Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid DOMINGO 9 4 2006 ABC La Guardia Civil busca a un anciano que desapareció de su casa en Algete hace seis días ABC MADRID. Agentes de la Guardia Civil han montado un dispositivo especial de búsqueda en la zona Norte de Madrid para localizar a un hombre, de 78 años, que desapareció el pasado lunes, 3 de abril, de su domicilio en la localidad madrileña de Algete. Un helicóptero y un dispositivo de la Unidad Canina peinan la zona desde hace días, informa Servimedia. La familia de Félix Arquero de Benito, que vivía con su sobrina en Algete desde que falleció su esposa hace unos meses, relató que el anciano salió de casa el lunes, sobre las 11 de la mañana, para ir a jugar a la petanca, en un parque de la localidad, cercano a su domicilio, donde los jubilados se reúnen habitualmente. Desde entonces, la familia no ha tenido noticias de Félix aunque, según los datos del operativo de la Guardia Civil, un guarda de la urbanización Las Castillas, situada en el Casar de Talamanca (Guadalajara) a unos diez kilómetros de Algete, dijo haber visto y hablado con un hombre de las mismas características que Félix Arquero que andaba solo por la carretera, sobre las tres de la madrugada del martes. MADRID UNA Y MEDIA SEMANA SANTA JESÚS HIGUERAS Llamamiento de la familia La Guardia Civil se afana en dar con el paradero del desaparecido aunque, de momento, ha perdido su rastro. La familia ha hecho un llamamiento a la población por si alguien tiene alguna pista para dar con él y ha trasladado su petición a todos los municipios de la zona. T odos comprendemos lo que significa hacer alianza con alguien y más, si el motivo de esa alianza es el amor. Así, dos enamorados se comprometen a entregarse, a hacerse felices mutuamente y a compartir destino y existencia. De algún modo Dios, desde que se revela al hombre, por medio de sucesivas alianzas intenta manifestarle su compromiso de estar junto a él y de provocarle la felicidad en la tierra y después en el Cielo. Pero no es hasta la llegada de Cristo, hasta la Encarnación del Verbo, cuando la Alianza se hace tan real y tan cierta que Dios se hace uno más de nosotros, toma nuestra carne, asume nuestras preocupaciones, vive nuestros problemas, sufre con nosotros, sueña con nosotros y vive realmente con nosotros. Para un cristiano, celebrar la Semana Santa no es recordar simplemente lo bueno que fue Jesucristo al venir a la tierra, sino que celebrar las fiestas pascuales es dejar que ese Dios renueve dentro de mí la alianza hecha en Cristo, una alianza cada día nueva, pero que a la vez es eterna y por la cuál Cristo me manifiesta su amor, es el mensajero del amor del Padre y el trasmisor del amor del Espíritu Santo por cada uno de los seres humanos. En Semana Santa, el cristiano vive en su corazón lo que vivieron los discípulos y los apóstoles en el Cenáculo, en Getsemaní, en el Monte Calvario y en el Santo Sepulcro. Todo aquello sucede ahora, de manera que el Señor renueva cada año su alianza con nosotros y nos pregunta a cada uno si queremos vivir ese compromiso con Él. No hay momento más bello ni más intenso en la vida del cristiano que la Semana Santa. No hay modo más claro de expresar el amor que Dios nos tiene que su Pasión, Muerte y Resurrección, cuando Cristo sufre con nosotros y por nosotros, enseñándonos que a Dios sí le salpican los problemas de los hombres. ¿Cómo vamos a vivir este año esa Alianza que Dios hace con nosotros? ¿La vamos a ignorar? Muchos saldremos de vacaciones, buscaremos las playas o las montañas, pero tal vez no nos anestesiaremos para no querer una vez más oír la voz de Dios que te invita, te pregunta si le quieres, si quieres renovar esa alianza con Él. Meditar, agradecer y vivir con Cristo la Pasión, es el mejor modo de asimilar el mensaje y la gracia que Cristo ofrece a cada cristiano que realmente quiere ser su discípulo.