Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 DOMINGO 9 4 2006 ABC Madrid Aumenta la llegada de subsaharianos derivados de Canarias con 3.000 en tres meses Entre quinientos y mil malviven en las calles de Madrid, a la espera de lograr la residencia por arraigo b La presión migratoria irregular en el archipiélago canario ha provocado que desde hace un mes hayan aumentado los vuelos a Barajas de tres a seis M. J. ÁLVAREZ MADRID. Invisibles, sin derechos, y sin atención médica, ya que la mayoría no se empadrona, por carecer de pasaporte y vivienda o por temor a que les expulsen. A su lado, los inmigrantes irregulares son unos privilegiados Así piensan muchos. Otros, agregan a todo ello cierta dosis de picaresca: la que lleva a estos seres desesperados a deshacerse de su documentación- -en caso de que la tengan- -para impedir ser devueltos a sus países de origen. El resultado es que acaban convirtiéndose en víctimas de su situación. Son los subsaharianos que procedentes de Nigeria, Mali, Ghana, Camerún, Guinea Conakry, etcétera, atraviesan el continente africano en un largo periplo que dura años para terminar malviviendo en las calles, en un éxodo sin fin. Entre 500 y un millar se encuentran en esa situación en Madrid, según manifiestan las asociaciones y ONG. Cada vez llegan en mayor número, ante la hambruna, plagas, sequía y guerras que asolan el vecino continente. Cuando los centros de extranjeros de Ceuta, Melilla y de Canarias están sa- turados, son derivados a la península en aviones de la Dirección General de Policía a Valencia, Murcia, Barcelona, Málaga y Madrid. En esta ciudad, la presión de la inmigración ilegal ha provocado que, desde el mes pasado, la frecuencia de vuelos con destino a Barajas haya pasado de tres a seis a la semana. Así ocurrió los últimos días de marzo: el lunes, aterrizaron en Barajas 35, el martes, 60, el miércoles, 76... procedentes de la Base Civil de Gando (Gran Canaria) no en vano es el archipiélago el lugar de procedencia de la mayoría de estos sin papeles indicó Rodrigo Gavilán, de la Confederación Española de Policía (CEP) Así, sólo en el primer trimestre de 2005 han llegado a la capital 3.000 subsaharianos, frente a los 7.000 de 2004. A este ritmo, que irá in crescendo con la llegada del buen tiempo, fácilmente se puede doblar la cifra al finalizar el año, asegura Maximiano Correal, del Sindicato Unificado de Policía (SUP) Ahora acceden a nuestro país a través de Mauritania, de donde parte la avalancha de cayucos, el actual punto de La Policía identifica a africanos instalados junto a La Almudena salida con destino a Europa. La situación no es nueva y salió a la luz en 2002, aunque se remonta a 1992 y sigue sin resolverse denuncia el SUP. Aterrizan con una orden de expulsión y con escasas posibilidades de legalizar su situación; están en una especie de limbo legal, ya que no pueden ser repatriados ni trabajar. Ejercen de gorrillas o realizan trabajos tan esporádicos y precarios como mal pagados. Con ellos, sobreviven a duras penas, junto a la atención de ONG como Karibú- -que ofrece atención médica y manutención- alojándose en los pisos de emergencia del Ayuntamiento de Madrid o en la red de albergues. Al final acaban en la calle puesto que las ayudas son escasas y temporales indica Abuy Nfubea, presidente de la Federación Panafricana. En el parque de Santander (Cuatro Caminos) hay unos cuantos, y en el de Emir Mohamed I, en la muralla medieval, junto a la Almudena, malvive cerca de un centenar, hacinados, en dos oquedades abiertas en los muros. Son los más desesperados y a los que las mafias o sus redes de apoyo se la han jugado, pues Madrid es para ellos un Hombres fuertes y dignos acaban maleados y dispuestos a hacer cualquier cosa que les dé de comer Cinco mil inmigrantes irregulares son detenidos cada año en la región Sólo en la Comunidad de Madrid se producen una media de 5.000 detenciones al año por vulnerar la Ley de Extranjería, o, lo que es igual, por estancia ilegal. Una minoría de ellas corresponden a ciudadanos del África Subsahariana, pues el grueso de irregulares es de Suramérica y Este de Europa. Prueba de ello es que del cerca del millón de inmigrantes empadronados en la región, sólo 14.352 son africanos- -el 2,7 del total de extranjeros- -pertenecientes a 20 países diferentes, según datos municipales. En 2005, los arrestados por carecer de papeles fueron 4.800, según fuentes del SUP. Mientras, en el Centro de Internamiento de Carabanchel, el único en la región, ingresaron 1.600; la mayoría, rumanos (300) seguidos de los norteafricanos: marroquíes (180) y argelinos (105) A larga distancia se sitúan los nigerianos (48) cameruneses (18) y los oriundos de Gambia (2) Aunque la policía les pida la documentación y terminen en comisaría, si no delinquen quedan en libertad. Los subsaharianos no son conflictivos, se adaptan bien y precisan que se creen centros de acogida Más de 40 personas duermen cada día en un espacio como éste CHEMA BARROSO