Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional DOMINGO 9 4 2006 ABC Roca no fue al entierro de su padre para evitar asistir esposado y bajo custodia AGENCIAS MURCIA. Juan Roca, padre del presunto cerebro de la trama de corrupción urbanística en Marbella, Juan Antonio Roca, fue enterrado ayer en el cementerio de Canteras de Cartagena sin la asistencia de su hijo, que se halla en prisión incondicional preventiva en el penal malagueño de Alhau- rín de la Torre. En el sepelio, los familiares del fallecido no quisieron hacer declaraciones. Juan Antonio Roca pidió permiso para salir de la cárcel y asistir al entierro de su padre sin custodia policial, lo que le fue denegado por la autoridad judicial. Ello llevó al interno a presentar un escrito en el que informaba de su decisión de no viajar a Cartagena si tenía que hacerlo esposado y acompañado por las Fuerzas de Seguridad. El presunto factótum del entramado de corrupción urbanística de Marbella está acusado de los delitos de malversación de fondos públicos, cohecho y blanqueo de capitales. La Gestora de Marbella se creará después de Semana Santa y será muy técnica ABC MÁLAGA. Después de que ayer se publicara en el BOE la disolución del Ayuntamiento de Marbella, empiezan a conocerse los perfiles de la Comisión Gestora que inmediatamente después de esta Semana Santa tomará las riendas del Consistorio hasta las próximas elecciones municipales. El presidente de la Diputación Provincial de Mála- ga, Salvador Pendón, tras reunirse con representantes de PSOE, PP, IU y PA, adelantó ayer que la Gestora estará compuesta por personas eminentemente técnicas y será presidida por un independiente. La estricta profesionalización de la gestión municipal se considera imprescindible, según el presidente de la Diputación, por la situación casi de penuria del Ayuntamiento tras años de reiteradas prácticas de corrupción urbanística. También dijo qu el presidente de la Gestora deberá ser alguien independiente, de autoridad moral incontestable y clara referencia social De acuerdo con la propuesta que está actualmente sobre la mesa, la Gestora estará integrada por 16 miembros (6 del PP, 6 del PSOE, 2 de IU y 2 del PA) lo que ha motivado las quejas de los andalucistas, que consideran insuficiente su representación. Mañana lunes se reunirán los partidos para constituir una comisión redactora del reglamento que determinará las funciones del órgano constituido en esta situación excepcional. Pendón manifestó también que aunque hay un plazo de un mes para la constitución de la Gestora, sería deseable acortar los plazos y ponerla en marcha cuanto antes. Por otra parte, las secuelas de la crisis marbellí también se dejarán sentir en la Diputación Provincial, que tendrá que terminar la legislatura con un diputado menos por la baja del único representante del GIL, Antonio Luque, uno de los ediles del disuelto Ayuntamiento de Marbella. La ley establece que si la reducción del número de diputados no afecta a la mayoría absoluta, como es el caso, no procede la sustitución. Renuncia de García Marcos También se conoció ayer que la primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Isabel García Marcos, comunicó a su abogado su intención de renunciar a su acta de concejal, dado que los hasta ahora cargos públicos del Consistorio marbellí siguen en funciones hasta la constitución de la Gestora, según establece el Real Decreto de disolución. Esta iniciativa puede tener trascendencia desde el punto de vista jurídico o procesal según el defensor de García Marcos. El resto de los miembros de la Corporación no han optado por la renuncia, de momento. Tanto la secretaria provincial del PSOE de Málaga, Marisa Bustinduy, como el presidente provincial del PP, Joaquín Ramírez, se expresaron ayer en términos conciliadores tras la reunión con el presidente de la Diputación. Ramírez criticó la reclamación de los andalucistas, que piden tener mayor representación, y dijo que no es la hora de hacer partidismo, sino de tener los pies en el suelo Bustinduy, por su parte, dijo que la solución para Marbella tiene que pasar por el consenso de todas las fuerzas