Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid MARTES 11 4 2006 ABC SE DICE SE COMENTA ESPERANDO LA LEY DEL SUELO La Federación Madrileña de Municipios está provocando más de un ataque de nervios en la Consejería de Ordenación del Territorio. Tras una reunión entre el consejero Mariano Zabía y el presidente de la FMM, Luis Partida, las dos partes pactaron no aprobar la nueva Ley del Suelo hasta que la Federación no emitiera algunas consideraciones sobre el nuevo texto. La espera, sin embargo, se está haciendo eterna ya que Partida no da señales de vida. Y eso que en Sol se comprometieron a aprobar la nueva ley antes de Semana Santa. MADRID AL DÍA SE LO ESTÁN PENSANDO Rafael Simancas cuenta con el apoyo de la Ejecutiva Federal del PSOE, empezando por Zapatero, y con la regional de Madrid para ser el candidato socialista a la Comunidad en 2007. Pese a estos respaldos, la gran duda sigue siendo si será el único aspirante o habrá más. Los acostistas no van a mover ficha, pero hay otro sector en el socialismo madrileño que se lo está pensando. Será la próxima semana cuando tome la decisión de presentar su propio candidato o aceptar sin rechistar la propuesta oficial LA PASIÓN LUIS PRADOS DE LA PLAZA LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Indefensión ante ciertos colegios Quiero dar a conocer lo que me ha sucedido en el Colegio Logos de Las Rozas, valorado entre los mejores de la Comunidad y, tengo entendido, en toda España. Tengo dos hijas, de tres años y once meses, respectivamente. Como tengo que trabajar y el colegio ofrecía servicios de guardería, pensé llevar juntas las dos hermanas al centro educativo. El pasado mes de junio fui al Logos a matricularlas, para lo que aboné 360 euros. En agosto, recibí una circular convocando una reunión los días 6 y 7 de septiembre, a la que la Coordinadora de Infantil del centro me dice que no hace falta que vaya, pues son cosas muy simples y que sólo informarán de que a los bebés se les darán potitos en lugar de purés de frutas naturales, como yo creía que iba a JAIME GARCIA El Paseo del Prado. La solución para que los madrileños disfruten del Paseo del Prado los fines de semana no pasa por la pretendida remodelación del Eje Prados- Recoletos. Es tan sencilla como cortar el tráfico sábados, domingos y festivos esta calle y tomar como alternativa la de Alfonso XII. Eduardo F. González ser desde un principio. Yo contesté que cómo es posible que informen de este cambio en la alimentación de los niños- -para mí muy importante- -en unas fechas en que no hay forma de encontrar plazas en ningún colegio, ni guardería ni cualquier centro educativo. Tras varios intentos de hablar con la directora por teléfono, el jueves 8, me personé en el centro e insistí en verla. Entonces me comenta que el cambio a potitos se debía a motivos logísticos. Yo replico que ese problema logístico no se plantea en estas fechas; si me lo hubieran dicho en junio, no habría dado de baja a la pequeña en la guardería. Pongo de manifiesto lo sucedido por la indefensión de los padres ante la falta de seriedad de algunos colegios y para protestar por los perjuicios que me han causado: negativa a devolverme los 360 euros, obligarme a contratar una persona para que cuide a mi bebé durante mi horario de trabajo, y estrés y angustia hasta resolver la situación. Cristina Bolivar DIMES Y DIRETES QUIÉN LO IBA A DECIR fueron pasando los años y la ann los años de la postguesiada cifra no se hacía realidad. rra española el gobierno Hasta que por fin en 1999 se rebade Franco adoptó una clasó el Rubicón redondo de los 40 ra posición populacionista. Los millones de residentes. escritos de los demógrafos ofiYa somos más de 40 millones, ciales defendían una intervenlo que no sé es si somos una gran ción directa del Estado para foRAFAEL potencia y lo que sí sé es que la mentar la natalidad y reducir la PUYOL superación del listón, no se ha deemigración a fin de permitir bido especialmente a nuestro que, en poco tiempo, la poblapropio esfuerzo interno. ción alcanzara la cifra (no expliLas cifras definitivas del Padrón del cada) de 40 millones. Sólo así lograría 2005 dan una población de algo más de 