Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 4 2006 Deportes 87 TENIS El rey de la Tierra Rafael Nadal Lleva 36 partidos sin perder en tierra batida El año pasado durante la temporada europea de tierra ganó seis torneos y acumuló 2.300 puntos gracias a los cuales ascendió hasta la segunda plaza mundial Primera vez en su carrera que entra en el TOP 10 2 3 5 7 3 11 17 17 1 4 de FINAL CAMPEÓN CAMPEÓN CAMPEÓN CAMPEÓN CAMPEÓN 50 VALENCIA MONTECARLO GODÓ De enero a abril ganó enero los torneos de Costa 2005 de Sauipe, Acapulco y fue finalista en Miami ROMA ROLAND GARROS BASTAD (Suecia) STTUTGART (Alemania) Abril Empieza la tierra batida europea Abril Mayo- Junio Julio PEDRO SÁNCHEZ Hoy comienza la temporada de tierra batida europea. Tres meses muy intensos en los que se disputan tres Masters Series y Roland Garros. Es el territorio de Rafa Nadal, pero también una incógnita: ¿Será capaz de defender los 2.300 puntos que se apuntó hace un año? Invencible en la tierra batida Hace justo un año, antes de comenzar la temporada de tierra batida europea, Rafael Nadal ocupaba la 17 plaza en el entry- system ranking ATP. Su entrada en el top- ten mundial se produjo tras su victoria ante Juan Carlos Ferrero en la final del Open SEAT Godó. 36 victorias consecutivas Desde el año pasado, tras perder en cuartos de final en Valencia ante Igor Andreev, Rafael Nadal se mantuvo invicto sobre tierra batida tras ganar los torneos de Montecarlo, Barcelona, Roma, Roland Garros, Bastad y Stuttgart, así como sus dos partidos individuales de la eliminatoria de permanencia en el Grupo Mundial de la Copa Davis ante Italia en Torre del Greco. El récord de victorias consecutivas sobre tierra batida es de Guillermo Vilas: 53 en 1977. Rafael Nadal y Mats Wilander son los únicos tenistas que han ganado Roland Garros en su primera participación en el torneo. Desde 1995, cuando lo logró Thomas Muster, nadie había ganado de forma consecutiva los torneos de Montecarlo, Barcelona, Roma y Roland Garros. Al año siguiente, Muster repitió en Montecarlo, Barcelona y Roma, pero no en París. El muro de Rafa Nadal TEXTO DOMINGO PÉREZ MADRID. Ha pasado el primer trimestre del año. Una lesión que le mantuvo en el dique seco durante casi cinco meses ha reducido la participación de Rafa Nadal en el circuito a cuatro torneos, pero no se puede quejar. Ha firmado un título (Dubai, derrotando en la final a Federer) y dos semifinales (Marsella e Indian Wells) Le sobran motivos para sentirse satisfecho: Valoro muy positivamente mi regreso. A la gente, cuando vuelve de estar mucho tiempo parado, le cuesta bastante y a mí, sin embargo, me ha ido bastante bien. El único pinchazo fue un poco en Miami (cayó en 2 ronda ante Moyá) Pero en líneas generales ha sido mucho mejor de lo que esperaba. Un buen retorno que me hace sentirme muy feliz e ilusionado Necesita ese optimismo. El calendario para él se convierte a partir de ahora en un Everest. Hoy comienza la temporada de tierra europea. Tres meses muy intensos en los que se juega el número del mundo. El año pasado Nadal firmó una campaña de arcilla de ensueño. Cosechó 2.300 puntos para su cuenta en el ranking: 1.000 puntos en Roland Garros, 500 en los Masters Series de Montecarlo y Roma y 300 en Barcelona, en el Godó. Cuatro títulos que le encumbraron como el rey de la tierra y que con las propinas, después del paréntesis de la hierba de Wimbledon, de Bastad y Sttu- tgart le auparon a la segunda plaza del planeta, la que todavía ostenta. Pero el muro ya está ahí. Su sombra asustaría a cualquiera, aunque el de Manacor ha decidido buscar otro enfoque: Me enfrento a una gira de tierra, no a 2.300 puntos. Esa es mi forma de verlo porque si empiezo a pensar que tengo que defender 2.300 no empezamos bien. El 2005 es historia. Fue un año increíble y sé que no se va a repetir. Parto de esa base. No puedo obsesionarme por lo que defiendo, sino que tengo que centrarme en lo que puedo conseguir Un buen colchón de seguridad En ese sentido, tiene claro el programa al que se va a enfrentar: Barcelona, Montecarlo, Roma, Hamburgo y París. El mismo que el año pasado- -no jugó Hamburgo aunque lo tenía previsto para descansar tras los éxitos en Mónaco e Italia- aunque espero añadir Ham- burgo (reto directo para Roger Federer porque el torneo alemán es el feudo tradicional del suizo) No se marca un mínimo, ni un máximo. Ganaré o dejaré de ganar lo que sea. Por supuesto que yo saldré a ganarlo todo, pero sin dramas. Sólo me queda entrenarme, prepararme lo mejor posible y esperar a ver qué pasa Sorprende un poco la relajación con la que el mallorquín se mide a su participar ocho mil pero su tranquilidad tiene truco. Y éste es el buen colchón con el que cuenta. Nadal juega con una red de seguridad llamativa: aunque perdiera todos los partidos- -algo impensable teniendo en cuenta que lleva 36 encuentros consecutivos sin conocer la derrota en esta superficie- -que juegue de aquí hasta Roland Garros incluido, Rafa seguiría en el top- cinco del mundo, ya que está muy cubierto con los otros puntos que tiene. Valencia, señal de partida para los terrícolas La tierra es la superficie de los españoles y argentinos. En el polvo de ladrillo construyen su futuro. Durante los próximos meses el protagonismo será para los Nadal, Moyá, Ferrero, Ferrer, Coria, Gaudio y compañía. La batalla será cruenta y encontrará su epílogo en Roland Garros. Valencia tiene el honor este año de albergar la primera de las batallas entre los terrícolas más cualificados. La cuarta edición del Abierto de Tenis de la Comunidad Valenciana arranca hoy con Gastón Gaudio, David Ferrer (finalista en 2005) y Juan Carlos Ferrero (vencedor en 2003) como los grandes favoritos. Completan el cartel de candidatos Fernando Verdasco (campeón en 2004) y los rusos formados en España Igor Andreev, ganador de la pasada edición, y Marat Safin. Curiosamente, ha querido el sorteo que ambos se crucen en la primera ronda. Otro duelo de interés será el Verdasco- Beto Martín. CAMPEÓN Comienza la temporada situado en el puesto 50 del ranking de la ATP