Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 11 4 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. PRODI, CON LAS MANOS ATADAS I el escrutinio total confirma las proyecciones de voto para el Senado- -cuyo dominio es imprescindible para la gobernabilidad del país- -el problema es saber si Prodi podrá cumplir sus promesas electorales. Porque ha prometido reducir cinco puntos los impuestos sobre las rentas del trabajo en el primer año fiscal de la legislatura, y continuar bajándolos progresivamente... en un LUIS IGNACIO país en el que PARADA el 27 por ciento de la actividad económica escapa a los impuestos. Igual que ha prometido suprimir las tasas sobre los beneficios empresariales que se reinviertan en una actividad industrial... en una economía paralizada desde hace cinco años, que sólo era competitiva a nivel internacional cuando podía devaluar la lira de vez en cuando, algo tan asentado en la economía productiva italiana que hasta hay un partido que se llama No Euro Con o sin el Senado, a ver cómo consigue incrementar los beneficios sociales para los trabajadores autónomos y subir los impuestos sobre el trabajo temporal sin aumentar las cifras de paro. O cómo consigue aumentar el gravamen a los beneficios del capital desde el 12,5 actual al 20 por ciento anual sin que se venga abajo la economía. ¿Será capaz de paralizar el proyecto que eleva la edad de jubilación mínima de 57 a 60 años en el 2008 sin que los empresarios inventen alguna artimaña para rejuvenecer sus plantillas, reduciendo los cuarenta tipos actuales de contrato temporal? ¿De dónde va a sacar aire y biomasa suficientes para que el 25 por ciento de la electricidad provenga de energías renovables tras su negativa a la construcción de más centrales nucleares? ¿Se atreverá a reconocer legalmente a las uniones civiles de parejas homosexuales, a garantizar derechos a los sin papeles a retirar la ley que aumenta las sanciones a los inmigrantes ilegales y a paralizar los proyectos en infraestucturas, que es tanto como poner el pie en el freno del sector de las obras públicas, que es el mayor generador de empleo en Italia? S Corruptos y la ley del suelo Tres cosas importantes me preocupan del escándalo de corrupción destapado en Marbella. La primera es que no se persiga debidamente a los corruptores, los promotores inmobiliarios que con tanta alegría se han prestado al juego de la recalificación y el soborno para hacer grandes fortunas en una década de pelotazo. En segundo lugar, que tras esta demostración de lo vulnerable que es el sistema actual no se haga un cambio en profundidad de la Ley de Suelo y del sistema de financiación de los ayuntamientos. Por último, que la gente no se dé cuenta de que los excesos de los corruptos y corruptores que se enriquecen de forma ilegal con el negocio inmobiliario los estamos pagando todos los españoles en forma de precios abusivos e hipotecas a cuarenta años. Pablo Galiana Madrid Los socialistas vascos, a la deriva El acercamiento de posturas entre el Gobierno de Rodríguez Zapatero y Batasuna en busca del fin de ETA, a mi juicio, se estaba haciendo sin tacto, y con muy poco sentido común. Los gestos se suceden y se desvelan hechos que lo avalan. Pero yo me pregunto: ¿es Batasuna una formación política ilegal que, hasta la fecha, nunca ha condenado los asesinatos de ETA? Porque parece que la respuesta a la pregunta de marras se le ha olvidado a los socialistas vascos. Políticas vascas se han reunido en un nuevo acto para el mal llamado proceso de paz Hemos visto, estupefactos, a Jone Goiricelaia en representación de Batasuna junto a una concejal del PSE muy contenta. El mismo líder del PSE, Patxi López, cruzaba los dedos y declaraba que ójala Batasuna vaya a las municipales de 2007, porque significaría que todo va bien Y la guinda: Gotzone Mora, una de las políticas socialistas con más amor por la paz en el País Vasco, declara que, tal y como deriva hacia el nacionalismo su partido, ella no se presenta en ninguna lista. Se trata de signos más que preocupantes. Y es que todos estos años del tiro en la nuca y de la bomba lapa han de superarse con la amnesia, ya que al fin y al cabo hay que conseguir la paz Como sea Francisco Guerrero García. Sevilla La LOE, aprobada de