44 mos reforzar nuestro poder político y millones, evidenciando una clara reactieconómico y lograr el rango de gran povación del crecimiento que hace unos tencia que (se afirmaba) nos corresponaños andaba por los suelos. ¿Quién podía como un destino inexorable. Era día pensar hace una década, cuando chauna especie de sueño poblacional que enpoteábamos en una lacerante bulimia lazaba con los argumentos populacionispoblacional que íbamos a ser el país de tas de los estados totalitarios alemán e mayor crecimiento de la Unión Euroitaliano. Pese al encendido apostolado pea? natalista, nuestra sociedad no responNadie lo podía augurar porque nadie dió al requerimiento, de tal modo que E podía imaginar que tendríamos una inmigración tan numerosa que se ha convertido en el motor de nuestro relanzamiento. Vean sino las cifras. Entre 1999 y el año 2005 el país sumó 4,2 millones más de habitantes. Pero de ellos sólo 1,1 millones fueron de españoles. El resto (3,2 millones) fueron extranjeros. Es decir, casi tres cuartas partes del impulso vino de fuera. Y el porcentaje aún sería mayor si descontáramos de los españoles los extranjeros que durante este tiempo han adquirido nuestra nacionalidad (en el 2004 había casi 700.000 nacionalizados) Si los pronosticadores de los años 40 se levantaran de su tumba verían con agrado su pronóstico cumplido, pero no darían crédito a sus ojos al comprobar quien lo protagonizó. Pero ojo, el tónico de la inmigración no ha resuelto nuestros males. Crecemos, pero envejecemos mucho más aprisa y ese es un problema que no va a resolver la inmigración, salvo que tuviera cifras que ni se esperan, ni resultarían razonables. Rafael Puyol. Catedrático de la U. C. M. n año más, el verdadero espíritu de fe se manifiesta en Madrid: la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo se recuerda en el interior de cada uno de los templos y oratorios, sale a las calles, se viste de culturamusical y se asoma a los balcones... Aunque la asignatura de religión no se practique como antes y parezca que la actualidad se traslada a las carreteras en estos días, la Semana Santa sigue acudiendo a los calendarios para quienes la esperan. Madrid no se queda vacío, como se puede comprobar en los cultos, en las audiciones de coros y conciertos; también, en las procesiones que hacen vivir el Evangelio. Nos acaba de recordar la Iglesia que tanto las procesiones como las estaciones de penitencia nacen de la liturgia y son una catequesis viva cuando se acompañan de devoción y dignidad cristiana. Sacramentalmente, la Semana Santa se celebra en el templo, se vive en el corazón y se manifiesta en la calle. Entre las trescientas cuarenta parroquias que celebran sus cultos de Semana Santa en la capital y más de noventa y dos parroquias de los pueblos de la Archidiócesis de Madrid- -a las que hay que añadir los treinta monasterios distribuidos en los distritos madrileños y otros ocho que se reparten en El Escorial (dos) Rascafría, Valle de los Caídos, Alcobendas, Moralzarzal, Las Rozas y Robledo de Chavela- el número de procesiones, bendición de Ramos, Cena del Señor, Hora Santa, Pasión del Señor, Vía Crucis y Vigilia Pascual ofrecen un programa intenso que va desde la liturgia hasta la calle y alcanza a ofertas culturales de música religiosa, extendida y a disposición de los vecinos por iniciativa municipal. Será compatible la meditación con las ofertas tan variadas que llega a todos los barrios. Siempre me preguntan por estas fechas si Madrid tiene verdaderamente una tradición de Semana Santa y siempre invito a visitar algunos templos llenos de historia y de arte. Vean y comprueben: San Jerónimo, Medinaceli, San Sebastián, San Pedro, Santa Cruz, San Isidro, San Andrés, San Nicolás, SanGinés, los monasterios (Encarnación y Corpus Christi, Las Carboneras donde los fieles encuentran estaciones de penitencia y páginas evangélicas hechas carne de madera viviente por los imagineros Toda la tradición se fortalece con los años. Madrid añade, además, una virtud especial: acoge las costumbres, advocaciones, estampas populares que llegan de cualquier lugar, para incorporarlas al fervor de viejos y nuevos vecinos de la Villa. U