Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LUNES 10 4 2006 ABC Alonso ofrece al secretario de Estado de Defensa seguir en el cargo b La continuidad de Francisco Unió Democràtica de Catalunya (UDC) ha retornado al pasado para celebrar su 75 aniversario y para resucitar viejas polémicas, como el supuesto juego sucio utilizado por CDC para apartar a Duran de la sucesión en CiU o la resistencia a entrar en el Gobierno Pardo, el alma del Ministerio según dijo el viernes José Bono, permitiría al nuevo titular de Defensa dedicarse de lleno al CNI LAURA L. CARO MADRID. José Antonio Alonso, actual ministro del Interior y que el próximo martes relevará a José Bono al frente de la cartera de Defensa, ha pedido al secretario de Estado de Defensa, Francisco Pardo, que siga en el cargo. Según fuentes a las que ha tenido acceso ABC, Alonso no ha esperado a la toma de posesión y, antes del fin de semana, ya habría mantenido las primeras conversaciones con Pardo, si bien la continuidad no se ha cerrado todavía. Hombre de la máxima confianza de Bono, -de quien fue durante años, entre otros, Jefe de Gabinete y secretario de Presidencia en la Junta de Castilla- La Mancha- Francisco Pardo es en estos momentos el alma del Ministerio de Defensa. La pieza clave que ejerce la coordinación general de los órganos superiores y directivos del departamento, así como la gestión de la política económica, de armamento y material y de infraestructuras, tareas que ha ejercido siempre desde la extrema discreción- -no es político de cámaras- -a modo de un segundo ministro en la sombra infatigable. En estos momentos, en su mesa está el anteproyecto a punto de rematar de la futura Ley de la Carrera Militar que incluye la creación de la Universidad Nacional de la Defensa, y que constituye el siguiente paso legislativo de la reordenación emprendida a partir de la Ley Orgánica de la Defensa aprobada el 18 de noviembre de 2005. Duran y Mas o la historia del juego sucio en el seno de CiU MARÍA JESÚS CAÑIZARES Eficaz e inteligente El mantenimiento de Pardo en su actual despacho del Paseo de la Castellana- -según coinciden colaboradores y fuentes cercanas a Defensa- -permitiría a José Antonio Alonso liberarse de las responsabilidades más áridas que corresponden a su nueva cartera, con la tranquilidad de que quedarían delegadas en buenas manos y dedicarse de lleno a ser el ministro del CNI organismo de la mayor relevancia en el proceso de negociación del Gobierno con la banda terrorista ETA. En una entrevista publicada ayer en este diario, José Bono retrataba a Francisco Pardo como el colaborador más valioso que ha tenido, al tiempo que destacaba de él su trabajo eficaz, intenso e inteligente No hay dos en la Administración como él concluía el todavía ministro de Defensa. BARCELONA. Decía el propio Josep Duran Lleida, con ocasión del 75 aniversario de la fundación de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) que el mejor profeta del futuro es el pasado Una frase de Chesterton que el dirigente socialcristiano utilizó para referirse a los convulsos momentos en los que el proyecto de UDC vio la luz y que, salvando las distancias, también se ha producido durante la tramitación del nuevo Estatuto catalán. La celebración de ese aniversario ha permitido rememorar la historia de un partido, heredero del catalanismo político más personalista que, gracias al pacto con Convergència en 1978, logró salir del anonimato sin perder sus esencias. Para UDC no ha sido fácil evitar que su socio mayor le engullera durante todos estos años de colaboración, pues han sido muchas las ocasiones en que los sectores más soberanistas de Convergència azuzaban a sus dirigentes para romper o absorber a una formación defensora de la centralidad y que siempre ha demostrado una gran desenvoltura en la política española. El ejemplo más reciente de esa cintura política de UDC ha sido precisamente la reforma estatutaria, un proyecto que nunca entusiasmó excesivamente a los socialcristianos pero que, como no podía ser de otra manera, ha constatado una vez más la capacidad negociador de quien ha sido y será por mucho tiempo el líder indiscutible de Unió, Josep Duran Lleida. Pese a los intentos de CDC de atribuirse la paternidad del texto, escenificada en la polémica foto de Artur Mas y José Luis Rodríguez Zapatero, lo cierto es que el llamado Pacto de la Moncloa fue fruto de la negociación, personal e intensa, entre Duran y el entonces portavoz socialista en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, con quien comparte el carisma y el talante negociador de los que, a juicio de muchos, carece el presidente de CiU. El líder de Unió, Duran Lleida, junto a Artur Mas, en una imagen de archivo más reciente se produjo con motivo de las declaraciones del presidente de Unió, precisamente a raíz del 75 aniversario de UDC, en las que insistía en la necesidad de que CiU entre a formar parte del Gobierno. Artur Mas, que hasta hace pocos días se jactaba de haber hablado con Zapatero de ese futuro pacto PSOE- CIU, asegura ahora que esa cuestión no está encima de la mesa, mientras que otros dirigentes con- IGNACIO GIL El juego sucio de CDC Duran fue excluido del Pacto de la Moncloa pero, al igual que en los tiempos difíciles de UDC, sacó pecho y denunció el juego sucio de CDC, precisando, no obstante, que su lealtad a la federación es incuestionable. Duran necesita de CiU, como CiU necesita del pragmatismo de quien la semana pasada se puso a disposición de Zapatero para llevar el proceso de paz en el País Vasco a buen puerto. El protagonismo del presidente de Unió siempre ha incomodado a Convergència, pero la jubilación de Jordi Pujol, firme defensor del papel de Duran en la federación, ha permitido a la dirección de CDC dar rienda suelta a su rabia. La muestra Duran ha acusado a CDC de usar los casos de corrupción para apartarle de la sucesión de Pujol El Estatuto y la posible entrada de CiU en el Gobierno enfrentan de nuevo al líder de Unió con Artur mas vergentes ironizaban respecto al deseo de Duran de ser ministro desde que hizo la primera comunión Cuando Duran contestó a la broma convergente- si quisiera ser ministro ya lo hubiera sido dijo- todo parecía indicar que esa nueva rencilla entre CDC y UDC quedaría archivada. Pero el dirigente socialcristiano reabrió hace unos días una vieja herida: la de la sucesión en CiU. Con una crudeza sin precedentes, Josep Duran acusó a Convergència de utilizar los supuestos casos de corrupción atribuidos a Unión- -casos Turismo o Pallerols- -para apartarle en la carrera por la sucesión. En su momento, el líder socialcristiano no escondió su enfado cuando Pujol bendijo a Artur Mas en 2001 como el nuevo dirigente de la federación, e incluso dimitió como consejero de Gobernación. CiU todavía gobernaba en Cataluña. Pero dos años después, en un nuevo alarde de tacticismo, Duran aceptó formar tándem electoral con Mas y revalidó su apuesta por la federación. Un tándem imposible pero necesario.