Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA ENTREVISTA LUNES 10 4 2006 ABC FERNANDO SAVATER Filósofo, escritor y miembro de Basta Ya Este alto el fuego es una victoria de los demócratas, no de ETA MADRID. Hace diez meses entró en zona de turbulencias y ahora se siente refrendado por los hechos, tras el aterrizaje en el alto el fuego permanente de ETA. Cuando el filósofo y miembro de Basta Ya Fernando Savater reveló a ABC su reunión privada con José Luis Rodríguez Zapatero en la que el presidente del Gobierno le relató las llamadas de los terroristas a las puertas del Estado, terminó vapuleado pero no lo suficientemente escaldado para callar. Muchos se empantanaron en si Zapatero o yo éramos buenos o pérfidos y no repararon en lo importante, en la segunda mesa Dice que desde entonces el entorno de ETA trata de colarnos la burla a las instituciones democráticas y por ahí sí que no debemos pasar. La única paz posible es la del acatamiento por todos del orden constitucional Por eso la plataforma cívica de la que forma parte. Basta Ya ha vuelto a la calle y el sábado se hizo oír en San Sebastián. -Dos semanas después de declarado el alto el fuego ¿Tenemos más elementos para evaluar su alcance? -Hay que dejar claro que se trata de una buena noticia, porque revela que ETA ha fracasado, no ha podido imponer su criterio, el Estado y las instituciones han resistido, la gente ha salido a la calle, la oposición ha ido creciendo en vez de disminuyendo y los jueces, la policía y el cerco internacional han hecho su labor. Así que de alguna forma hay que alegrarse porque lo hemos conseguido nosotros: los ciudadanos, las instituciones y todos los Gobiernos constitucionales que ha habido. No es una donación de ETA, no es un regalo de ETA, sino que es una asunción de su fracaso y de intentar rentabilizar lo que le queda antes de perderlo todo. Lo que pasa es que a veces las victorias son más difíciles de gestionar que las derrotas. El Estado constitucional español ha ganado la partida al terrorismo de ETA, pero ahora hay que gestionar eso de una manera hábil, dúctil, generosa si se quiere, pero también firme en los principios. Si hay pesimismo no es respecto a lo que está pasando, que es bueno, sino referido a que podamos o puedan meter la pata algunas de las personas que tienen responsabilidad en el asunto. -Pero las manifestaciones de Batasuna y otros gestos revelan que ellos no están en esa presunta derrota, sino en otra cosa... -Ellos tratan de rentabilizar y aprovechar lo poco que les queda. Intentan cruzar el mar mientras el mar está helado. Lo que mantiene el hielo es ETA, pero la superficie empieza a cuartearse y ellos se ven obligados a cruzar la orilla cada vez más rápido. A Fernando Savater le importan poco los términos concretos del comunicado etarra, porque no nos debe interesar lo que digan ellos. Las condiciones las tenemos que poner nosotros TEXTO: BLANCA TORQUEMADA FOTO: IGNACIO GIL Fernando Savater, durante la entrevista en su domicilio de Madrid ¿La réplica es la voz de las plataformas cívicas? -Cuando Basta Ya volvió a la palestra en febrero lo primero que hicimos fue sacar un comunicado en el que pedíamos la unidad constitucional y la reunión oficial del Pacto Antiterrorista porque nos parece que simbólicamente es una cosa muy importante, y naturalmente el rechazo de vías no constitucionales como mesas de partidos o de todo aquello que pueda dar impresión de que se pone entre paréntesis el orden constitucional para satisfacer a los que no lo aceptan. Por eso salimos a la calle para reivindicar eso en el País Vasco y en el resto de España, porque nosotros no aceptamos que los problemas que afectan a la inserción del País Vasco en España sean sólo un problema de los vascos. Creemos que los vascos tenemos capacidad de decisión, pero no solos. Por eso estamos dispuestos a apoyar al Gobierno a defender la Constitución, y a hacernos visibles y audibles, como hemos hecho este sába- do en San Sebastián. ¿Cuál cree que va a ser la hoja de ruta a partir de ahora? Tendemos a pensar que, en primer lugar, algo pasará con los presos... -Bueno, yo creo que ahora va a haber un periodo, probablemente hasta después del verano, como de prueba, en el que verdaderamente se vea que ETA ha declarado un alto el fuego a todos los niveles, alto a la kale borroka alto a la extorsión de los empresarios. Lo importante es comprobar que el alto el fuego es también el fin de las actividades mafiosas y coactivas de ETA. E igualmente es fundamental que los no nacionalistas aprovechemos ese tiempo para manifestarnos en la calle, no sólo en el plan de grandes concentraciones, sino en el de ir a lugares públicos, de hacer una vida normal para que se pruebe si es verdad que va empezando una convivencia sin la amenaza de la violencia. -Y, después de esa progresiva normalización social, ¿qué cabe esperar? -Cuando nos hayamos hecho a la idea de que realmente esta gente va en serio, otro de los pasos será el acercamiento de los presos, o al menos de algunos presos, lo que al fin y al cabo no deja de ser una medida administrativa. Y más adelante, si pasa un tiempo suficiente, quizá los implicados quieran hablar con las víctimas, y ver si las víctimas aceptan medidas de más alcance. Porque si alguien tendría que pedir un alivio de la política penitenciaria, deberían ser las víctimas, que son las más directamente afectadas por el terrorismo. Medidas como los indultos deberían pedirlas las propias víctimas, son las únicas que tienen derecho a hacerlo. Los que no tienen derecho son los que se han estado beneficiando de la violencia. -Hay un discurso en un sector de la opinión pública según el cual ya se han hecho cesiones políticas a la banda ETA. Se habla del caso del fiscal Fungairiño, de Rosa Díez... Y ahora meten en el saco incluso el nombramiento de Rubalcaba como ministro del Interior... -A Rubalcaba le oímos en el Parlamento una excelente y sólida crítica del Plan Ibarretxe, de la cual algunos pata negra nacionalistas como Egibar aún no se han repuesto. Y creo que tiene claro que la Ley de Partidos es el reglamento que debe leerse Batasuna como único modo de entrar en la legalidad. Por otro lado, reconozco que no me gustó nada su intervención en la tarde del 13- M: sectaria en el peor sentido de la palabra. En fin, le considero listo aunque tiene fama de malo Pero a estas alturas, prefiero los malos listos a los buenos tontos, porque éstos