Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional ELECCIONES EN PERÚ DOMINGO 9 4 2006 ABC OLLANTA HUMALA Ex teniente coronel y candidato presidencial por la Unión Por Perú El Gobierno español es más nacionalista que yo y el ejemplo es Endesa LIMA. El 29 de octubre del 2000, el mismo día que Vladimiro Montesinos, socio de Alberto Fujimori en el Gobierno, huía del país, Ollanta Humala protagonizaba una asonada, con un puñado de hombres, más simbólica que real. Aquellos sucesos, considerados por algunos una cortina de humo, fueron su fecha de nacimiento en la política. Hoy tiene 43 años y es el candidato favorito en las elecciones por su formación Unión Por Perú (UPP) Le acusan de participar en la guerra sucia contra la organización terrorista Sendero Luminoso en los años 90, cuando estaba en activo. Intenta distanciarse de las declaraciones de su familia, es descabellado amnistiar a Abimael Guzmán (cabecilla de Sendero Luminoso) Asegura que no cree en el eje del mal, creo en el eje latinoamericano y garantiza: no soy homofóbico ni creo que haya que fusilar a los homosexuales ¿Cuál es su concepto de nacionalismo para Perú? -Mi idea es poner al servicio de la nación los recursos. Pero es clave que entiendan que no vamos a expropiar ni a estatizar, eso son métódos del pasado. Nuestro objetivo es que el Estado participe como socio en las empresas. Se puede hacer mediante ampliaciones accionariales o incorporar, -siguiendo el ejemplo de España- la acción de oro. Hay muchas formas imaginativas de hacer participar al Estado. -Se puede interpretar como un nacionalismo radical... -Mire, ustedes se atreven a hablar hasta de empresas estratégicas España es más nacionalista que nosotros. Yo no he llegado a un nivel como el de su Gobierno y el ejemplo es Endesa. No soy tan audaz. ¿Tiene alguna queja de las empresa españolas, como Repsol- Ypf o Teléfonica, que están radicadas en Perú? -Tenemos una queja contra una empresa del sector de comunicación- -no le voy a dar el nombre- -que ha estado apoyando a un partido político, en concreto, al de la señorita Lourdes Flores. Lo ha hecho para favorecerla a ella y, por lo tanto, para perjudicarnos a nosotros. La protesta se la hemos hecho llegar al embajador de España. Le hemos manifestado que esa conducta compromete la actividad misma de esa empresa en Perú. Ese caso es grave pero, en general, no tenemos queja de las inversiones españoles. Han comenzado a entender. -Pero su candidatura les asusta... -He hablado con empresarios españoles y no he visto a ninguno asustado. Tampoco me han dicho que se van a ir del país. Creo que eso es significativo. Nosotros creemos en la inversión extranjera sana. Tienen que pagar sus Es el favorito en las elecciones de hoy. El nacionalismo es su bandera. Asegura que formará un Gobierno con las reglas claras, que imponga autoridad pero que no sea autoritario CARMEN DE CARLOS ENVIADA ESPECIAL impuestos y dejar en el país las ganancias que correspondan para poder volcarlas al desarrollo social. Vamos a ser un Gobierno con las reglas claras, que imponga autoridad, no que sea autoritario. No vamos a permitir caminos turbios para lograr contratos con dinero por debajo de la mesa. ¿Contempla su proyecto nacionalista extenderse por la región con otros presidentes de Iberoamérica? -Con los que podemos formar una gran familia son Evo Morales en Bolivia, Hugo Chávez en Venezuela, Lula en Brasil y Kirchner en Argentina. He conversado con ellos cuatro y tengo la esperanza de que se sumen a este proyecto la señora Bachelet, Tabaré Vázquez y otros líderes nuevos para desarrollar este proceso de recomposición de América Latina. Para mí se encuadran dentro de la etiqueta de fuerzas progresistas donde el denominador común es buscar una respuesta alternativa al modelo económico neoliberal. -Ha metido en el mismo paquete a gente diferente. Para Estados Unidos algunos de los que mencionó pertenecen a lo que George Bush bautizó como eje del mal -No creo en eso, porque si hay un eje del mal debe haber uno del bien. Y ¿quién moraliza al moralizador? Yo creo en el eje latinoamericano y en ese eje voy a trabajar. ¿En que dirección debe apuntar ese nuevo escenario político de la región? -Mire, el sistema político colapsó hace diez años. Hubo golpes de Estado y movilizaciones populares