Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 4 2006 Internacional 29 Al menos 120 muertos al hundirse en Ghana un barco sobrecargado EP ACCRA. Al menos 120 personas se habrían ahogado después de que un barco se hundiera en el Lago Volta, en Ghana, según informó la CNN citando a la Policía de ese país africano. En la embarcación viajaban unos 150 pasajeros, de los que al menos 120 habrían perdido la vida mientras que otros 33 han sido rescatados. El accidente ocurrió el pasado sábado, señaló ayer el portavoz de la Policía, Kwesi Ofori. El barco, posiblemente un ferry local, viajaba de las llanuras Afram a Rwora Rwora por el lago, y aún no ha sido encontrado, indicó Ofori, agregando que la Policía y el Ejército de Ghana están participando en las labores de búsqueda. Por el momento se desconocen las causas del accidente, pero Ofori informó de que la Policía ha estado advirtiendo a los propietarios de embarcaciones del hacinamiento durante las últimas semanas. Finalmente, dijo que el barco, que iba sobrecargado, colisionó con un tocón cuando cruzaba el lago, que tiene una superficie de unos 8.500 kilómetros cuadrados, más de tres veces el tamaño de Luxemburgo. Antiguos kadogos (pequeños soldados) en un centro de desmovilización levantado en Bukavu bién alguna chica, como Janette. Ruandesa de 17 años, con su bebé Pascal en brazo, lo único que quiere es regresar a su país. Tiene miedo. Los kadogos congoleños la maltratan. No recuerda cuándo empezó todo, dónde combatió. No quiere recordarlo, y menos ante extraños. El padre de Pascal se llama Rudomoru y sigue en la selva. No ha sido desmovilizado. En la guerra matas para defenderte. No tenía miedo. Pensaba que si tenía que morir, moriría profesor de francés y una paciencia ostensible, dice que no es fácil educar a los niños soldados Pasan poco tiempo en sus manos. Muestra las cartulinas que han recibido de niños canadienses, suizos, americanos... Gracias a Amnistía Internacional, escribieron a escuelas extranjeras contándoles su historias. Muchas respondieron con dibujos y frases como ánimo, habéis hecho lo que teníais que hacer No hay cifras exactas de cuántos niños combatieron en el Congo, se estima que 33.000, de los que más de 17.000 han sido desmovilizados. Los ladrillos aparecen maravillosamente ordenados en el arcén, que no se distingue apenas de las carretera en sí, porque la pista jamás conoció el sabor del alquitrán, todo es pista, tierra más o menos roja, aunque no tanto como la arcilla de los ladrillos que cuecen en la selva, a la orilla del camino entre Bukavu y Uvira, del lago Kivu al Tanganica. Junto a la aldea de Hogola, niños de cinco años en adelante aparecen caminando por senderos de selva cargados con pilas de 16 ladrillos sobre la cabeza, que apenas protegen con un rodete, rodillo o mullido trenzado con rafia. Agans Kasila, confiesa once años Gasana, cinco. Otro, que prefiere velar su nombre, seis. Niñas de no mas de 15 años Pero hay niñas de no más de 15 años que transportan a la espalda, ayudadas con un saco y una cinta tensa sobre la frente sudorosa, hasta 45 ladrillos macizos. El último tramo hasta la carretera, para colmo, es un empinado terraplén. Por su trabajo, que desempeñan, como los picapedreros de Kinshasa, desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde, cobran migajas de euro cada cuatro días. El encargado, Sankara, no tiene empacho en facilitar el balance empresarial por fabricar 100 ladrillos se pagan 250 francos congoleños (menos de medio euro) Sankara admite que vende unos 600 ladrillos al día, y que por cada 1.000 gana unos 14 euros. En muchos casos, quien los fabrica se encarga de transportarlos, aunque las cifras de esta economía a pequeña escala parecen más que dudosas. Hace calor a la una de la tarde en la hermosa carretera entre árboles. Los muros de ladrillos de vivísima arcilla roja forman una hermoso contraste con el verdor de la vegetación circundante. A los niños no les gustan las preguntas ni las fotos. Uno hace como si boxeara, defendiéndose con los puños desnudos de quien le roba el rostro sin pagar nada a cambio. Perecen un centenar de personas en el incendio de una feria en la India ABC NUEVA DELHI. La Policía teme que unas hasta un centenar de personas hayan perdido la vida en la ciudad india de Meerut debido a un incendio que se desató ayer en un recinto ferial, informó la televisión local. Según la emisora Star News la Policía confirmó la cifra de 45 víctimas mortales, mientras que otros 40 heridos tuvieron que ser trasladados al hospital. La mayoría eran mujeres. No obstante, los agentes temen que la cifra de muertos se eleve hasta 100, ya que todavía puede haber cadáveres entre los escombros. La televisión difundió las imágenes de la gran sala de exposiciones totalmente calcinada mientras las brigadas de incendios se esforzaban por extinguir las llamas. Por el momento se desconocen las causas que provocaron el incendio en la feria de bienes de consumo de la India. Según algunos medios de comunicación, las autoridades creen que pudo tratarse de un cortocircuito. La guerra no es un juego Junto a un cartel que reza la guerra no es un juego de niños Isaac (pelo al cero, sonríe enfundado en una camiseta de Pokemon) tenía diez años cuando le reclutaron. Ahora tiene 15. Tras un breve entrenamiento. se sumó a los mai- mai, protegidos por agua hechizada Cuando sea mayor quiere ser soldado. No dejaré que nadie abuse de mí No tiene padres. pero sí tres hermanos que viven con otros parientes y con los que volverá. Medard confiesa 17 años y procede de la lejana provincia de Ecuador, donde aprendió el español que chapurrea con cascos azules uruguayos. No añora la vida en la selva y cuando regrese a la vida civil quiere ser carpintero. En la guerra matas para defenderte. No tenía miedo. Pensaba que si tenía que morir, moriría No le parece bien que se use a niños para la guerra: Los soldados deben haber sido entrenados para combatir En la parte baja de la finca, junto a los sembrados, se levantan tres sencillas aulas de tablones. Noé Mushengezi,