Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional LA INVESTIGACIÓN DEL 11- M LUNES 10 4 2006 ABC Un español será el único procesado tanto por las muertes de los trenes como por la del geo en Leganés El juez ve a Trashorras como cooperador necesario por entregar el explosivo usado en ambos escenarios b Del Olmo responsabilizará a Jamal Zougam, Basel Ghalyoun y Abdelmajid Bouchar de las 191 muertes causadas en las estaciones, pero no de la del geo N. COLLI N. VILLANUEVA MADRID. Un español, Emilio Suárez Trashorras, será el único procesado por los atentados del 11- M al que se le imputarán los 192 muertos y los 1.759 heridos- -los de los trenes y los de Leganés- El ex minero es la pieza clave de la trama asturiana, que proporcionó a los terroristas islamistas los explosivos y los detonadores con los que cometieron la matanza y, tres semanas después (el 2 de abril) volaron el piso de Leganés. Con toda probabilidad, el auto de procesamiento que el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo dictará en los próximos días considerará a Suárez Trashorras cooperador necesario en los dos escenarios criminales y le atribuirá los delitos de colaboración con organización terrorista, tenencia y transporte de explosivos, 5 delitos de estragos- -las cuatro explosiones de los trenes más la de Leganés- delitos contra la salud pública, 192 delitos de asesinato- -191 en las estaciones y el del geo Francisco Javier Torronteras- -y 1.759 tentativas de asesinato- -1.741 de los trenes, más 18 de Leganés (entre ellos 15 agentes de los Geo) Juicio a Trashorras y Toro en octubre por la Pipol Emilio Suárez Trashorras y su cuñado Antonio Toro, ambos en prisión como imputados del 11- M, serán juzgados el próximo 23 de octubre por la Audiencia Provincial, con sede en Gijón, por la llamada operación Pipol Esa actuación antidroga, llevada a cabo en 2001, permitió desmantelar una importante red de narcotraficantes que operaba en el Principado de Asturias. En poder de Suárez Trashorras y de Toro se hallaron 15 kilos de hachís, pero también armas, 16 cartuchos de Goma- 2 y 94 detonadores, que fueron destruidos por la Guardia Civil sin que se investigara su origen. Toro y Trashorras tendrán que responder ante el Tribunal de la acusación, entre otras, de tráfico de explosivos, actividad a la que presuntamente se dedicaban. Durante su estancia en prisión por la operación Pipol Toro conoció a Rafa Zouhier, quien se interesó por la obtención de material explosivo. Fue así como Toro le puso en contacto con su cuñado Trashorras y como llegaron a manos de Jamal Ahmidan, El Chino y otros terroristas islamistas al menos 200 kilos de explosivo. En la operación Pipol que se desarrolló 30 meses antes del 11- M, fueron detenidas 25 personas. Los explosivos utilizados el 11- M fueron sustraídos de la mina Conchita DANIEL G. LÓPEZ Del Olmo descartará la participación de la banda terrorista ETA en la preparación de la matanza de Atocha Ya desde los inicios de la investigación, el juez apuntaba que el 11- M fue una respuesta a la guerra de Irak das. Ghalyoun compartió piso con Fouad El Morabit, otro de los imputados por el 11- M. Ambos vivían en la calle Virgen del Coro, donde se celebraban reuniones de adoctrinamiento. En sus declaraciones policiales y judiciales, Basel Ghalyoun apuntó hacia uno de los suicidas, Serhane ben Abdelmajid, El Tunecino como el planificador de la masacre de Madrid. El juez Del Olmo menciona este hecho en una de sus resoluciones y asume en ella que Serhane el Tunecino buscó los medios y la gente para realizar la decisión que ya habían tomado: atentar en España como reacción a la posición de nuestro país en la guerra de Irak En este sentido, el auto de procesamiento, que se conocerá esta misma se- Entregó la metralla Los intensos contactos que Suárez Trashorras mantuvo con Jamal Ahmidan, El Chino -con quien negoció la venta del explosivo- -hasta pocos días antes del 11- M hacen pensar que el ex minero tenía conocimiento de lo que pretendían hacer los islamistas. Según declaró el menor Gabriel M. V. Gitanillo -ya condenado- Trashorras también entregó a El Chino metralla para las bombas. Tras el suicidio de siete de los presuntos autores materiales en Leganés, todo parece indicar que Del Olmo procesará como tales al menos a tres de los imputados: Jamal Zougam, Basel Ghalyoun y Abdelmajid Bouchar. El primero fue reconocido por varios testigos en uno de los vagones y, además, regentaba el locutorio Nuevo Siglo de Lavapiés (Madrid) del que salieron las tarjetas de los teléfonos móviles empleados para activar las bombas. Abdelmajid Bouchar es el único de los imputados que consiguió huir del piso de Leganés, no sin antes avisar a nana y que contará con más de mil folios, despejará cualquier duda en torno a la autoría del 11- M y descartará la participación de ETA en esos atentados. Ya en los comienzos de su investigación, Del Olmo situaba en febrero de 2003 el punto de partida del plan terrorista, que fue una respuesta a la postura de España en el conflicto de Irak, tal y como expresaron los imputados Driss Chebli (en libertad desde el viernes al haber sido absuelto por el Tribunal Supremo de su condena en el 11- S) Mustapha Maymouni (en prisión en Marruecos por los atentados de Casablanca) y el propio Serhane el Tunecino sus compañeros de que la Policía cercaba la zona. La Fiscalía llegó a hablar de la intervención decisiva de este individuo por los contactos que mantenía con varios de los implicados en la matanza. Bouchar fue detenido en Serbia el verano pasado como consecuencia de una orden internacional de busca y captura dictada por Del Olmo, y entregado a España unos meses después. El tercero, Basel Ghalyoun, también fue visto en uno de los trenes por varios testigos. Entre otros indicios que apuntan a su presunta autoría figuran restos de ADN hallados en un gorro de rezo que apareció entre los escombros del piso de Leganés y el hecho de que el día antes de los atentados diera alojamiento a Asrih Rifaat, uno de los suici- Nexo de unión Según esa teoría, El Tunecino constituyó la célula operativa que ejecutó los atentados de Madrid con personas provenientes de tres ámbitos: la delincuencia común, con Jamal Ahmidan, El Chino (que también se suicidaría en Leganés) como responsable; la célula de Lavapiés liderada por Jamal Zougam; y el propio entorno de Serhane el Tunecino integrado por islamistas radicales como Rabei Osman, Mohamed el Egipcio y Maymouni. También habrían intervenido individuos relacionados con la célula de Abu Dahdah desarticulada en noviembre de 2001. El Tunecino según Del Olmo, fue el nexo de unión entre todos ellos.