Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 MARTES 11 4 2006 ABC Internacional Berlusconi canta victoria en el Senado y confía ganar la Cámara con el voto exterior La coalición en el poder dio la vuelta a los sondeos a pie de urna durante un escrutinio lento y confuso b Prodi llegó a anular por dos veces su comparecencia ante los medios desorientado por unas encuestas que le adjudicaron una victoria adelantada JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. El portavoz de Berlusconi cantó victoria por la mínima en el Senado esta madrugada mientras confiaba en adjudicarse también la Cámara de Diputados, igualmente por la mínima, con la ayuda del voto de los italianos residentes en el extranjero. Berlusconi lideraba el voto en el Senado con un 50,2 por ciento frente al 49 de Prodi. En la Cámara de Diputados se situaba en 49,7 frente al 49,8 de Prodi, pero confiaba en sobrepasarle con la preferencia conservadora de los italianos en el exterior. Ambos candidatos retrasaron sus valoraciones hasta hoy. Después de haber tenido los colegios electorales abiertos durante un día y medio, los italianos esperaban ansiosamente los sondeos a pie de urna que, a las tres de la tarde de ayer, anunciaron victoria por cinto puntos de ventaja de Romano Prodi en las dos Cámaras. Era el final de Berlusconi, sobre todo porque el descalabro de Forza Italia, que sufría un duro revés, causaba la derrota de toda la coalición de centro derecha. Un grupo de seguidores del líder de Forza Italia seguían la marcha del escrutinio ayer en el centro de Roma Sondeos falsos o erróneos Pero como tantas cosas en Italia, los sondeos eran falsos, o sencillamente erróneos. El escrutinio del Senado comenzó a mostrar una ventaja cada vez menor para Prodi. Los cinco puntos fueron bajando hasta dos, hasta uno e incluso llegó a invertirse el resultado y Berlusconi pasó a estar en cabeza. Entretanto, las sucesivas proyecciones de la RAI y de la cadena SKY TG 24 se fueron alternando en las previsiones: el Senado y la Cámara cambiaban de dueño una y otra vez, en un espectáculo de confusión. El único dato cierto era que la participación había sido del 83,6 por ciento. La noche de las elecciones se convertía en una noche normal de tertulia política televisiva a medida que los invitados del programa Porta a porta de la RAI, el mas seguido del país, se dedicaban a especular sobre posibles resultados. Todo estaba en el aire. Era como un juego de prestidigitación a once horas del cierre de los colegios. Para adivinar el futuro del Senado, el problema era el práctico empate de las dos coaliciones en tres regiones: Piamonte, Lazio y Campania. La nueva ley electoral asigna el 55 por ciento de los escaños correspondientes a cada REUTERS región a la coalición que termina en primer lugar. Por eso había que esperar a que se contase el último voto en cada una de ellas, y los escrutadores no parecían tener prisa, como tampoco la tenía el Ministerio del Interior en hacer públicos los datos. El famoso Calderoli La nueva ley electoral italiana, que ayer dio su primer fruto de confusión, tiene un autor famoso en el mundo entero: el ministro de Reformas Institucionales, Roberto Calderoli, de la Liga Norte, que se paseaba por los programas televisivos mostrando su camiseta interior estampada con las caricaturas de Mahoma hasta que estallaron disturbios mortales en Libia y Berlusconi le obligó a dimitir. El dentista Calderoli, una vez fuera del cargo, insistió en manifestarse orgulloso de la provocación de las caricaturas, pero un poco menos orgulloso de la ley electoral, que habrá que volver a escribir Sin cortarse un pelo, el ex ministro reconoció: Se lo digo francamente. La he escrito yo, pero es una cerdada. Es una cerdada hecha a posta para poner en dificultad a una Berlusconi habla por el móvil, ayer en el Palacio Grazioli, en las afueras de Roma EPA