forma lamentable El 6 de abril ha sido aprobada la Ley Orgánica de Educación para asombro de la comunidad educativa y especialmente de los millones de padres que hemos rechazado en repetidas ocasiones esta mala ley. Teniendo tantos agentes educativos en contra, aprobada sin consenso y con un mínimo de votos, esta LOE no puede resolver los problemas de la educación: fracaso y mala calidad, indisciplina y profesores desincentivados, marginación de la asignatura de Religión e imposición de la Educación para la Ciudadanía, de la que esperamos lo peor. Y resulta sospechosa la ambigüedad de esta ley para introducir en los colegios concertados a un comisario político o representante de los ayuntamientos. La indignación de los padres por haber sido ninguneados no aventuran paz, sino guerra escolar. La ministra defenestrada ha cumplido su papel y ahora la entrante desarrollará la LOE y sus reglamentos para destrozar humana e intelectualmente a nuestros hijos. Solamente se salvarán los que tienen medios para llevarlos a colegios privados. Sandra Moreno Luque Cuenca La falsa bomba del avión El pasado viernes 7 de abril, el vuelo de Iberia 3251 que volaba desde Amsterdam a Madrid, realizó un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Schiphol, apenas quince minutos después de haber despegado. La causa, una posible amenaza de bomba. Tras el alivio que para todos los pasajeros que viajábamos a bordo supone el estar vivos, es tiempo de reflexionar sobre la actuación y responsabilidad de Iberia en la gestión de esta crisis. La maniobra de evacuación fue un total desastre: la tripulación perdió por completo los nervios y la serenidad necesarios en este tipo de situaciones. Los gritos de: ¡Desalojen ya! ¡corran! provocaron momentos de pánico y desconcierto entre los pasajeros. Las instrucciones no fueron precisas en absoluto, entorpeciendo así la evacuación del avión. Pudimos comprobar, estupefactos, cómo el comandante, máxima autoridad del avión y responsable de la seguridad de los pasajeros, fue de los primeros en salir corriendo ¿qué hay de aquello de el capitán es el último en abandonar la nave? La rampa de emergencia del ala izquierda no se activó, no había rampa, la gente se iba acumulando so- bre el ala, mientras el tripulante seguía instándoles a que salieran; varias personas saltaron a la pista desde una altura de unos tres metros, con lo que sufrieron lesiones. La mayoría tuvo que volver a entrar en el avión, atravesarlo y salir por el ala de la derecha. Tras tenernos esperando en la pista, a escasos 500 metros del avión, durante un buen rato, nos trasladaron en varios autobuses al llamado Centro de Recepción de Supervivientes, en el que cada uno rellenamos un cuestionario para Iberia con todos nuestros datos personales y de contacto, incluido teléfono móvil. A las 20,20 nos comunicaron que Iberia no podía poner un avión a nuestra disposición para regresar a España (no era tan tarde: la compañía hubiera tenido tiempo suficiente para incluso fletar un avión desde Madrid o Barcelona) que nos alojarían en un hotel, en donde personal de Iberia contactaría con nosotros para indicarnos el vuelo de regreso a Madrid. Sin embargo nos fuimos a dormir sin que nos dieran ninguna información acerca de los vuelos. Al día siguiente, la mitad de los pasajeros no aparecían en la lista para regresar, y habíamos perdido un vuelo a primera hora. Tuvimos que volar de Amsterdam a Frankfurt, esperar otras dos horas de escala y un nuevo vuelo Frankfurt- Madrid, con Spanair, aterrizando en la T 2, en vez de en la T 4, de la que habíamos salido y en cuyo parking estaban nuestros vehículos. En resumen, el comportamiento de Iberia no ha estado en absoluto a la altura de las circunstancias, poniendo en peligro la integridad de 156 personas con una gestión nefasta de una situación de crisis. Durante todo el proceso la falta de información a los pasajeros y la pésima coordinación, dignos de la versión más descabellada de Aterriza como puedas han sido la tónica dominante. El presidente de Iberia ha dado prioridad a los beneficios empresariales frente a la seguridad, el mantenimiento de los aviones, y una adecuada gestión de estas situaciones. Las consecuencias son graves... Rosa Sánchez García- Tizón Madrid