Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid MIÉRCOLES 12 4 2006 ABC Un anciano con síndrome de Diógenes acumuló 10 perros en su casa b Los vecinos comunicaron en Detenido con 45 animales disecados sin documentar, entre ellos un lince ibérico Es la mayor operación de este tipo realizada en Madrid en los últimos años Entre los animales intervenidos hay varias especies protegidas, incluidos tres autóctonos con máxima protección: además del lince, una cigüeña negra y un oso pardo b MARIO DÍAZ MADRID. Desde la cabeza de un lince ibérico a una piel de leopardo, pasando por unas patas de elefante africano o un urogallo. La visita al taller del taxidermista que responde a las siglas J. L. B. B. se convirtió en una auténtica sorpresa para los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil que, el pasado día 13 de marzo, procedían a una de la veintena de inspecciones enmarcadas en la operación Taxidermia querían comprobar si todo estaba en orden, pero la sorpresa fue que ninguna de las 45 piezas de animales disecados estaba documentada. Es la mayor operación de este tipo llevada a cabo en Madrid en los últimos años, al menos de los últimos 5 con toda seguridad explicaba fuentes del Instituto Armado, sorprendidas de que el taxidermista exhibiera las piezas sin reparos en una de las dos salas de su local, ubicado en el polígono industrial El Ventorro del Cano de Alcorcón: En un sala tenía su taller de trabajo y, en la otra, había una exposición explican. Allí se exhibían un total de 23 partes de animales autóctonos, desde un águila a dos lechuzas pasando por un cárabo, un azor, un milano o dos cráneos de lobo, incluidas tres especies en grado enero el deterioro de los animales al Ayuntamiento, por lo que una asociación le ha denunciado por dejación de funciones M. D. M. MADRID. La Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa de los Animales de Madrid rescató el domingo a diez perros que vivían desde hace meses en condiciones pésimas en una finca de Fuente el Saz, una situación que conocía el Ayuntamiento desde enero, según la asociación Amnistía Animal, por lo que ha denunciado al Consistorio por dejación de funciones Según esta federación, los perros eran propiedad de un anciano con claras evidencias de padecer el síndrome de Diógenes por lo que descuidó a sus animales. Tras morir recientemente, los descendientes del anciano se hicieron cargo de algunos animales para venderlos, pero no de los perros, que seguían saliendo de la finca en busca de comida, poniendo en peligro la circulación. Según la federación, los vecinos comunicaron al Ayuntamiento esta situación sin que el Consistorio tomara medidas por lo que le pusieron una denuncia que ahora está en el Juzgado 7 de Torrejón, que la ha admitido a trámite afirman. de máxima protección: una cigüeña negra, un lince ibérico y un oso pardo. El detenido, además, contaba con 22 piezas de especímenes no autóctonos: una piel y un cráneo de leopardo, una piel de cocodrilo y otra de caimán, ocho dientes de hipopótamos, un mono o tres patas de elefante. El taxidermista, de 47 años, no pudo acreditar la procedencia de estas piezas y sólo argumentó que eran de su propia colección, por lo que fue detenido por un presunto delito contra la protección de la flora y la fauna y por contrabando. Debería haber tenido la autorización de cada comunidad autónoma para ser disecados, certificando, por ejemplo, que los animales en peligro de extinción disecados son anteriores a la legislación que lo prohíbe y que estaban ahí para repararse y no para exhibirse explica la Guardia Civil. Y es que el detenido no tenía documentación ninguna, tampoco para los animales de procedencia extranjera, incluidos en el Convenio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) Ahora, estos especímenes incautados permanecerán en la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos hasta la correspondiente resolución judicial. Luego, si el taxidermista cazado en Alcorcón continúa sin probar la legítima procedencia de los animales incautados en su taller, probablemente éstos acaben engordando los fondos de un museo. La ley protege a todo el animal: desde sus patas hasta un simple pelo El Seprona han inspeccionado más de 20 establecimientos en la región desde febrero durante la operación Taxidermia y han constatado alguna que otra irregularidad en algún animal, como pasa prácticamente cada año, pero nada como lo intervenido en el polígono de Alcorcón remarcan. Y no es que los agentes del Seprona no estén acostumbrados a requisar periódicamente animales- -o sus partes- muchas veces en los aeropuertos: A veces llegan de cacerías, con patas de elefante y, sobre todo, con marfil- -explican- o con animales ya disecados de otros países sin cumplir la normativa Hace unas semanas se logró desarticular una red dedicada a la importación y venta de animales exóticos y, a principios de febrero, se detuvo a 7 personas por participar en cacerías ilegales. Pero matar animales y lucirlos después no es el único delito: hace tres años, la Guardia Civil se incautó de más de cien kilos de pelo de elefante destinado a pulseras. La ley protege a todo el animal, cualquiera de sus partes: desde un simple pelo a sus patas zanjan. Muere una mujer tras ser atropellada por un turismo en Fuenlabrada ABC FUENLABRADA. Una mujer falleció la pasada noche al ser atropellada por un turismo en la localidad madrileña de Fuenlabrada, según informaron fuentes de Emergencias 112. El suceso se registró hacia las nueve de la noche del lunes en el kilómetro 13 de la carretera M- 506, en el término municipal de Fuenlabrada, cuando la víctima, de entre 25 y 30 años, fue arrollada por un vehículo cuando cruzaba la calzada. Testigos presenciales del atropello llamaron inmediatamente a los servicios sanitarios de urgencias. A los pocos minutos se trasladó, hasta el lugar de los hechos, una UVI especializada. Médicos y sanitarios intentaron, por todos los medios, reanimar a la mujer atropellada. Esta operación se prolongó durante más de veinte angustiosos minutos pero la víctima sufría una parada cardiorrespiratoria y, finalmente, los facultativos no pudieron más que constatar su muerte. Un agente muestra la cabeza del felino más amenazado, el lince ibérico, una de lasmuchas piezas intervenidas en Alcorcón EFE