresos de más de 1.000 millones de euros. Tasa de ahorro en los hogares sobre renta disponible 12,0 11,8 11,6 11,4 11,2 11,0 10,8 10,6 12,0 La tasa de ahorro de las familias cayó seis décimas en 2005, hasta el 10,4 de su renta disponible Y. G. MADRID. Los hogares e instituciones sin fines de lucro redujeron su tasa de ahorro seis décimas el año pasado, hasta situarse en el 10,4 de su renta disponible y acercarse a los 61.000 millones de euros, según los datos hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) Este volumen de ahorro de las familias, unido a los 5.000 millones adicionales de las transferencias de capital recibidas no permitieron compensar, sin embargo, el fuerte flujo de inversión de las hogares españoles, que el INE cifra en casi 82.000 millones de euros, un 9,2 más que en 2004. La combinación de estas cifras se tradujo en que la necesidad de finan- 11,5 11,4 11,2 11,1 11,0 10,4 10,4 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 Infografía ABC ciación de las familias españolas se elevó hasta 15.373 millones de euros, el 1,7 del PIB, más del doble que los 6.370 millones de euros del año 2004. El descenso de la tasa de ahorro de los hogares fue consecuencia de que su renta disponible creció un 7,3 menos que el incremento del gasto en consumo, que repuntó un 8,1 En cuanto a la situación del resto de los sectores, el INE destaca el hecho de que por primera vez desde que se comenzó a elaborar esta estadística, en 1999, los saldos de las administraciones públicas presentan superávit, es decir, capacidad de financiación. Este excedente se debió a que los ingresos por impuestos crecieron casi un 14 porcentaje inferior al aumento de los gastos, que lo hicieron a un ritmo del 8,1 El resultado fue que las administraciones públicas obtuvieron un saldo positivo de más de 9.800 millones de euros, un 1,1 del PIB. Por lo que respecta a las sociedades no financieras, la necesidad de financiación de las empresas en 2005 se incrementó hasta los 61.197 millones de euros, el 6,8 del PIB el año pasado, lo que representa un incremento del 58,8 respecto a 2004. Este resultado se debe, por un lado, a que la renta disponible de las empresas se contrajo un 1,9 en 2005, a pesar del incremento del 8,9 del excedente de explotación. Los peores saldos de rentas netas de la propiedad y de transferencias corrientes, así como el fuerte incremento en el pago del Impuesto sobre Sociedades, compensaron todo el crecimiento del excedente de explotación. Este hecho, unido a un notable incremento de la inversión de las empresas, que creció un 15,7 respecto a 2004, propiciaron el incremento de su necesidad de financiación.