Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12 4 2006 Nacional 25 RUBALCABA Y LA INTRAHISTORIA ice Rubalcaba que algún día se conocerá la intrahistoria de su nombramiento como ministro de Interior. Quiere responder de este modo a las explicaciones que ha encontrado el PP, según las cuales Zapatero le habría colocado en ese puesto por ser el más apto para negociar con ETA. Yo creo que no se agota ahí la cuestión. Soy de los que piensan que la crisis comenzó con Bono, y no porque tenga unas convicciones nacionales que CÉSAR ALONSO le lleven a actitudes DE LOS RÍOS heroicas, sino porque la situación no permitía mantenerle como ministro de Defensa. Quiero decir que un ministro que había cesado al teniente general Mena y que iba diciendo por los cuarteles que él nunca aceptaría un Estatuto que definiera a Cataluña como nación no podía soportar el papel excesivamente desvergonzado que iba a tocarle vivir. Por otra parte, tampoco los dirigentes del PP son tan coherentes con sus principios nacionales como para no conceder a otros un mínimo de vergüenza... Quiero decir que a veces las cosas y los seres humanos tienen un límite, y Bono había llevado su osadía demasiado lejos. Se sintió obsoleto y sin futuro político. ¿Por qué no dejarlo? ¿Por qué no llevarse la bandera española para mejor ocasión? Bono ha sido víctima de las contradicciones de la política del PSOE. Guerra, Leguina, Rodríguez Ibarra... han podido seguir en sus puestos aun perdiendo la cara. El ministro de Defensa no podía. Hoy por hoy ha sido el único coste que ha tenido la dirección el PSOE en esta segunda transición en estos comienzos de desmontaje del Estado autonómico. Habrá más. Operaciones tan siniestras y arriesgadas como la legalización de ETA, la anexión de Navarra, la excarcelación de presos... no saldrán gratis. Habrá muchos Bonos. Quizá un día sea el propio Rubalcaba el que quede atrapado por alguna de las trampas que él mismo está colocando al amparo de la noche y la clandestinidad. Quizá no le valga entonces la inteligencia que le achacan las gentes del PP y que ellos identifican como ausencia de moral y principios. El proceso de paz (con independencia al fondo) va a tener riesgos muy altos para un Gobierno que negocia con el brazo político de ETA, no con el militar Así que no es aventurado predecir que las contradicciones van a ser muy arriesgadas para los dirigentes socialistas. Las intrahistorias de Rubalcaba podrán llegar a ser apasionantes. D El TSJ vasco traslada a la Audiencia Nacional la decisión sobre si se repite un juicio a Otegi Entiende que ya no es competente al haber perdido el fuero el encausado b El batasuno deberá ser juzgado de nuevo por sus declaraciones a favor de ETA en el entierro de una terrorista. El Supremo anuló la sentencia dictada por el TSJ vasco Un vocal del PSOE presidirá, desde el día 21, la gestora de Marbella ABC MÁLAGA. La gestora que regirá el Ayuntamiento de Marbella hasta las próximas elecciones municipales de 2007 estará presidida por un socialista y, previsiblemente, su constitución se aplazará hasta el día 21, según anunció ayer el presidente de la Diputación provincial, Salvador Pendón. Para el día 19 se mantiene la convocatoria del pleno de la Diputación que aprobará los nombres de los vocales de ese órgano, a razón de seis designados por el PSOE, seis por el PP y dos por PA e IU, respectivamente. Pendón indicó que, además del reparto, los partidos representados acordaron que la gestora sería dirigida por uno de los miembros que designe el PSOE. NIEVES COLLI MADRID. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) notificó ayer su decisión de remitir a la Audiencia Nacional la causa seguida contra el dirigente de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi por el delito de enaltecimiento del terrorismo que presuntamente cometió, en julio de 2001, durante el entierro de la etarra Olaia Castresana, fallecida en Torrevieja (Alicante) cuando manipulaba un artefacto explosivo. Este procedimiento se sumará a los que el batasuno tiene ya pendientes en la Audiencia Nacional. En marzo de 2004, el tribunal superior vasco condenó a Otegi a quince meses de prisión por estos hechos, pero la sentencia fue anulada el pasado mes de enero por el Supremo, que ordenó la repetición del juicio. El alto Tribunal entendió que dos de los tres magistrados del TSJ que condenaron a Otegi estaban contaminados porque con anterioridad a la celebración del juicio- -en el auto con el que revocaron el archivo del sumario- prejuzgaron los hechos y comprometieron por ello su imparcialidad objetiva Tres meses después de aquella sentencia del Supremo, el TSJPV ha decidido inhibirse en favor de la Audiencia Nacional para que sea este tribunal el que repita el juicio contra Otegi, al declararse incompetente Los argumentos en los que se basa son varios, aunque el primero de ellos es la pérdida del fuero por el dirigente batasuno tras la celebración de las últimas elecciones autonómicas vascas, el 17 de abril de 2005. Arnaldo Otegi dejó de ser parlamentario en la Cámara de Vitoria y, por lo tanto, su enjuiciamiento ya no corresponde al TSJPV. Los magistrados se basan en un precedente del propio tribunal superior vasco. El TSJPV tiene declarado que la pérdida del fuero lleva aparejada la pérdida de competencia por parte del Tribunal salvo en Arnaldo Otegi CHEMA BARROSO aquellos casos en los que la primera sobrevenga una vez iniciada la decisiva fase plenaria de juicio oral En este caso, Otegi ya había dejado de ser parlamentario cuando el Supremo anuló la sentencia y ordenó que se constituyera un tribunal diferente para celebrar un nuevo juicio. Afianza la tesis defendida por el TSJ vasco el hecho de que sobre esta cuestión el Supremo no tiene una jurisprudencia uniforme y reiterada. Distinto al caso Hormaechea Asimismo, la Sala rechaza que el caso Hormaechea -en el que el TSJ de Cantabria mantuvo la competencia pese a la pérdida del fuero por el que fuera presidente de esa comunidad- -pueda constituir un precedente. De hecho, según se explica en el auto notificado ayer, varios imputados en la misma causa ya habían sido juzgados cuando Hormaechea se sentó en el banquillo de los acusados del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria pese a que en ese momento ya no fuese aforado, mientras que en el caso de Otegi se trata de una causa contra una sola persona El TSJ vasco recuerda que la prerrogativa del aforamiento tiene como fin proteger a los gobernantes y parlamentarios en el ejercicio de las funciones propias de sus cargos. Y Otegi, en este caso, debe ser juzgado de nuevo por un delito terrorista que cometió siendo parlamentario, pero que nada tiene que ver con el desempeño de esa función pública.