Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE una lesbiana de 90 kilos le patee el culo. A Lindsay- Huevo de Pava- Lohan, otra que tuvo problemillas con la comida (y con el Vanity Fair donde se publicó) le ha dado ahora por la Cábala. El caso es entretenerse en algo chic, ya sea vomitar o la revelación mística. La pecosa sigue los pasos de Madonna y de Britney Spears, esas grandes pensadoras que un día se besaron. Bueno, por lo menos no han tirado por la cienciología. Vale que la Cábala es anterior a cualquier religión y que fue dada a la peña por el mismo Dios pero quizá fuera conveniente hacerse judía antes que cabalista, no sé. Cómo me gustaría saber lo que habría dicho Borges de esta moda de estrellas inquietas. Vamos, yo es que no veo a Lindsay Lohan estudiando el significado de las letras de la Torá e interpretando el Antiguo Testamento. La veo más leyéndose el Super Pop ¿QUIÉN ESTUVO EN BUNGALOW 8? unque verla, verla, no la veo, que si la viera (en Nueva York, claro) mandaría el reporte a www. gawker. com stalker, la web que recoge informaciones tan prescindibles como he visto a Woody Allen y a Soon Yi cenando en Bette con otra pareja. Ella estaba muy guapa y sonreía mucho. Woody no demasiado. Él parece un poco viejo La información dada es tan absurda que hasta se repite. Por un lado se dice que se ha visto a George Clooney y a Ellen Barkin en Bungalow 8 (club de moda) y, por otro, que se ha visto a George Clooney, a la misma hora, en Bungalow 8 bromeando toda la noche con una rubia de mediana edad (o sea, la Barkin, la bizca más atractiva del cine) A Clooney la página no le ha gustado nada y ha propuesto que se la boicotee mandando falsedades. Los de gawker han contraatacado ofreciendo un par de películas en DVD por una foto de Clooney en Nueva York, foto que enseguida recibieron. Y más choteo: han sacado una camiseta en edición limitada con la leyenda George Clooney me acosa Me voy a comprar una. Aunque prefiero la de Rubén Gómez que homenajea a River Phoenix. Lo que cuentan los remitentes (que si Uma Thurman salía de su casa, que si Colin Farrell estaba fumando) podría ser falso, pero es tan anodino que para qué inventárselo. No tiene la entidad de lo de Judas Iscariote, que ahora resulta que era un mandado. Ni con las rarezas y números de la Cábala se dan estos giros argumentales. A Jaidy, tras los pasos de Eugenia Gente BEATRIZ CORTÁZAR Jaidy Mitchell, que ha fichado como imagen de Tous, entre el matrimonio dueño de la firma omo el último fichaje de la temporada. Así se ha presentado esta semana la llegada de la modelo mexicana Jaidy Mitchell a la firma Tous donde prestará su imagen de cara a las próximas campañas. Envuelta en un falda- faja negra y con tacones de vértigo la que fuera mujer del cantante Alejandro Sanz es mucho más explosiva al natural de lo que reflejan las fotos. Su belleza no es clásica, su perfil tampoco, sus curvas puede que sí. Con las caderas marcadas observo que Jaidy responde al perfil de Jennifer López, vamos, que es de trasero latino y es que México le sale por cada poro de su piel. De su tiempo con Alejandro Sanz aprendió la discreción, que maneja como nadie. A estas alturas de la película aún sigue sin confirmar si llegó a casarse por el rito balinés con el músico o si aquello fue tan sólo una fiesta de caracterización. Donde no se calla es cuando habla de su hija Manuela. Cada día se parece más a su padre confiesa. Pero escurre el bulto con auténtico arte cuando le recuerdan los rumores que circulan sobre un affaire con el futbolista mexicano Rafael Márquez. Jaidy insiste en que no descarta volver a enamorarse y de esa manera despista al personal. Tampoco hace caso de las declaraciones de la ex mujer de Márquez quien, entre lágrimas, dijo tener pruebas de ese romance. Pero ni por esas. Celosa de su vida privada no sabe no contesta o, mejor dicho, se niega a entrar al trapo. C La duquesa de Montoro es una mujer feliz al lado del hombre que ama- -Gonzalo Miró- -y más ahora que va a volver de Nueva York Para tenderle la mano de forma simbólica, la mexicana tuvo a su lado a un peso pesado de la firma, Eugenia Martínez de Irujo, quien diseña su propia colección de joyas. La duquesa de Montoro es una mujer feliz al lado del hombre que ama- -Gonzalo Miró- -y más ahora que cuenta los días para que vuelva de Nueva York y se instale en Madrid en cuanto termine el curso de producción de cine, que ha hecho sumando horas y restando días. Aunque suene complicado así es como Miró ha compaginado su carrera con su novia. Como los pilotos de vuelo, para aprobar tenía que hacer horas y para seguir con Eugenia tenía que coger aviones. Por eso los días que estaba en Manhattan hacía jornada doble y conseguía días libres. Pura matemática. Si el dinero y la felicidad son cosas que no se pueden esconder, lo que Eugenia no piensa decir es cómo se encuentra su madre, la duquesa de Alba, tras el escándalo con el libro de Antonio el bailarín. Está todo en manos de los abogados dice quien acaba de ganar la demanda que puso a un programa de televisión y por la que la Audiencia de Sevilla les condena a indemnizarla con noventa mil euros. No es extraño que haya recomendado a su madre a abogado. Y en esas están ahora.