Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE mos que vivimos en el país de las mil marbellas. Marbella es la conjunción del delirio inmobiliario, el urbanismo salvaje, la discrecionalidad de los gestores, la justicia perezosa, la laxitud de la Agencia Tributaria y otros tantos políticos mirando para otro lado que ha dado como resultado un fiasco por ahora de 2.600 millones de euros. Falta algún banco en Marbella e intermediarios a través de los cuales se hacían las operaciones. Lo peor es que siguen sin definirse las competencias entre comunidades y ayuntamientos. En España se pueden encontrar tantas clases de suelo como definiciones quieran hacer las comunidades. Y vamos por el enésimo intento de poner en marcha una Ley del Suelo estatal mientras que los municipios negocian otra ley del Suelo autonómica. EL QUE NO COMPRA, ESTORBA rente a esta situación está la alegría del Salón inmobiliario de Madrid en el que se cumple el aserto americano de Aquí el que no compra estorba Se regalan pura sangres, coches, viajes al Caribe a cambio de comprar un piso. En el SIMA, que le ha ganado por la mano al Barcelona Meeting Point, se ve el peso de un sector sobre el que se han asentado las grandes empresas- -cuya capitalización se ha duplicado en el último lustro- -y nuevas fortunas españolas. Hay fila para salir a Bolsa: Renta Corporación, Parquesol, Inmobiliaria San José... Mientras el Banco de España insiste en que el precio de la vivienda esta sobrevalorada al menos en un 20 por ciento y empiezan a ser legión los brokers, promotores, universidades, institutos que hablan de aterrizaje no brusco del sector. Y los tipos han empezado a subir. La vivienda es garantía de la tercera parte de los créditos bancarios y el riesgo crece conforme el mercado más tarda en hacer la corrección, ha escrito en un artículo Jaime Caruana, gobernador del Banco de España. Los cimientos de Marbella han crujido por la aluminosis de la corrupción, se ha puesto en solfa por enésima vez el modelo de financiación de los ayuntamientos y comunidades por la vía de la especulación del suelo, el desmadre de la legislación y todo ello en un sector esencial para la economía española que, por cierto burbujea y burbujea mientras surgen las primeras voces que hablan de desaceleración. Federico García Lorca con su hermana Isabel n la última comparecencia del presidente del Gobierno en la sesión del control de la Cámara, mientras anunciaba un conjunto de actos conmemorativos del 75 aniversario de la Constitución de la Segunda República, y el proyecto de Ley de Memoria Histórica, José Luis Rodríguez Zapatero declaraba: Es un buen recordatorio para saber que la España de hoy mira a la España de la Segunda República con reconocimiento y satisfacción Sería saludable que tres cuartos de siglo después de la famosa frase del Almirante Aznar, aquella de España se ha acostado monárquica y se ha levantado republicana la España de hoy: monarquía constitucional, demócrata y europea, pueda por fin enfrentarse con naturalidad y desde un punto de vista cultural e histórico a aquel periodo efímero de nuestra memoria. Antes del señalado día 14 de abril, para más ironías del destino caerá en viernes santo, las mesas de novedades de las librerías aparecen abarrotadas de libros que analizan desde un prisma u otro más o menos mediatizado la tricolor efeméride, y la violenta convulsión de su caída que marcaría la Guerra Civil. Frente a los habituales, aparecen libros de rigor histórico, sin sectarismos, lo que resulta alentador en la restitución de la verdad y el pasado, con espacio, incluso, para revisiones más contemporáneas y desengrasadas de tan complejo momento. Entre estos libros menos aplomados está la publicación de la flamante finalista del premio Nadal de nove- ABC F Rojo, amarillo y morado Cultura M. FRANCISCO REINA E la, Marta Sanz, encargada de la compilación de Rojo, amarillo, morado junto a la Fundación Domingo Malagón. En él, la más aguerrida milicia de la joven narrativa española marcha en vanguardia para dar voz a una generación: Irene Zoe Alameda, Teresa Aranguren, Magda Bandera, Coché Echarren, Lucía Etxebarria- -editora además de este nuevo sello de la editorial Martínez Roca, Astarté, donde aparece el libro- -María Frisa, Asís Lazcano, Luis Martínez de Merlo, José María Mijangos, Francisco Quintero, Manuel Rico, Isaac Rosa, David Torres, Imma Turbau, entre otros, revisitan e interpretan en sus relatos con ironía, nostalgia, sentido crítico, implicación o distancia la II República. Asegura Marta Sanz en la contracubierta que son cuentos escépticos y cuentos que hacen planes o ajustan cuentas. Cuentos divertidos y tristísimos, fantásticos y documentales. Cuentos intimistas y cuentos épicos. Cuentos contados por hombres y por mujeres, por adolescentes perplejos o por ancianos a punto de perder la razón. Cuentos que suenan a cuplé y cuentos de siempre, contados para un niño que aún no comprende el significado de conceptos como democracia, libertad o justicia... Los autores abordan la República desde un prisma que al rotar permite apreciar los matices de su luz y de su sombra: algunas se colocan en el (Pasa a la página siguiente) El 14 de abril, viernes santo, los escaparates estarán abarrotados de libros que analizan la tricolor efeméride, y la violenta convulsión de su caída que marcaría la Guerra Civil