Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MARTES 11 4 2006 ABC Sociedad Teólogos fieles a la Iglesia Deseamos dirigir nuestra mirada a algunos aspectos de la labor teológica realizada en España en los últimos decenios, con el deseo de impulsar el anuncio íntegro del Evangelio, en medio de una sociedad que se siente tentada a apostatar silenciosamente de Dios. Queremos reiterar nuestro agradecimiento a tantas personas que desempeñan su misión eclesial en el ámbito de la teología Selección de la fe Vivir según la fe requiere profesar de manera completa e íntegra el mensaje de Jesucristo, ya que una selección de diversos aspectos de su enseñanza, aceptar unos y rechazar otros, no respondería a la Revelación del Padre De la negación de un aspecto de la Profesión de fe, se pasa a la pérdida total de la misma, pues al seleccionar unos aspectos y rechazar otros, no se atiende ya al testimonio de Dios, sino a razones humanas Los obispos españoles denuncian a los teólogos que fomentan el relativismo moral La Conferencia Episcopal difunde una instrucción pastoral sobre teología y secularización b El Episcopado advierte de la exis- tencia de grupos que propagan y divulgan sistemáticamente enseñanzas contrarias al Magisterio de la Iglesia en cuestiones de fe y moral JESÚS BASTANTE MADRID. Esta instrucción no va contra ninguna persona o grupo, sino que realiza un discernimiento de aquellas doctrinas que se presentan en abierta contradicción con el Concilio Vaticano II señaló ayer el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, durante la presentación de una instrucción pastoral aprobada por el Episcopado sobre la situación de la teología en nuestro país. El texto, de 63 páginas, comienza constatando la existencia de sombras que oscurecen la verdad en determinadas propuestas teológicas. El objetivo del documento es ofrecer una palabra de orientación ante determinados planteamientos doctrinales, extendidos dentro de la Iglesia, y que han encontrado una difundida acogida también en España, perturbando la vida eclesial y la fe de los sencillos Aunque no hay acusaciones expresas, resultan evidentes las críticas a la Asociación de Teólogos Juan XXIII, así como a los últimos casos de teólogos díscolos en cuestiones relacionadas con la bioética o la moral sexual, como Juan Masiá o Marciano Vidal. Así, entre las citas aparecen textos- -del Vaticano y de la propia Conferencia Episcopal- -sobre Juan José Tamayo, Leonardo Boff, Roger Haight, Anthony de Mello, el profesor Messner o el propio Vidal. Martínez Camino reconoció que quien la lea sabrá a quién nos referimos Dudas y errores Tras reconocer la secularización interna como la cuestión principal a la que debe hacer frente la Iglesia en España los obispos recuerdan que es la fe la que juzga la cultura y es el Evangelio el que conduce a las culturas a la verdad plena Por ello, suscitar dudas y desconfianzas acerca del Magisterio de la Iglesia; anteponer o contemplar las indicaciones y los documentos magisteriales simplemente como un límite que detiene el progreso de la teología y que se debe respetar por motivos externos a la misma teología, Martínez Camino, portavoz de la Conferencia Episcopal, en la rueda de prensa de ayer Existe un disenso silencioso que difunde la desafección hacia la Iglesia La secularización interna es la cuestión principal a la que debe hacer fente la Iglesia Pecados contra la castidad y políticos fuera de la comunión Los últimos puntos de la instrucción pastoral se refieren a la moral sexual y a la participación de los cristianos en la vida pública. En el primer aspecto, el documento advierte que, en la sociedad actual, el auténtico significado de la sexualidad queda muchas veces desfigurado, controvertido y contestado, cuando no pervertido En este sentido, se recuerda que la Iglesia también considera pecados gravemente contrarios a la castidad... la masturbación, la fornicación, las actividades pornográficas y las prácticas homosexuales Finalmente, el texto asegura que la imperante mentalidad laicista tiende a arrinconar las convicciones religiosas en la conciencia individual y a impedir que se manifiesten y que tengan repercusión pública y advierte a quienes reivindican su condición de cristianos, actuando en el orden político y social con propuestas que contradicen expresamente la enseñanza evangélica, custodiada y transmitida por la Iglesia que su actuación es causa grave de escándalo y les sitúa fuera de la comunión eclesial Aunque en algunas cuestiones cabe un cierto pluralismo de opciones para los católicos la instrucción recuerda que cuando lo que está en juego es la dignidad de la persona humana, como hoy sucede con frecuencia, el católico debe ofrecer el testimonio real de su fe manifestando un inequívoco rechazo a todo lo que ofende a la dignidad del ser humano es algo opuesto a la dinámica de la fe cristiana Entre los errores señalados por la Conferencia Episcopal destaca la condena de algunas propuestas teológicas en las que se silencia la divinidad de Jesucristo o se considera expresión de un lenguaje poético vacío de contenido real, negándose, en consecuencia, su preexistencia y su filiación divina La consecuencia de estas ideas es la disolución del sujeto cristiano No es legítimo separar el Reino de Dios de la figura histórica de Jesucristo asegura la instrucción, que advierte que cuando se siembran dudas y errores respecto a la fe de la Iglesia en la venida del Señor en gloria al final de los tiempos, la resurrección de la carne, el juicio particular y final, el Purgatorio, la posibilidad real de condenación eterna (Infierno) o la Bienaventuranza eterna (Cielo) se debilita gravemente la vida cristiana Otros asuntos de constante fricción entre la doctrina oficial y las otras corrientes teológicas son el sacerdocio y la propia razón de ser de la institución eclesial. Para el Episcopado, algunos autores han separado a Cristo de la Iglesia, como si no hubiera estado en la voluntad de Jesucristo fundar su Iglesia Dicha teoría no tiene apoyo