Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL AUTO DE PROCESAMIENTO DEL 11- M MIÉRCOLES 12 4 2006 ABC Los terroristas se suicidaron en un piso de Leganés al verse cercados por la Policía. La explosión causó la muerte a un geo CHEMA BARROSO Los suicidas de Leganés J. Ahmidan, El Chino Serhane el Tunecino M. Oulad Akcha Rachid Oulad Akcha Asrih Rifaat Allekema Lamari Abdennabi Kounjaa Los terroristas no estaban preparados para provocar atentados suicidas, según el Tedax Los especialistas también concluyen que los islamistas querían matar a los policías en Leganés desmonta la versión, alentada en un principio por el PSOE, de los terroristas suicidas. También echa por tierra la tesis de la conspiración D. MARTÍNEZ MADRID. El informe realizado por los Tedax sobre la explosión registrada en el piso de Leganés llega, entre otras, a la siguiente conclusión: Se descarta que los terroristas hubiesen fabricado un sistema para provocar atentados suicidas Como se recordará, horas después del 11- M, en medios próximos al PSOE se informó de que se habían encontrado restos de un terrorista suicida en uno de los trenes de la muerte lo que desviaba la autoría al terrorismo islamista y no a ETA, como insistía el Gobierno del PP. Con la conclusión de los expertos en desactivación de explosivos queda desmontada la primera pista que entre los días 11 y 14 de marzo de 2004 se utilizó para acusar a Aznar de mentir b Un informe de los Tedax En el mismo estudio, los Tedax también echan por tierra la tesis de la conspiración así como la que pone en tela de juicio la actuación de la Policía en el piso de Leganés y el suicidio de los terroristas. Por ello, los especialistas precisan en el informe que la intención de los criminales era la de matar a los agentes que fuesen a practicar su detención, por eso esperaron hasta el último momento para activar el artefacto Tres cargas sin estallar Además, el informe de los Tedax señala que los siete terroristas- -Rachid Oulad Akcha, Asrif Rifaat Anouar, Sarhane Ben Adbelmajid Faket, Jamal Ahmidan, Mohamed Oulad Akcha, Allekema Lamari y Abdennabi Kounjaa- -utilizaron para quidarse la vida treinta kilos de explosivo. Parte de ellos fueron encontrados sin estallar. Fue el caso de una masa de explosivo- -aproximadamente un kilo- -que un miembro del cuerpo de bomberos entregó a un tedax y que contenía en su interior un detonador. Inmediamante fue desactivada. El segundo artefacto que no estalló fue recuperado en la piscina sobre las dos y media del 4 de abril de 2004, un día después del suicidio de los terroristas. Estaba debajo de un colchón y en íntimo contacto con la mitad longitudinal de un torso humano Tal era el contacto- -añade el informe policial- -que costó desprender las rabizas del detonador de la carne, arrancándose jirones de la misma y encontrándose la masa explosiva pegada a un hueso, posiblemente, a la cabeza de un fémur El artilugio también fue desactivado. Ante estos hallazgos, los agentes pensaron que podrían haber más cargas explosivas sin estallar. Y la búsqueda no fue infructuosa. Así, los agentes recuperaron un tercer artefacto compuesto por 3.600 gramos de dinamita que, al igual, que los anteriores no escondía ninguna trampa. Estas tres masas de explosivo no estallaron por haberles sorprendido una detonación anterior Los expertos concluyen en su informe que dichos artefactos eran portados por los terroristas a modo de cintu- rones o bolsas bomba, mediante algún sistema de sujeción de circunstancia que no se ha encontrado, con lo que se descartaría que hubiesen fabricado un sistema para provocar atentados suicidas; más bien parece que lo idearon en el momento de encontrarse cercados por la Policía El informe policial recoge también que sobre las tres y cuarto de la tarde del día 3 de abril el comisario Gómez Menor comunicó que creía haber encontrado el piso de Leganés. Tras notificárselo al jefe de la UCIE, agentes de esta unidad se trasladaron a la zona. El dispositivo de vigilancia observó salir- -dice el informe- -de un edificio sito en la avenida Carmen Martín Gaite número 40 a una persona de raza árabe, portando una bolsa en la mano, la cual deposita en los contenedores neumáticos de basura. Tras esto, el individuo parece detectar la presencia policial, emprendiendo velozmente la fuga, sin que pudiera ser interceptado por los policías presentes en el lugar Se trataba de Abdelmajid Bouchar, corredor de fondo, detenido el pasado verano en Serbia y al que ahora el juez