Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 4 06 PRÓXIMA PARADA NUESTROS CORRESPONSALES Roma B. Aires Nueva moda Sexo ortodoxo La ortodoxia rabínica tiene las más estrictas reglas formales para casi todos los actos de nuestra vida cotidiana. El sexo, entre ellos. No es que imponga la prohibición, sino el acatamiento a un rito JUAN CIERCO Bruselas París Rabat Nueva York JERUSALÉN JUAN CIERCO México Washington Berlín or muchos años que uno viva en Jerusalén sabe a ciencia cierta y cielo abierto, aquí el cielo vale más que la tierra ocupada, que cada día se acostará con una nueva sorpresa bajo la almohada. Pasen y vean, acompáñenme en este breve paseo entre las bambalinas del judaísmo más desconocido. Les presento a Tzvi Zohar, profesor de la Universidad de Bar Ilán, quien tras repasar la historia de su religión, escudriñar la Torah y consultar a las más altas jerarquías ashkenazíes y sefardíes ha publicado en una revista de pensamiento judío, Akdamot, en el artículo más leído en los últimos diez años en Israel por los jóvenes ultraortodoxos, que practicar el sexo antes del matrimonio no está prohibido por la Halajá la Ley judía, siempre y cuando la mujer haya tomado su mikve (baño purificador tradicional) después de su menstruación. P Con ese baño queda en suspenso la nida (prohibición al hombre de entrar en contacto físico con una mujer impura) y las relaciones sexuales con una mujer están permitidas. Las conclusiones del artículo, cuyo eco ha superado a cualquiera de los escritos estos días sobre los resultados de las elecciones en Israel o el sempiterno conflicto con los palestinos, han disparado la libido juvenil ultraortodoxa, ante la preocupación de muchos rabinos responsables de las yeshivas (escuelas rabínicas) que ven cómo sus alumnos en edad de merecer piensan, ya no sólo eso, más en sus vecinas que en la Torah. Viajemos ahora hasta Tel Aviv. Hasta el local más de moda entre El antiguo Gran Rabino de Israel, Mordejai Eliyahu, ha sentenciado que queda prohibido cantar bajo la ducha. Se puede tararear música, eso sí, pero sin pronunciar palabra esa juventud piadosa, el Meidele 3 (Nena) que ofrece comida kosher elaborada según las normas de la religión judía, y también la posibilidad de mantener relaciones sexuales con muchachas en los servicios, tras bailar con ellas y beber juntos tequila. La marcha comienza en realidad de madrugada y no acaba hasta entrada la mañana, momento en el que los más osados usan sus teléfonos, también kosher para contarles sus venturas a sus amigos más tímidos. Teléfonos que ya utilizan en Israel más de 20.000 religiosos, muy sencillos de manejar, que sólo permiten hacer y recibir llamadas, sin cámaras digitales ni mensajes de texto y, por supuesto, con el sello de aprobación del Comité Rabínico para las Comunicaciones Ya de regreso a casa, en la Ciudad Santa, siempre atenta al cielo protector, el joven ortodoxo protagonista de este paseo agotador se prepara para darse una ducha reparadora. Cansado pero feliz, satisfecho de haber vivido una noche para su particular historia sin haber faltado a una sola de las leyes judías, no puede sin embargo demostrar su euforia cantando bajo la ducha. El ex Gran Rabino de Israel, Mordejai Eliyahu, lo ha sentenciado en una de las emisoras piratas de radio ultraortodoxas: Cantar bajo la ducha está prohibido El idioma hebreo es demasiado sagrado, según el Rabino Eliyahu, como para mezclarlo con el espíritu endemoniado siempre presente en los cuartos de baño. Se puede tararear la música, eso sí, pero sin pronunciar palabra. Como les decía, a diario sorpresas kosher para debajo de la almohada. Atenas Londres Moscú Pekín Policías israelíes protegen a los participantes en la tradicional marcha del Purim Viena Estocolmo