Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 4 2006 53 Toros MONUMENTAL DE LAS VENTAS DOMINGO DE RAMOS Andamios para los toros Monumental de las Ventas. Domingo, 9 de abril de 2006. Casi media entrada. Toros de Manolo González y González Sánchez- Dalp, serios, fuera de tipo el 5 todos sin poder ni fuerza ni casta; el 3 sacó más clase. Víctor Puerto, de crema y oro. Dos pinchazos y estocada. Aviso (palmas) En el cuarto, pinchazo y se echa (silencio) José Ignacio Uceda Leal, de rosa y oro. Estocada (palmas) En el quinto, pinchazo, media y seis descabellos (silencio) Antón Cortés, de salmón y azabache. Pinchazo, estocada que hace guardia y cuatro descabellos (silencio) En el sexto, tres pinchazos y estocada corta atravesada (silencio) una desgracia fingida; los capotazos por alto; la lidia como bálsamo, al revés de lo que esto debe ser. Quizá a veces la culpa la tengamos quienes cantamos corridas como la que el propio Manolo González lidió en Castellón, justita de todo, dulce, con calidad y una bravura sobresaliente en un toro. Y la cantamos con la vista fijada en la esperanza como base para la recuperación de una ganadería, no pensando en que fuera el techo, porque no puede serlo. El trabajo se antoja arduo aún para dar ese salto a plazas de primera categoría, a esta plaza de primera, donde no pudo lidiar el pasado 15 de agosto, festividad de la Virgen de la Paloma, por culpa de las restricciones sanitarias de la lengua azul ZABALA DE LA SERNA MADRID. Los andamios que recubren parte de gradas y andanadas de la Monumental para remozarla los solicitaban a gritos los toros de Manolo González. A modo de muletas, para sostenerse. Andamios como necesitan los viejos edificios para no desmoronarse. Anclajes y vigas para que las paredes hermosas no se derrumben por su podredumbre interior. Andamios para la casta. Lástima de corrida. Una más, y una menos. Lo único que se mantuvo firme fue la tozudez presidencial: a la máxima de sostenella y no enmendalla se aferró el palco contra viento y marea. Incluso cuando los argumentos se caían por su propio peso, como en el caso del quinto, un toro que rompía por arriba el tipo del conjunto y que sin embargo ahondaba en la línea monocorde de falta de poder y bravura. Cuatro cinqueños, dos cuatreños y todos básicamente iguales, de una manejabilidad insoportable según se desinflaban. La mayoría lo hizo desde los primeros lances. La suerte de varas, Un Puerto centrado Entre las pocas cosas a pasar en limpio se encuentra la mentalidad de Víctor Puerto. La forma en que se centró con su primero, refugiándose de las protestas en su concentración. Bien colocado siempre, ya desde que se abrió de capa en verónicas de trazo caro, no se desmoralizó. A media altura la muleta, a media altura la embestida y muy por debajo del medio gas el toro. Faltó, claro, continuidad, y acabó V. P. por descararse más y más a gusto sobre la mano izquierda, rasgando el ensimismamiento sobrio, por el que se pasó ligeramente de faena. En estos apuntes de optimismo también destaca la cuadrilla de Puerto, que interpretó a caballo y a pie la lidia con medida y tino: dos puyazos, o puyacitos, de Guerrero en la yema y dos pares en lo alto de Campano. A Víctor Puerto le gustó ese punto de prontitud del toro por encima de otras virtudes. Víctor Puerto protagonizó los mejores momentos, como esta verónica Y es que no tuvo más. El principio de dos pases cambiados aquí no cae de pie. Aquí es en esta tribuna. Porque descompone a los toros pese a su riesgo evidente. Después, una trinchera o un cambio de mano por delante- ¡que es cambio de mano, no de manos! -fueron chispazos entre la línea decadente de unas embestidas que morían a chorros. Chispazos de más torería que las espaldinas posteriores con el toro agonizante. Tanto, que no es hipérbole literaria, que se murió solito tras un pinchazo. Los tiempos, señor Puerto, que son fundamentales. De Uceda Leal lo mejor fue la estoca- BOTÁN da al burraco segundo. Lo peor, la absurda y violenta doblada que tiró al toro en el prólogo de faena y una insistencia demasiado obsesiva por el lado derecho antes de coger la izquierda allá en la prórroga. Esfuerzo casi baldío para prolongar las quedas arrancadas, salvo en algunos muletazos más al aire del toro. Nada de nada hubo con el inválido quinto. Antón Cortés también se obcecó con la mano de la cuchara con el toro que mostró más clase, el flojo tercero; luego, poco más con el berrendo sexto, tardo, sin ritmo, con alguna aspereza. Ni mucho menos para sembrar tanta duda. Espartaco y Morante brindan a Brody una corrida triunfal en Espartinas El actor Adrien Brody, que encarnará a Manolete en el cine, fue el espectador de excepción en la corrida matinal celebrada ayer en Espartinas (Sevilla) El protagonista del filme sobre el monstruo de Linares recibió los brindis de Juan Antonio Ruiz Espartaco y Morante de la Puebla, que torearon mano a mano y abandonaron en volandas el coso, justo cuando se cumplía un año de su inauguración. Ambos matadores entusiasmaron a los tendidos, llenos hasta la bandera. Se lidiaron toros de Núñez del Cuvillo, de juego desigual. Éste fue el balance de los toreros: Espartaco, dos orejas, ovación y dos orejas; Morante, ovación, oreja y oreja. En la imagen, Brody recibe el brindis de Espartaco en presencia del productor Andrés Vicente Gómez. Por otra parte, en el festejo celebrado el sábado en esta misma plaza, el banderillero El Chano sufrió fractura de dos costillas. Alcoy (Alicante) Vicente Barrera y El Califa salen a hombros F. PICÓ. Toros de El Cahoso. Vicente Barrera, silencio y dos orejas. El Califa, dos orejas y rabo y ovación. Canales Rivera, silencio y oreja. Los Barrios (Cádiz) Éxito de Salvador Vega ABC. Toros de Las Monjas. Manuel Díaz El Cordobés ovación y oreja. Rivera Ordóñez, ovación y silencio. Vega, silencio y dos orejas. Toledo Empate de la terna ABC. Novillos de Martín Peñato. El Arqueño, oreja y ovación. Martín de Vidales, ovación y oreja. Alberto Lamelas, ovación y oreja. Por otra parte, en Roquetas de Mar (Almería) ocho toros de Torrestrella para Enrique Ponce (oreja y ovación) Pepín Liria (ovación y dos orejas) El Cid (oreja y ovación) y El Fandi (dos orejas y ovación) MAURICE BERHO MUNDOTORO