Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional LUNES 10 4 2006 ABC Quince muertos en la ofensiva israelí contra los cohetes Qassam b El martilleo israelí sobre la franja El nuevo Gobierno palestino no puede abrir cuentas ni mantener las existentes por el temor de las entidades financieras a ser víctimas también del boicot internacional Se busca banco para Hamás JUAN CIERCO CORRESPONSAL de Gaza proseguirá y todos los contactos con la ANP, considerada una entidad terrorista por Tel Aviv, cesarán de inmediato J. CIERCO JERUSALÉN. Son tantos números sin nombre que las cifras asustan y el anonimato también. Números que hablan entre un estruendo sin parangón en Gaza de 1.200 proyectiles lanzados por tierra, mar y aire por el Ejército de Israel sobre la Franja mediterránea en sólo tres días. Que dicen que 15 palestinos han muerto, todos milicianos de diversos grupos armados palestinos salvo el hijo de uno de ellos, un niño de 5 años de edad. Que resumen lo que ha sido, es y seguirá siendo en los próximos días la operación Flecha del Sur puesta en marcha por el constante lanzamiento de los cohetes artesanales Qassam más de 50 en 7 días, por parte del Yihad Islámico, de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, de los Comités Populares de Resistencia. Números que han obligado a los jefes de estas milicias, al menos así lo han manifestado antes de corregirse a sí mismos los responsables del Yihad Islámico, a proclamar un alto el fuego unilateral de una semana para garantizar la seguridad de los civiles palestinos en su primera versión, aunque se deba en realidad al martilleo de aviones, helicópteros, piezas artilladas y navíos de guerra israelíes. Reunión de urgencia Números que llevaron al primer ministro de Hamás, Ismail Haniyeh, a convocar casi a la desesperada una reunión de urgencia de su Gobierno para analizar la situación. Sus bases armadas, las de las Brigadas de Ezedín al- Qassam, que ha respetado una tregua durante más de un año, han amenazado con romper aquel compromiso de El Cairo con Mahmud Abbas. Las amenazas de Hamás y los contradictorios mensajes del Yihad Islámico rebotan en la coraza del Gobierno hebreo y de su primer ministro en funciones, Ehud Olmert. El martilleo sobre Gaza proseguirá y todos los contactos con la ANP, considerada una entidad terrorista por Tel Aviv, cesarán de inmediato. Nada nuevo pues bajo el sol de Oriente Próximo donde esos números tozudos y reiterativos, más sangrantes si cabe por la llegada al poder de Hamás, ponen de relieve que la salida al conflicto está hoy más lejos que nunca. Los muertos, los heridos, la operación Flecha del Sur los proyectiles lanzados, los cohetes Qassam disparados, son buena prueba de ello. RAMALA. No es que no haya dinero: ni un céntimo que llevarse al bolsillo en las arcas palestinas. No es que no se presuma la llegada de fondos en el futuro inmediato: el flujo está a punto de cesar tras el boicot económico decretado por la Unión Europea y Estados Unidos, al que se ha sumado Canadá y se apuntarán más países muy pronto. Sólo se salvarán las ayudas de carácter humanitario, pero también rodearán las sedes y las cuentas gubernamentales. No es que los 140.000 funcionarios de la Autoridad Nacional Palestina, muchos de ellos agentes de los distintos cuerpos de seguridad, no hayan recibido su salario del mes de marzo: el ministro de Economía, Omar Abdel Razeq, reconoce que no sabe cuándo podrá hacer efectiva las nóminas sin ocultar el temor de las primeras revueltas populares, alentadas por Al Fatah y sus órganos de seguridad, contra el Gabinete de nuevo cuño. No es sólo eso, que todo eso es, sino más aún. El Gobierno de Hamás, y por ende gran parte de la Administración palestina que depende del Ejecutivo, no tiene un banco en el que recibir los escasos fondos que le llegan; no tiene posibilidades de abrir cuentas a su nombre desde las que efectuar los pagos, cuando pueda hacerles frente; no tiene un garante que le ayude a dar los primeros pasos ejecutivos. Las entidades financieras, ya sean las árabes o las occidentales, que solían colaborar con la ANP y con el Gobierno palestino han dicho basta ante el temor a que el boicot internacional lanzado contra Hamás les toque a ellas mucho más que de refilón. No es posible, por ejemplo, que bancos europeos y norteamericanos, cu- Ismail Haniyeh yos Gobiernos consideran a Hamás una organización terrorista, financien a un Ejecutivo comandado por los integristas islámicos. El primero en apearse del tren financiero en marcha, el maquinista, que no era otro hasta ahora que el Arab Bank de capital jordano, que cierra sus vías de comunicación con los palestinos, sin tener en cuenta la siempre mal avenida solidaridad árabe. Advertencia israelí No sólo eso. Los bancos israelíes, con el Hapoalim y el Mercantile Discount a la cabeza, han advertido a sus contrapartes palestinas que cerrarán sus grifos financieros antes de tres meses y que, de aquí a entonces, los reducirán de manera considerable. Decisión que afectará de manera muy grave a la comatosa economía palestina y a todo su sistema comercial, pues gran parte de las importaciones que llegan a estos castigados territorios lo hacen sólo y exclusivamente porque tienen la garantía de los bancos israelíes. Sin ella, muy pocos asumirán esos elevados riesgos. La situación es muy delicada. Estamos en contacto con el Banco de Israel casi a la espera de un milagro pero su disposición es mínima. Reconocen que de manera legal no tienen por qué romper los lazos con nosotros, de hecho esta Autoridad Monetaria que presido es independiente del Gobierno de turno, pero asumen que sería muy poco apropiado llevar a cabo las operaciones financieras que se han venido realizando hasta ahora cuando Israel, Estados Unidos y la UE han anunciado su boicot económico al Ejecutivo de Hamás explica en su despacho de Ramala, George al- Abed. Las vías de escape se agotan. Hamás busca a la desesperada un banco que se haga cargo de las cuentas del Gobierno, hoy en día en más de 600 millones de euros de números rojos. Apuesta por transferir todas sus cuentas del Arab Bank a una entidad palestina, algo que sería muy poco astuto matiza el responsable de la Autoridad Monetaria, una suerte de banco central, Al Abed. Y asoma incluso otra decisión de mayor calado económico pero también político. Ante la posición adoptada por los bancos israelíes, el Gabinete integrista podría cambiar de moneda en Gaza y Cisjordania y pasar del shekel israelí al dinar jordano. Ahí queda eso. Al menos 31 muertos en una estampida en Pakistán EFE. Al menos 30 mujeres y AP una niña resultaron muertas y otras 75 heridas ayer en Karachi (Pakistán) como resultado de una estampida que se produjo después de que una niña cayera por las escaleras en una concentración religiosa. Fuentes de la policía dijeron que la concentración era exclusivamente femenina, con ocasión del aniversario del nacimiento de Mahoma, que se conmemora el próximo martes, día 12. En la imagen, voluntarios atienden a dos heridas en un hospital de Karachi.