que provocaron la caída de tres presidentes en Ecuador, dos en Bolivia, uno en Argentina y la fuga de Alberto Fujimori de Perú. Eso no es casualidad, es producto de la degradación del sistema político de la región. Ahora estamos en un proceso de recomposición. -En Perú, algunos sectores, incluido el arzobispo de Lima, monseñor Juan Luis Cipriani, le etiquetan como una especie de reencarnación del peligro. ¿A qué lo atribuye? -Habría que preguntarle al cardenal. Me ha sorprendido... Me parece preocupante que haya adoptado esa postura. En cuanto a los sectores sociales que me atacan, son de la clase alta. Lo hacen porque quieren a Lourdes Flores que es la aspirante presidencial de los ricos y muchos porque temen perder los privilegios que obtuvieron con la vieja política. Pero los que creen en la justicia social, en el respeto a la vida, a las instituciones y a las libertades fundamentales de las personas y de la democracia, van a acompañar nuestro proyecto el domingo. -Ahora que menciona esos valores ¿Qué piensa de las declaraciones de miembros de su familia que proponen fusilar a los homosexuales? -No las suscribo y las rechazo de plano. Yo no soy homofóbico, no creo en los fusilamientos. Pero además mi familia no es parte del partido: yo tengo 43 años, mi esposa, dos hijas... Ya soy bastante grande como para hacerme cargo de lo que dicen mis familiares. No tengo por que asumir su responsabilidad. ¿Ustedes no comenzaron juntos en la política... -No, eso es falso. Yo entro a la política en enero de 2005 cuando salgo del Ejército. En abril fundo mi Partido Nacionalista Peruano, que es otra cosa distinta al etnocacerismo corriente xenófoba del general Abelino Cáceres que pregonan mis hermanos. Yo no comulgo con eso. He construido mi propio camino, mi propia imagen y el pueblo nos está apoyando a nosotros y no a ellos. Por eso en sólo ocho meses se ha creado el llamado Fenómeno Ollanta, consolidado como la primera fuerza del país. ¿Pero le perjudica a lo que digan sus hermanos o sus padres? -Es irrelevante, no me detengo en pequeñeces. Yo sigo mi campaña. Es una cosquilla. A mí me están acusando de violador de los derechos humanos, de antijudio, de racista, luego de instrumento del lobby judio... Es una locura, forma parte de la campaña sucia y del terrorismo político que se está haciendo en el país. Están intentado polarizar las cosas entre el miedo y la continuidad. Tratan de presentarlo como democracia contra la dictadura. ¿Qué explicación le encuentra a esa situación que describe? -Que en Perú estamos bajo una dictadura del poder económico de la derecha, aunque sean una minoria. Lo que hay que hacer es construir una verdadera democracia. ¿Qué pronóstico hace en caso de que Lourdes Flores sea la próxima presidenta de Perú? -No creo que terminara su mandato. Ni siquiera que pasara un año su Gobierno. En ese caso yo, definitivamente, estaría en el sector de la oposición democrática. ¿Es partidario de la erradicación de los cultivos de la hoja de coca? -Estoy en contra de la erradicación compulsiva de la hoja de coca. La solución es la erradicación rentable de ese cultivo para darle una oportunidad al campesino y que pueda escoger otro alternativo. Habría que hacer una búsqueda de mercados para productos legales de la hoja de coca. Para lograrlo hay que trabajar de la mano con los países involucrados en la oferta y la demanda de cocaína. El Estado no puede evadir su responsabilidad, porque el abandono de un sector productivo importante como fue la agricultura, provocó que muchos campesinos inmigraran a la ciudad y otros se volcaron a la hoja de coca. Hay 300.000 familias cocaleras y eso no es un problema del narcotráfico, sino social, porque el campesino está en la base más pobre de la pirámide. ¿Es partidario de indultar al cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán? y ¿Cómo atacaría los resabios que quedan de la guerrilla terrorista? El padre de Humala apoya un indulto -No, no se le puede amnistiar. Es descabellado. Creemos sí en la reconciliación de los peruanos, en la paz. Pero esa reconciliación debe empezar por un resarcimiento material a las víctimas del terrorismo, a los pueblos que han sido azotados por Sendero. Somos el único Un grupo de trabajadores de la organización electoral preparan el material para votar