Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 4 2006 49 Mikhail Baryshnikov presenta su nuevo laboratorio de creación, situado en la cocina del Infierno de Nueva York Lérida pedirá ahora al Tribunal de La Rota que decida sobre la propiedad de los bienes de La Franja UNA TÉCNICA OPORTUNA ARTURO FRANCO Imagen del Club Atlético Paulistano de Sao Paulo, construido en 1958 bitable no existe de por sí y lo que hacemos es imaginar con la técnica. Estamos delante del dilema de la imaginación, y construir cosas para expresar lo que queremos es la dimensión del discurso de la arquitectura que interesa Mendes da Rocha mostró su rechazo hacia los arquitectos- estrella al considerar que lo importante no son los arquitectos, sino la arquitectura entendida como una forma peculiar de conocimiento que envuelve todas las disciplinas, pero no en cantidad, sino en calidad. La particularidad de los proyectos son las necesidades humanas La responsabilidad de soñar Convencido de que estamos junto con la naturaleza en un paisaje eternamente inacabado entre las claves del pensamiento de Da Rocha figura su convencimiento de que no hay consciencia sin la necesidad de inventar y es necesario asumir la responsabilidad de soñar que tenemos, ya que somos agentes de la naturaleza de una naturaleza que no es estable, pero las cosas construidas son discursos para poder continuar En sus planteamientos reclama la necesidad de que la arquitectura sea oportuna, pues la ciudad la forman las casas y no los monumentos así como que los edificios aislados no encarnan la libertad arquitectónica; y defiende una arquitectura multidisciplinar una forma peculiar de conocimiento capaz de convocar todo lo que nos mueve. La arquitectura debe conciliar un discurso en su totalidad El proyecto español del nuevo Nobel de la Arquitectura El arquitecto brasileño está desarrollando actualmente el proyecto maestro de la Ciudad Tecnólogica que se erigirá en la Universidad de Vigo. Su reto es integrar varios edificios diseñados por diversos arquitectos españoles (la Biblioteca, las facultades de Ingeniería, las residencias de estudiantes y las oficinas administrativas) dentro de un esquema paisajístico global que además incluye sofisticadas interconexiones entre sus elementos. ste año el premio de los premios nos ha cubierto con una palada de cal después de un par de años enterrados en arenas movedizas. El reconocimiento a Mendes da Rocha no solo reivindica la arquitectura desde la dificultad, además es capaz de valorar la pobreza de lo esencial, pobreza que se encuentra, precisamente, al otro lado de la miseria. Sencillamente lo necesario, lo único, lo que tiene que ser y lo que es más importante, como tiene que ser. Su obra cobra tanta relevancia que parece tener autonomía propia. Es una máquina en sí misma. Pertenece al territorio del mismo modo que el territorio acaba perteneciendo a la obra, de una manera literal, de una manera física, se pisa, te tapa, te pone en valor. Te recuerda, sistemáticamente, que la belleza se encuentra en el preciso lugar donde se cruzan las ideas de un arquitecto que piensa como un ingeniero con las soluciones de un ingeniero que trata de ser arquitecto. La insistencia convertida en patología crónica le arrastra a concebir la construcción, que nada tiene que ver en este caso con construir el concepto, como recuerda Helio Piñón. Mendes da Rocha responde literalmente al tipo de arquitecto que todos deberíamos ser, incluyendo a los pocos que nunca han pensado ser arquitectos. De esta manera, afirma: El arquitecto no debe preguntarse si una u otra solución son posibles, sino tratar de averiguar cómo hacerlas posibles Por fin el Pritzker se convierte en una lección de arquitectura completa, donde todo se muestra, nada se oculta porque todo es importante, salvo los detalles, o lo que se cae, o lo que se rompe, o lo que se pudre. Todo lo que permanece es lo único importante. El valor de la ruina o lo nuevo como algo que siempre estuvo allí. Y al final no es que crea en la belleza como la imagen de la técnica, sino simplemente, la técnica nos revela qué es lo que Mendes da Rocha piensa. E Boceto del estadio de fútbol del Serra Dourada erigido en Goiânia (Brasil) en 1973